EMITE UN TOTAL DE 490 MILLONES

Doughty Hanson tira de bonos al 8% para refinanciar los autobuses de Avanza

La ventanilla de la liquidez sigue demostrando profundidad. La semana pasada, la compañía de autobuses Avanza cerró una emisión en dos tramos de bonos por importe

Foto: Doughty Hanson tira de bonos al 8% para refinanciar los autobuses de Avanza
Doughty Hanson tira de bonos al 8% para refinanciar los autobuses de Avanza

La ventanilla de la liquidez sigue demostrando profundidad. La semana pasada, la compañía de autobuses Avanza cerró una emisión en dos tramos de bonos por importe de 490 millones de euros para refinanciar su deuda, uno de 315 millones (7,5%) y otro de 175 millones (9%). De esta manera, su propietario, el fondo de capital riesgo Doughty Hanson, resuelve el horizonte financiero de su inversión para los próximos cinco años, hasta junio de 2018-2019, respectivamente, según fuentes del sector financiero.

La emisión de bonos coordinada por los bancos de negocios Goldman Sachs, JP Morgan y Unicredit servirá para renovar la deuda bancaria de 485 millones de euros que arrastraba Avanza, originarios de la operación de compra realizada por Doughty Hanson en diciembre de 2006, cuando pagó 630 millones por hacerse con la compañía de autobuses formada por las antiguas Auto Res, Vitrasa, Tuzsa y La Sepulvedana, a las que luego sumó en 2010 las líneas de CTSA, Alosa y Trapsa propiedad de Marsans.

Con esta operación, Avanza convierte toda su estructura de deuda en bonos, subdividida a su vez en dos tramos con ratings de B+/B1 y B-/B2, que abonará cupones del 7,5% y del 9% a sus inversores cada mes de junio hasta las fechas de vencimiento. La emisión tiene una cláusula de conversión que daría a los bonistas el control de la compañía en el caso de que la relación de deuda/ebitda no sea inferior a 5,9 veces durante los dos primeros años y 5,5 veces en los ejercicios posteriores. 

Antes de abrazarse al salvavidas de los bonos, Doughty Hanson sondeó sin éxito la posibilidad de vender Avanza. A comienzos de 2011, JP Morgan recibió el mandato del fondo de capital riesgo de valorar cuál de la alternativas estratégicas posibles resultaría más favorable para llevar a cabo la desinversión: la venta a un tercero, una salida a bolsa o conseguir una nueva refinanciación. Tres alternativas que tuvieron que desestimarse ante la coyuntura del mercado durante ese periodo de gran inestabilidad.

A finales de 2011, el fondo de capital riesgo decidió suspender su desinversión en la segunda empresa española de transporte público por carretera, con una cuota de mercado del 5%, por detrás de Alsa, que tiene un 9%, a pesar de haber recibido alguna oferta cerca de los 900 millones de euros, aunque esa cantidad no fue suficiente para activar la venta de Avanza. El proceso sí generó interés en el sector, aunque ninguno de los nombres que se manejaron públicamente, como el grupo alemán Deutsche Banh, presentó oferta formal.

Igual que Avanza, durante las últimas semanas un gran número de compañías no cotizadas han aprovechado la ventana de liquidez existente para financiarse con emisiones de bonos. Una de las más destacadas ha sido la realizada por Gestamp, el fabricante de componentes de automación, que captó 768 millones a menos del 6% a devolver en siete años. Otra gran emisión en ciernes es la que prepara El Corte Inglés, que pretende levantar 500 millones como parte necesaria de la refinanciación de sus 5.000 millones de deuda.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios