Es noticia
Menú
Archivo de morosos Asnef: las cinco claves de una lista maldita
  1. Economía
HAY TRES FORMAS DE SALIR DEL REGISTRO

Archivo de morosos Asnef: las cinco claves de una lista maldita

Es una lista en la que nadie quiere figurar. Más que nada, porque estar en ella puede complicar actividades cotidianas como contratar una línea de teléfono

Foto: Archivo de morosos Asnef: las cinco claves de una lista maldita
Archivo de morosos Asnef: las cinco claves de una lista maldita

Es una lista en la que nadie quiere figurar. Más que nada, porque estar en ella puede complicar actividades cotidianas como contratar una línea de teléfono o un seguro. Es el archivo de morosos de Asnef, una base de datos cuya relevancia conviene conocer. 

1) ¿Qué es Asnef?

Asnef (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros) o más comúnmente conocido: el principal fichero de morosos. Esta base de datos creada en 1967 se nutre de la información que aportan sus propios socios, estos es, entidades financieras, empresas de telecomunicaciones, energéticas, aseguradoras, editoriales… que cotejan el perfil financiero de un individuo y reflejan su comportamiento de pago.

El fichero de Asnef es de carácter público y se encuentra regulado por el artículo 29 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos. Cualquier persona puede conocer si está incluida en este listado, gestionado por la empresa Equifax, en el que los datos pueden figurar durante seis años como máximo.

2) ¿Por qué me pueden incluir?

A comienzos de julio salía a la luz un caso por el que Digital + fue condenada a pagar 100.000 euros a un cliente que fue incluido en esta lista por una deuda de 175.000 euros a causa de la contratación fraudulenta de varios servicios. ¿Se puede incluir a alguien en una lista de morosos con total impunidad?

Según una sentencia del Tribunal Supremo del pasado mes de febrero, esta acción no supone una intromisión en el derecho al honor y a la imagen si está basado en información veraz. El único requisito para entrar en la Asnef es que exista una deuda, generalmente un cargo retrocedido que no tiene por qué tener una cuantía mínima, y haya un requerimiento de pago. Además, hay que tener en cuenta que este se debe realizar mediante una forma que posteriormente pueda probarse. Esto es, mediante un burofax o carta certificada, ya que un envío postal corriente o una llamada telefónica no serán suficientes para la validación.

Cuando una empresa incluye a un cliente en una lista de morosos debe comunicárselo en un plazo máximo de 30 días. Además debe adjuntarle la información necesaria para que pueda saldar su deuda y cancelar sus datos del registro de morosos.

3) ¿Qué supone estar dentro?

Aparecer en este listado supone encontrar prácticamente todas las puertas cerradas de cara a la obtención de créditos. Las entidades consultan este listado cuando un nuevo cliente pide líneas de crédito o productos de financiación tales como tarjetas de crédito. Pero la realidad es todavía más cruda, ya que quien figure en estos archivos posiblemente se encontrará con problemas a la hora de contratar un seguro, dar de alta una nueva línea telefónica o servicios como la luz o el gas.

4) ¿Puedo seguir obteniendo crédito dentro del archivo?

Aunque parezca sorprendente, sí y, como en tantas otras ocasiones, todo responde a una mera cuestión de negocio. Bien es cierto que figurar en la Asnef cierra casi todas las puertas de los bancos para pedir crédito. Sin embargo, algunas empresas de microcréditos se aprovechan de esta coyuntura para presentarse como única alternativa… eso sí, a un alto coste.

Ejemplo de ello es, por ejemplo, Vía SMS, que ofrece hasta 400 euros a devolver en un plazo máximo de 30 días y acepta a clientes que figuren en listas de morosos con la condición de que su deuda no supere los 1.000 euros. Los tipos de interés que aplican estas compañías suelen ser elevados y se sitúan en torno al 18% TAE.

Por su parte, SF Gold concede préstamos a particulares y autónomos pese a que estén en estas listas o afronten un embargo. Eso sí, cabe apuntar que la cuantía no supera los 2.000 euros con intereses cercanos al 20% TAE.

5) ¿Cómo puedo salir de la lista?

Existen tres maneras de salir de esta lista negra. La primera es proceder al pago de la deuda. Para ello hay que contactar con la entidad acreedora, abonar la cuantía solicitada más los intereses de demora solicitados y, en principio, la empresa se encargará de hacer desaparecer los datos de esta lista.

Sin embargo, puede darse el caso de que el cliente siga formando parte de esta lista a pesar de haber solventado la deuda. Para ser eliminado debería solicitar la eliminación de sus datos a través del teléfono 91 768 77 53 o por el email sac@equifax.es, indicando los datos que hay que rectificar e incluyendo su documento de identidad, DNI o CIF y su firma. Posteriormente se solicitará un justificante del pago de la deuda que se atribuye al cliente y en un plazo máximo de un mes desde la recepción el nombre debería haber desaparecido.

La segunda opción es disputar la deuda inscrita si los datos relativos a la misma no se corresponden con la realidad. Una vez se tenga la documentación que permite probar este supuesto, se puede ejercer el derecho de cancelación siguiendo el modelo que provee la Agencia Española de Protección de Datos. Es importante explicar las razones por las que se considera que la deuda no responde a la realidad, así como toda la documentación que lo pruebe. Finalmente se enviará toda la documentación a través de un burofax a la Asnef.

Es una lista en la que nadie quiere figurar. Más que nada, porque estar en ella puede complicar actividades cotidianas como contratar una línea de teléfono o un seguro. Es el archivo de morosos de Asnef, una base de datos cuya relevancia conviene conocer.