La economía saca la cabeza y crea 1.650 empleos diarios durante un trimestre
  1. Economía
LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO PÚBLICO SE RALENTIZA

La economía saca la cabeza y crea 1.650 empleos diarios durante un trimestre

El paro bajó en 225.200 personas en el segundo trimestre respecto al trimestre anterior, un 3,6% menos, situándose en 5.977.500 personas

Foto: El paro en España baja de la cota de los seis millones en el segundo trimestre (EFE)
El paro en España baja de la cota de los seis millones en el segundo trimestre (EFE)

La economía saca la cabeza. Desde luego, en el segundo trimestre de este año y en términos de empleo. La Encuesta de Población Activa (EPA) que ha publicado este jueves Estadística refleja, en concreto, que entre abril y junio la economía española creó nada menos que 149.000 puestos de trabajo -algo más de 1.650 empleos diarios-, con lo que el número de ocupados se ha situado en 16,78 millones. La tasa anual de destrucción de empleo baja hasta el -3,64%.

El número de parados, sin embargo, se reduce algo más, hasta los 225.000, lo que significa que la economía española continúa perdiendo población activa debido a la combinación de un doble fenómeno: los flujos migratorios de nacionales y extranjeros y el llamado ‘efecto desánimo’, que se produce cuando un trabajador en paro deja de buscar un empleo porque está convencido de que no lo encontrará. Eso ha permitido que el paro vuelva a situarse por debajo de la cifra psicológica de los seis millones (5.977.500). La tasa de actividad, de hecho, ha bajado hasta el 59,54%, el menor registro desde el tercer trimestre de 2007, al comienzo de la crisis.

Los 149.000 puestos de trabajo creados en el segundo trimestre son, en todo caso, muy relevantes. No sólo por la cantidad de empleos creados, sino, también, porque se ha producido en un contexto recesivo. El PIB, según la reciente estimación del Banco de España, habrá caído una décima en términos intertrimestrales entre abril y junio y un 1,8% en términos interanuales. Pese a ello se han creado 1.650 empleos diarios.

En el mismo periodo de 2011 se crearon más puestos de trabajo: 151.400, pero entonces la economía estaba creciendo y salía de la primera recesión, lo que refleja que algo se está moviendo en el mercado laboral. Ahora bien, tampoco hay que olvidar que el primer trimestre de este año el comportamiento del empleo fue especialmente adverso. Se destruyeron nada menos que 323.000 puestos de trabajo en apenas 90 días.

¿Qué significa esto? Pues que la economía, en el segundo trimestre de este año, ha recuperado casi la mitad de los empleos destruidos en el primero, lo que explica que en términos anuales se sigan perdiendo puestos de trabajo. El propio Gobierno admite en sus últimas proyecciones que en 2013 se seguirá perdiendo ocupación. Hay que tener en cuenta que aunque el ritmo de destrucción de empleo ha bajado hasta el -3,64%, continúa siendo la mayor tasa desde el cuatro trimestre de 2011, lo que refleja la intensidad del ajuste laboral.

¿Y quienes encuentran un puesto de trabajo? Según Estadística, el aumento del empleo es mayor entre los hombres (107.400) que entre las mujeres (41.600). Por nacionalidad, la ocupación sube en 86.100 entre los españoles y en 62.900 entre los extranjeros. El incremento en el empleo afecta prácticamente a todos los grupos de edad, y se concentra especialmente en los mayores de 39 años (119.300 ocupados más).

Empleo estacional

Según el INE, quienes han encontrado un empleo lo han hecho fundamentalmente en el sector servicios (154.800 nuevos ocupados) y en la agricultura (37.500), mientras que la construcción (-26,500) y la industria (-16.800) continúan destruyendo puestos de trabajo. Estas cifras son las que mejor definen el perfil del empleo que se ha creado en el segundo trimestre de este año, que tiene un componente marcadamente estacional. Algo que es consustancial al sistema productivo español, influido por la alta estacionalidad. Los trimestres centrales del año suelen ser buenos desde el punto de vista del empleo y malos los restantes.

De hecho, la mayor parte del empleo creado entre abril y junio es a tiempo parcial. En concreto, el empleo a tiempo completo subió el anterior trimestre en 56.400 personas, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial lo hizo en 92.600. El porcentaje de personas que trabaja con limitación de jornada, continúa ascendiendo. En esta ocasión en 41 centésimas, hasta el 16,41%. Y no sólo eso. Los trabajadores con contrato indefinido bajan en 50.400 y los de contrato temporal aumentan en 162.200. La consecuencia no puede ser otra que la tasa de temporalidad sube un punto, hasta el 23,12%.

De la misma forma, se está produciendo un cambio cualitativo en el tipo de relación laboral. La EPA muestra que el número total de trabajadores por cuenta propia se incrementa en 37.300 personas en el segundo trimestre de 2013. Los empleadores crecen en 14.400 y los empresarios sin asalariados o trabajadores independientes aumentan en 13.900. Esto supone que se reduce la tasa de asalarización de la economía española. Probablemente, para hacer frente a la crisis. Muchos trabajadores por cuenta ajena tienen que convertirse en trabajadores por cuenta propia para salvar su empleo, toda vez que los costes sociales corren por cuenta del empleado y no del empleador.

Los datos de empleo del segundo trimestre hay que vincularlo, igualmente, a otro fenómeno. A partir del cuarto trimestre de 2011, el empleo público comenzó a descender como consecuencia de las políticas de ajuste del último Gobierno Zapatero y de las medidas tomadas ya por Rajoy en la Moncloa. Pero en el segundo trimestre de este año se ha roto esa tendencia. Del -8,32% anual del primer trimestre se ha pasado al -6,51%, lo que significa que se ha quebrado esa dinámica. Sin duda, la relajación del ajuste fiscal por parte de las comunidades autónomas -que son las que cuentan con mayores plantillas- está detrás de este fenómeno. El ritmo de destrucción de empleo público es, de hecho, el menor desde que el Partido Popular llegó al poder. El número de trabajadores del sector público se sitúa ahora en 2,84 millones, lo que significa 198.000 menos que hace un año.

Encuesta de Población Activa (EPA) Paro