DOCUMENTO ESTRATÉGICO DEL FORO PUENTE AÉREO

Uría Menéndez y Cuatrecasas preparan un ‘plan de paz’ empresarial entre España y Cataluña

El Foro Puente Aéreo ha encargado de manera conjunta a Luis de Carlos, socio director de Uría Menéndez, y a Emilio Cuatrecasas la elaboración de una plataforma corporativa de actuación

Foto: Uría Menéndez y Cuatrecasas preparan un ‘plan de paz’ empresarial entre España y Cataluña
Uría Menéndez y Cuatrecasas preparan un ‘plan de paz’ empresarial entre España y Cataluña

El Foro Puente Aéreo ha encargado de manera conjunta a Luis de Carlos, socio director de Uría Menéndez, y a Emilio Cuatrecasas la elaboración de una plataforma corporativa de actuación que permita reconducir la llamada cuestión catalana con todas las de la ley. El grupo de influencia empresarial creado en marzo de 2011 con la participación de destacados ejecutivos de Madrid y Barcelona quiere presentar a la vuelta del verano su primer documento de estrategia económica que girará sobre el eje de un nuevo marco de relaciones entre España y Cataluña.

El momento crítico que vive nuestro país representa la mejor oportunidad para que este colectivo identificado bajo la inequívoca identidad del Puente Aéreo de un paso al frente y elimine los tabúes que dentro del mundo empresarial existen actualmente acerca de la deriva soberanista protagonizada por el Gobierno de la Generalitat. Bajo esta premisa, y teniendo en cuenta las diferentes sensibilidades que nutren el propio debate interno, se ha requerido a los dos grandes representantes jurídicos del Foro, uno de Madrid y otro de Barcelona, para que oficien de copilotos en el arranque de un documento que está llamado a convertirse en el vademécum de cualquier posicionamiento que tenga a Cataluña como telón de fondo.

Los empresarios con base natural en la Ciudad Condal no están dispuestos a aceptar nuevas encerronas que induzcan a un posicionamiento forzado en defensa o en contra de planteamientos políticos alejados de su ámbito básico de negocio. La función económica necesita un grado de estabilidad institucional que tiene que ser reclamado por los propios dirigentes empresariales para que se traslade a toda la sociedad civil. De la misma manera, los representantes de grandes entidades domiciliadas en la capital son conscientes del papel protagonista que Cataluña tiene que desempeñar como centro neurálgico de su organización y estrategia comercial.

Los borradores preliminares del llamado plan de paz empresarial tratan de definir los elementos y las herramientas indispensables para articular una base sólida de diálogo que evite la confrontación entre España y Cataluña. El denominador común de las discusiones mantenidas dentro del Foro Puente Aéreo se sustenta en la convicción del gran problema que puede derivarse si no se encuentran fórmulas eficientes para reconducir la situación creada. Los empresarios consideran que la crisis económica ha exacerbado el discurso nacionalista dando lugar a un círculo vicioso que es preciso romper cuanto antes y con independencia del tiempo que tarde la economía española en salir de la recesión.

Acabar con la ‘guerra fría’ entre Rajoy y Mas

Las principales variables macroeconómicas y especialmente las previsiones para la segunda mitad de 2013 propician ahora una atmósfera mucho más favorable para el  lanzamiento de iniciativas que satisfagan el final de la guerra fría entre los Gobiernos de España y Cataluña. Los últimos contactos mantenidos por Mariano Rajoy y Artur Mas no dejan entrever grandes indicios de reconciliación, sobre todo porque, como dicen algunos representantes empresariales, la Generalitat ha ido demasiado lejos en sus denuncias y reivindicaciones contra la política del Partido Popular. Sin embargo, los nuevos síntomas de recuperación económica que se atisban a partir del tercer trimestre del año han generado el caldo de cultivo de una labor de ‘lobby’ que esta vez tiene que orientarse de lo general a lo particular y dando prioridad a las grandes cuestiones de Estado.

El Foro Puente Aéreo sigue la estela trazada por el Consejo Empresarial de la Competitividad, la otra gran franquicia en la que se dan cita los primeros espadas del mundo empresarial español. De hecho, algunos de sus miembros ‘repiten’ en ambas formaciones, cuyo propósito fundamental no es otro que establecer un esquema de contactos permanentes con el Gobierno y principales fuerzas políticas. Varios ministros del PP así como del anterior Gobierno socialista, empezando por el propio Rajoy o antes  Zapatero, han desfilado por la pasarela de ambas agrupaciones empresariales.

El Consejo de Competitividad fue constituido en febrero de 2011, un mes antes que el Foro Puente Aéreo, y se ha mostrado especialmente activo en la difusión de un mensaje que optimismo orientado claramente a relanzar la imagen de España en los mercados internacionales. En el Puente Aéreo los objetivos son más prosaicos y las ambiciones tienen un calado más doméstico. Como dicen algunos empresarios con raíces en ambas organizaciones, el Consejo y el Foro son perfectamente compatibles porque “mientras el primero intenta arreglar las cosas de cara al exterior, el segundo lo que pretende antes que nada es ordenar la casa por dentro”. Dos misiones tan complementarias como intrincadas para los tiempos que corren.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
92 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios