Portugal paga un 40% más por sus letras en plena crisis política
  1. Economía
LOGRA 1.500 MILLONES EN LETRAS A 12 Y 5 MESES

Portugal paga un 40% más por sus letras en plena crisis política

Portugal ha logrado captar 1.200 millones de euros en la subasta bonos a 12 meses que ha celebrado hoy, aunque tendrá que pagar más. En este

Foto: Portugal paga un 40% más por sus letras en plena crisis política
Portugal paga un 40% más por sus letras en plena crisis política

Portugal ha logrado captar 1.200 millones de euros en la subasta bonos a 12 meses que ha celebrado hoy, aunque tendrá que pagar más. En este caso, el interés que tendrá que abonar el país luso por colocar su deuda será del 1,72%, frente al 1,23% de la subasta anterior del pasado 15 de mayo, es decir, un 40% más. 

Además, el Tesoro portugués ha conseguido captar 300 millones en bonos a cinco meses, con lo que ha conseguido colocar el objetivo previsto, que estaba entre 1.250 y 1.500 millones de euros. En este caso, el interés pagado ha sido del 1,045%.

La crisis de Gobierno, que se prolonga durante más de dos semanas, ha aumentado la presión sobre la deuda soberana de Portugal, aunque en las dos últimas sesiones se ha aliviado en todos los plazos. Sin embargo, esto no ha servido para relajar a los mercados de deuda, que han penalizado al país con un mayor interés por su bonos.

En el mercado secundario -donde se compran y venden los títulos adquiridos en emisiones públicas-, las obligaciones lusas a diez años siguen por encima de la barrera psicológica del 7 %, un punto menos que su máximo del año 2013, registrado en el momento de mayor tensión política, el pasado 3 de julio.

La petición de dimisión como titular de Exteriores de Paulo Portas, a la sazón líder del partido minoritario que garantiza la mayoría absoluta al actual Gobierno conservador en el Parlamento, colocó esta coalición al borde de la ruptura y disparó la penalización hasta superar el 8%.

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, consiguió convencer a Portas de continuar en el Ejecutivo, pero la solución ideada entre ambos no fue admitida por el jefe de Estado, Aníbal Cavaco Silva, quien optó por desafiar a las tres principales fuerzas políticas del país a negociar un "compromiso de salvación nacional".

Los dos partidos conservadores que forman la coalición gubernamental y los socialistas discuten los detalles de este acuerdo desde el domingo, bajo la premisa de reforzar la posición de Portugal a la hora de negociar con la UE y el Fondo Monetario Internacional.

El objetivo es pactar un documento que recoja su compromiso a cerrar con éxito el programa de asistencia financiera acordado con los organismos internacionales a cambio de su rescate, y que culmina en junio de 2014.

El presidente luso rechazó la convocatoria inmediata de elecciones que reclamaba en bloque la oposición de izquierdas, aunque admitió la posibilidad de adelantar los comicios a partir de esa fecha, un año antes de que termine oficialmente la legislatura conservadora.

Las negociaciones entre los tres principales partidos lusos continúan avanzando y para hoy está previsto que coloquen "por escrito" sus propuestas con vistas al acuerdo de "salvación nacional" que les reclama el jefe de Estado.

Pese a participar en esta mesa de diálogo, conservadores y socialistas mantienen sus divergencias sobre un amplio abanico de asuntos, entre ellos el alcance de las políticas de austeridad.

De hecho, el principal grupo de la oposición ya anunció que votará a favor esta semana de la moción de censura que presentará el partido ecologista Los Verdes contra el Ejecutivo en el Parlamento.

La iniciativa, sin embargo, no tiene visos de prosperar ya que la alianza gubernamental cuenta con mayoría absoluta en la Cámara.

Crisis de deuda Portugal