Es noticia
Menú
Núñez Feijóo se desmarca de la figura del expresidente de Pescanova
  1. Economía
LA XUNTA SE NIEGA A AVALAR LA REFINANCIACIÓN

Núñez Feijóo se desmarca de la figura del expresidente de Pescanova

El presidente gallego Alberto Núñez Feijóo se va desmarcando de manera silenciosa de la figura del expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa. Este distanciamiento tiene

Foto: Núñez Feijóo se desmarca de la figura del expresidente de Pescanova
Núñez Feijóo se desmarca de la figura del expresidente de Pescanova

El presidente gallego Alberto Núñez Feijóo se va desmarcando de manera silenciosa de la figura del expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa. Este distanciamiento tiene consecuencias industriales, ya que la Xunta de Galicia se negó este lunes a avalar la refinanciación de la multinacional pesquera, complicando, más si cabe, el intento de reflotamiento del grupo.

El jefe del Gobierno gallego siempre había tenido una buena relación con el expresidente de Pescanova, que fue apartado de su cargo por el juez concursal por sus múltiples irregularidades en la gestión de la empresa. Núñez Feijóo, por ejemplo, le entregó en 2009 el “grelo de ouro” a Fernández Sousa que le otorgó la Fundación Amigos de Galicia por su labor a favor de la Comunidad Autónoma.

Núñez Feijóo (PP) empezó defendiendo a Fernández Sousa cuando arrancó la crisis del grupo pesquero, a principios del mes de marzo, pero a medida que afloraban irregularidades se fue desmarcando de manera paulatina para caer en el mutismo actual. La decisión de no avalar la refinanciación ofrece la imagen de que el expresidente de Pescanova estaría perdiendo sus principales apoyos políticos.

En este contexto, la Xunta de Galicia ha respondido “no” a la petición de avalar la refinanciación de Pescanova. La solicitud se la hizo Deloitte como administrador concursal del grupo pesquero en un reciente encuentro con representantes de la administración gallega. Según fuentes empresariales conocedoras del encuentro la respuesta fue clara y se saldó con una negativa.

El equipo de Deloitte esperaba apoyo del Instituto Gallego de Promoción Económica (Igape), organismo público de la Xunta que el año pasado otorgó 8 millones en avales a diferentes compañías. Pero, por ahora, su director general, Javier Aguilera, sólo ha apuntado que en el caso de Pescanova se está pendiente del informe oficial del administrador concursal, cosa que puede tardar un mes. En pocas palabras, el Igape no se moja por Pescanova y gana tiempo en línea con lo que marca la Xunta.

Deloitte mantuvo la reunión el pasado lunes en Galicia dentro de las ronda que está abriendo para intentar salvar al grupo pesquero gallego de su delicada situación financiera, con más de 3.300 millones de deuda. Una de las alternativa que manejaba era que la Xunta avalase al menos los 55 millones de línea de crédito que algunos bancos españoles han aprobado para mantener a la empresa con respiración asistida.

Entrada en barrena 

Pescanova ha entrado en barrena desde que su expresidente decidió que fuera a concurso de acreedores el pasado mes de marzo y empezó a descubrirse que había ocultado más de 1.500 millones de deuda, que había irregularidades contables, que los socios de referencia habían vendido acciones precipitadamente antes de la debacle y que había casos de facturas falsas.

Deloitte solicitó a la Xunta que preside Alberto Núñez Feijóo que avalase la reestructuración, teniendo en cuenta el peso industrial del Pescanova en Galicia, donde da trabajo a 1.500 personas, de una plantilla total de 10.000 trabajadores.

Operación de riesgo

Desde la Xunta se ve la operación de avalar a Pescanova como una alternativa de riesgo, ya que en caso de impagar, lo que en medios financieros se considera como probable, la Xunta tendría que contabilizar la cuantía avalada como déficit. Y esto en estos tiempo de control presupuestario es algo que Núñez Feijóo no quiere permitirse. Y más en ahora, cuando Núñez Feijóo está sacando pecho de que Galicia está cumpliendo con los objetivos que se marcan desde Madrid.

La negativa de la Xunta complica todo el proceso en un momento muy delicado. Por ejemplo, el banco británico Royal Bank of Scotland ha abandonado el comité de bancos directores y ya da por perdidos los 70 millones de créditos que tiene pillados en el pasivo del grupo pesquero.

El presidente gallego Alberto Núñez Feijóo se va desmarcando de manera silenciosa de la figura del expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa. Este distanciamiento tiene consecuencias industriales, ya que la Xunta de Galicia se negó este lunes a avalar la refinanciación de la multinacional pesquera, complicando, más si cabe, el intento de reflotamiento del grupo.

Alberto Núñez Feijóo Pescanova