LE NIEGAN UN PRÉSTAMO DE 240 MILLONES

La banca extranjera torpedea la reconstrucción de FCC y deja pillada a La Caixa

FCC ha sufrido un serio revés para intentar reconducir su maltrecha situación financiera. La negativa de los bancos extranjeros a prestarle más dinero ha conllevado la

Foto: La banca extranjera torpedea la reconstrucción de FCC y deja pillada a La Caixa
La banca extranjera torpedea la reconstrucción de FCC y deja pillada a La Caixa
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    FCC ha sufrido un serio revés para intentar reconducir su maltrecha situación financiera. La negativa de los bancos extranjeros a prestarle más dinero ha conllevado la suspensión de pagos de su filial europea Alpine, cuyo mayor acreedor es Erste Bank, el banco austriaco participado por Caixabank.

    La compañía controlada por la familia Koplowitz había solicitado una línea de crédito de 240 millones con la que quería, entre otras cosas, reforzar los deteriorados recursos propios de Alpine. Esta compañía en octubre del pasado año reveló un agujero de casi 300 millones de euros que FCC tuvo que provisionar y que tuvo consecuencias devastadoras entre los inversores.

    Ello se debió a que FCC había colocado apenas cinco meses antes una emisión de bonos por 100 millones de euros, cuyo valor se ha derrumbado cerca de un 70% en poco más de un año. La Bolsa de Viena tuvo que suspender ayer la negociación de los títulos de renta fija de Alpine –tiene otras dos emisiones- ante la avalancha vendedora de los fondos internacionales, los cuales tendrán que provisionar a cero su inversión.

    Pero los bancos extranjeros se negaron recientemente a darle un nuevo préstamo puente a FCC como el que hace un mes le habían concedido BBVA, Bankia y, en menor medida, Santander, tres de sus grandes acreedores. “El plan de negocio presentado por Juan Béjar (el nuevo consejero delegado) para recapitalizar la empresa es razonable, pero no podemos poner más dinero nuevo, solo refinanciar el viaje”, explicaba hace dos semanas el presidente de una entidad internacional.

    La consecuencia más inmediata ha sido la solicitud de concurso de acreedores de Alpine, que FCC compró en 2006 por 530 millones, incluida la opción por el 13% del capital que ejerció en 2012. La constructora centroeuropea le provoca un agujero de 400 millones brutos al grupo español, al que aportaba el 20% de las ventas. Según el plan estratégico presentado por Béjar el 20 de marzo para sacar a la multinacional del apuro actual, incluía la aportación de 100 millones de beneficio de Alpine en 2015. 

    Para frenar la caída en bolsa, la compañía señaló que “el concurso voluntario no afecta de manera sensible a los objetivos del Plan Estratégico en curso, cuyos ejes son incrementar la generación de caja de las operaciones, mejorar sus márgenes y reducir el endeudamiento. FCC mantiene los objetivos de generación de caja, Ebitda y deuda neta en el horizonte del plan”.

    Ventas y dinero fresco

    Una hoja de ruta que puede tener otros episodios de tensión si, como indican varios analistas, el grupo tiene que hacer frente a nuevas inyecciones de liquidez en Cementos Portland y en Globalvia, su holding de concesiones. De momento, FCC ha conseguido vender Proactiva, la filial de medioambiente en Latinoamérica y tiene en el mercado otras subsidiarias como Cemusa (mobiliario urbano), la división de energía y la propia Globalvia.

    El único efecto positivo de esta suspensión de pagos es que FCC desconsolidará los 625 millones de deuda de la austriaca, entre cuyos mayores acreedores están Erste Group Bank, Raiffeisenlandersbank y UniCredit Bank Austria AG. Pero el envés es que la pillada del Erste Bank se traslada a Caixabank, ya que el banco presidido por Isidro Fainé tiene un 10% del banco vienés que compró por 1.200 millones de euros.

    “La caída de Alpine tiene otros intangibles difíciles de medir, pero que son malos para FCC. Es la pérdida de credibilidad en un momento crucial en el que no se puede tener en contra a la banca extranjera”, asegura un analista de un bróker internacional que valoró la noticia de forma negativa. FCC, que perdió 140 millones en el primer trimestre, negocia con Guggenheim la aportación de capital para reforzar sus recursos propios en un proceso de refinanciación que dirige Morgan Stanley. "Si entra lo hará con tal descuento que la familia Koplowitz perdería la mayoría del capital", sentencia un banquero de inversión.

    Nota de redacción:

    FCC, que ayer no puso reparos a esta información, se ha dirigido hoy a El Confidencial para señalar lo siguiente:

    1) En ningún momento FCC ha solicitado una línea de crédito de 240 millones de euros a la banca extranjera, por lo que resulta imposible su denegación, tal y como afirma su medio y toma como base del artículo.

    2) El plan estratégico de FCC no incluía la aportación de Alpine de 100 millones de beneficio en 2015, sino de 30.

    3) FCC no ha negociado con Guggenheim la aportación de capital para reforzar sus recursos propios.

    4/ Globalvía no necesita inyecciones de capital por parte de sus socios.
    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    4 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios