MAYOR PROTECCIÓN PARA LOS PARTÍCIPES

La CNMV exige que los fondos con objetivo de rentabilidad aclaren que no son garantizados

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se pone seria. El supervisor acaba de comunicar que incrementa las "exigencias de información" sobre los fondos con

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min
    La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se pone seria. El supervisor acaba de comunicar que incrementa las "exigencias de información" sobre los fondos con objetivo de rentabilidad garantizada. En concreto, y en línea con la estrategia de establecer una "supervisión temprana", demanda que "incluyan advertencias que indiquen que ni la rentabilidad ni el capital están garantizados". 

    Como aclara el supervisor, con esta medida "persigue aumentar la transparencia en la comercialización de estos productos, así como en la transformación de fondos garantizados en fondos con objetivo de rentabilidad no garantizada, cuya frecuencia ha aumentado significativamente". De este modo, trata de salir al paso del creciente protagonismo que estos productos están adquiriendo en 2013 a partir del límite impuesto por el Banco de España a los depósitos bancarios. Con el propósito de no perder clientes, las entidades están promoviendo este tipo de fondos, que poseen el gancho de ofrecer rendimientos superiores a los garantizados tradicionales. 

    Al no ser propiamente fondos garantizados, pero parecerse a ellos, puede haber confusión para los partícipes, un riesgo que pretende atajar la CNMV. "En los últimos tiempos se observa una tendencia creciente a la sustitución de fondos garantizados por otros que tienen un objetivo concreto de rentabilidad, pero que no está garantizada". Y añade: "Esta práctica aumenta el riesgo de que el partícipe no sea plenamente consciente de que la nueva política de inversión no cuenta con la garantía de un tercero ajeno al fondo, como tenía anteriormente, y que, por tanto, desde ese momento, puede ser asumir pérdidas". 

    Para reducir este riesgo, considera una "buena práctica que las entidades eviten, en la medida de lo posible, esas transformaciones y, en su caso, extremen las medidas para reducir los riesgos para los inversores, incrementando la información recibida". Desde Inverco, valoran que "es absolutamente razonable" que la CNMV pida más información en los casos en los que un producto con garantías se convierte en otro que no las ofrece. "Si así se entiende mejor el producto y hay una transparencia absoluta, bienvenido sea", añaden desde la patronal de los fondos. 

    En mayúsculas

    De manera más concreta, ha activado varias medidas con el propósito de exigir más información y fomentar la transparencia. Entre ellas, por ejemplo, remitir una carta en la que se enfatice "(en letras mayúsculas) que el fondo DEJA DE ESTAR GARANTIZADO, debiendo remitir a la CNMV el borrador de dicha carta". Y continúa: "Adicionalmente, al final de la carta, se incluirá con letras mayúsculas: "SI USTED DECIDE NO REEMBOLSAR, MANTENIENDO SU INVERSIÓN, ESTÁ ACEPTANDO CONTINUAR COMO PARTÍCIPE DEL FONDO CON LAS MODIFICACIONES ANTERIORMENTE DESCRITAS".

    Como admite la CNMV en su nota de prensa, "estas y otras medidas se enmarcan dentro de la política de supervisión preventiva puesta en marcha por la CNMV con el fin de adelantarse a posibles problemas para los inversores". De este modo, sigue trabajando en una de las líneas estratégicas que ya había anticipado en su Plan de Actividades 2013. "Basándose en la experiencia adquirida en los últimos años, se va a procurar realizar, en la medida de lo posible, algunas actividades de supervisión marcadas por objetivos preventivos o voluntad de prevención para tratar de detectar posibles problemas de forma anticipada. De esta forma, se pretende atajar futuros problemas potenciales para los inversores en una fase muy temprana", anunció el supervisor en dicho Plan. 


    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios