PENDIENTE DE UNA REFORMA MILLONARIA

Koplowitz y Orient-Express discrepan sobre la venta del endeudado Hotel Ritz

Empiezan a estar más dentro que fuera. La inversora Alicia Koplowitz (Omega Capital) y la cadena internacional Orient-Express Hotels (OEH) llevan tiempo atascados con su inversión

Foto: Koplowitz y Orient-Express discrepan sobre la venta del endeudado Hotel Ritz
Koplowitz y Orient-Express discrepan sobre la venta del endeudado Hotel Ritz

Empiezan a estar más dentro que fuera. La inversora Alicia Koplowitz (Omega Capital) y la cadena internacional Orient-Express Hotels (OEH) llevan tiempo atascados con su inversión en el carismático Hotel Ritz, uno de los establecimientos cinco estrellas con más solera de Madrid. Según distintas fuentes del mercado, las discrepancias surgidas a raíz de la refinanciación de la deuda a largo plazo de 85 millones de euros y la necesidad de acometer una costosa remodelación han provocado que ambos socios contemplen cualquier alternativa para su inversión, incluida la venta.

No en vano, aunque ninguno de los socios ha abierto un proceso formal para deshacerse de su 50% del capital, distintos intermediarios, incluidos algunos bancos presentes en el paquete de deuda, están ofreciendo el Hotel Ritz a potenciales inversores institucionales. A medida que la operación se ha movido en el mercado, los propios interesados están acudiendo a las puertas de Omega Capital y de Orient-Express para conocer las condiciones a partir de las cuales estarían dispuestos a vender, como han reconocido fuentes próximas al accionariado del Hotel Ritz.

El negocio del Hotel Ritz, como ocurre con el de otros cinco estrellas de la capital, se ha visto afectado por la crisis. Durante los últimos años, la caída de ingresos ha obligado a los accionistas a realizar desembolsos de capital para hacer frente a las exigencias de los acreedores y a recortar su plantilla. Como reconoce Orient-Express en información pública, la sociedad mixta que explota el Hotel Ritz sigue negociando nuevas condiciones para el préstamo a largo plazo de 85 millones, aunque antes han garantizado 10 millones y han aportado otro millón para circulante.

Además, la reforma pendiente del establecimiento, anunciada en 2010 pero bloqueada por las trabas administrativas del Ayuntamiento de Madrid, ha terminado disuadiendo a Koplowitz y a Orient-Express, poco interesados en abordar una inversión tan cara en el actual contexto. Todos estos motivos han hecho que Orient-Express sea el primero en mover ficha para deshacerse de su 50%, aunque sigue interesado en continuar como operador del establecimiento, ya que está actividad le generó unos ingresos recurrentes de un millón de dólares durante 2012.

La cotizada estadounidense, destacada internacionalmente como un operador hotelero y vacacional en el segmento del lujo, desembarcó en el Hotel Ritz junto a Kolpowitz a comienzos de 2003, tras pagar 120 millones de euros. En aquellas fechas, el sector cinco estrellas concentró el interés de los inversores y se sucedieron operaciones de cambio de propiedad en cinco estrellas como el Villa Magna o el Arts, al mismo tiempo que el multimillonario Amancio Ortega adquiría activos de NH Hoteles y formalizaba su entrada en el accionariado de la cadena española.

Por parte de Omega Capital, el calendario para liquidar su inversión financiera en el Hotel Ritz es diferente a la del gigante Orient-Express, que gestiona 45 hoteles a lo largo de 22 países. Sin embargo, como aseguran fuentes del mercado, en caso de una oferta interesante por el 100% estarían dispuestos a vender, ya que generarían plusvalías en caso de venderse dentro de la horquilla de precios que ahora existe en el mercado. Además, la luz verde recibida recientemente por el Ayuntamiento de Madrid para abordar la reforma del complejo ha estimulado las ganas de vender. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios