Bankia obtiene 167 millones de plusvalías tras vender en bolsa el 12% de IAG
  1. Economía
A TRAVÉS DE UNA COLOCACIÓN ACELERADA

Bankia obtiene 167 millones de plusvalías tras vender en bolsa el 12% de IAG

Bankia ha comenzado a deshacerse de la cartera industrial heredada de Caja Madrid y Bancaja. La entidad nacionalizada ha vendido a través de Bank of America Merrill

Foto: Bankia obtiene 167 millones de plusvalías tras vender en bolsa el 12% de IAG
Bankia obtiene 167 millones de plusvalías tras vender en bolsa el 12% de IAG

Bankia ha comenzado a deshacerse de la cartera industrial heredada de Caja Madrid y Bancaja. La entidad nacionalizada ha vendido a través de Bank of America Merrill Lynch el 12% de International Airlines Group (IAG) mediante una colocación acelerada. La operación se ha cerrado a un precio de 3,01 euros por título, con lo que el total asciende a 675 millones de euros, de los que 167 son plusvalías.

El broker estadounidense, en coordinación con Rothschild, el asesor de Bankia, ha ofrecido a inversores institucionales 224,25 millones de acciones de IAG, representativos del 12,09% de la compañía aeronáutica dueña de Iberia y British Airways.  Bankia asegura que la decisión es un paso más en el proceso de cumplimiento del Plan Estratégico 2012-2015 que el banco nacionalizado presentó el pasado 28 de noviembre y al que le obliga Bruselas.

“Este plan establece, entre otros aspectos, la desinversión de activos considerados no estratégicos, entre los que se incluye la cartera de participadas”, añade Bankia que al adoptar esta fórmula para deshacerse de este paquete descarta la opción de vender el 12% de IAG a ningún fondo soberano, tal y como publicó El Confidencial el pasado 10 de junio.

La elección de esta vía viene impuesta por la Comisión Europea, que obliga a Bankia a ceñirse al espíritu del term sheet, u hoja de ruta, que marca la recapitalización de la entidad financiera española. Ese documento exige que todas las desinversiones deben hacerse con la mayor transparencia posible, poniendo como criterio principal el beneficio para el banco sin atender a otros factores como la procedencia del inversor, la relevancia de mantener la nacionalidad española en alguna de las empresas o incluso la seguridad del Estado. 

Así, Bankia venderá su 5% de Iberdrola, su 12% de IAG, el 15% de Mapfre y hasta el 20% de Indra mediante colocaciones aceleradas en bolsa o book buildings. Fuentes próximas al proceso han confirmado que ese es el camino que se usará para deshacerse de todas las participaciones en empresas que tengan liquidez suficiente para absorber la venta de paquetes de importes relevantes. 

Bankia tiene hasta finales de 2014 para vender toda su cartera industrial y financiera, por lo que dispone de tiempo suficiente para analizar las mejores opciones. Pero lo que está claro es que en ningún caso traspasará ninguna de estas inversiones a un inversor a dedo, como se había comentado recientemente en relación al presunto interés del emirato de Qatar por hacerse con la participación en IAG. Desde el Gobierno se había filtrado la casi obligación de vender ese 12% a una empresa nacional para mantener la influencia en el Aeropuerto de Barajas. No va a ser así por orden de Bruselas.

Más importantes es, si cabe, el caso de Indra debido a que parte de su negocio está relacionado con la seguridad nacional. La empresa presidida por Javier Monzón está encargada, entre otras cosas, de los satélites que usa el ejército para sus comunicaciones. La multinacional es uno de los clientes preferentes del Ministerio de Defensa e Interior, ya que es el proveedor principal de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad y Emergencias. La Comisión Europea tampoco permitirá una venta a un inversor determinado.

Distintos son los casos de NH Hoteles, Realia, Deoleo o Mecalux, empresas que, o bien cotizan en bolsa pero no tienen liquidez suficiente, o están en manos privadas y requieren de una venta diferente. No obstante, los importes de estas participaciones son menos significativos.