LA ECONOMÍA CRECIÓ MENOS EN 2011

Estadística rebajará el PIB de Zapatero para mejorar el de Rajoy en 2013

Las rebajas llegan al PIB. El Instituto Nacional de Estadística revisará a la baja los datos de crecimiento económico correspondientes a 2011 y 2012

Foto: El director general de Eurostat, Walter Radermacher, y el Presidente del INE, Gregorio Izquierdo (Revista digital del INE).
El director general de Eurostat, Walter Radermacher, y el Presidente del INE, Gregorio Izquierdo (Revista digital del INE).

Las rebajas llegan al PIB. El Instituto Nacional de Estadística (INE) revisará el mes que viene a la baja los datos de crecimiento económico correspondientes a 2011 y 2012. Según fuentes de absoluta solvencia se corregirán, en particular, las cifras del último año de gobierno socialista, cuando la economía, según el INE, decreció un 0,4% en términos anuales. La corrección de las cifras del año pasado, según esas fuentes, será menor. En todo caso, se trata de correcciones de algunas décimas que no afectarán a la tendencia general de la economía.

La revisión de los datos de la Contabilidad Nacional es habitual, pero en esta ocasión lo singular es que se trata de la segunda corrección del mismo PIB. Los anteriores gestores del INE (antes del nombramiento de Gregorio Izquierdo como presidente del instituto) avanzaron inicialmente que el producto interior bruto creció un 0,7% en 2011; posteriormente, y ya con nuevo equipo directivo nombrado por el Partido Popular (PP), se dio por cerrada una subida del 0,4%, y ahora esa tasa también será corregida de nuevo a la baja. En aquella ocasión, también se empeoraron los registros de 2010. Inicialmente, se dijo que el PIB había caído un 0,1%, pero al final el descenso fue del 0,3%.

El hecho de que se decida revisar el PIB de años anteriores a la baja no es inocuo ni intrascendente desde un punto de vista de las estadísticas. Al ser la base de partida más baja, cualquier cambio afecta positivamente a los datos de PIB posteriores, y eso es lo que sucederá en 2013, una vez que en agosto, y como es costumbre, el INE actualice las series anuales de la Contabilidad Nacional. Algo parecido sucedió ya en 2012 con la revisión que se hizo entonces sobre los años anteriores.

La revisión del PIB a la baja significa que la recesión -ya son ocho trimestres consecutivos con contracción del índice- está siendo más pronunciada que lo previsto, pero también que el valor de la riqueza generada por la economía española en un año (el PIB) es menor. No es, desde luego, ninguna novedad. Desde hace tiempo, un número importante de economistas cuestiona abiertamente el tamaño del producto interior bruto español, que, en su opinión, está actualmente sobredimensionado. Por el contrario, en los años de bonanza económica estaría infraestimado.

El economista Juan Carlos Barba ya ha argumentado en El Confidencial que se ha roto la correlación entre el PIB y la actividad. O lo que es lo mismo, que la evolución de la Contabilidad Nacional no se corresponde con la senda bajista por la que transcurre la demanda interna (consumo público, privado e inversiones). Barba pone como ejemplo el desplome de la recaudación fiscal y la brutal subida del desempleo, cuya evolución no parece coherente con el hecho de que el PIB español haya caído apenas 3,6 puntos en volumen entre 2007 y 2012. En Italia, por el contrario, ha descendido casi siete puntos, y más de veinte en Grecia.

En esta línea se manifiesta el economista Jesús Sánchez-Quiñones, quien destaca el hecho de que mientras que la demanda interna caerá nada menos que un 16,7% entre 2009 y 2014 (según las previsiones del Gobierno), el PIB apenas se contraerá un 7,7% entre esos ejercicios. En su opinión, “la profundidad de la crisis en España está siendo mucho más severa de lo que muestran las cifras del PIB”.

La estimación que publicó ayer el Banco de España sobre la coyuntura económica en el segundo trimestre del año pone de relieve, en todo caso, que el fin de la recesión está a la vista. Se producirá -si no hay cataclismos económicos- en el tercer trimestre de este año, cuando la economía se estabilice tras dos años de recesión.

Este comportamiento hay que achacárselo al rendimiento del sector exterior (algo menos de una tercera parte del PIB), toda vez que la demanda interna (consumo privado, público e inversiones) continúa con un claro tono contractivo. Esta evolución, como sostiene un importante economista, reflejaría que también en la UE (hacia donde se dirige la mayoría de las exportaciones) la economía se está comportando mejor. Y de hecho, ya lo avanzaba el Indicador de Tensiones Financieras que elabora el BBVA, que refleja un regreso paulatino hacia la ‘normalidad’.

Ahora bien, lo que muestran las estimaciones del Banco de España es que  los sectores todavía en reconversión continúan siendo un lastre para el crecimiento. En concreto, el sector público, el sistema financiero y la construcción.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios