SOBRESALEN LOS DE RENTA FIJA FLEXIBLE Y RETORNO ABSOLUTO

Los mejores fondos para que los inversores más conservadores venzan a la inflación

El descenso de los tipos de interés y la reducción de los diferenciales de crédito hacen que cada vez sea más complicado encontrar rentabilidades interesantes. Para

Foto: Los mejores fondos para que los inversores más conservadores venzan a la inflación
Los mejores fondos para que los inversores más conservadores venzan a la inflación
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    El descenso de los tipos de interés y la reducción de los diferenciales de crédito hacen que cada vez sea más complicado encontrar rentabilidades interesantes. Para un inversor conservador, poco amigo del riesgo, esto dificulta aún más su principal objetivo: batir a la inflación sin soportar una volatilidad demasiado elevada en su cartera.

    Este año, según las previsiones de la Comisión Europea, el IPC se situará en el 1,6% para el conjunto de la Eurozona, una cifra que se eleva hasta el 1,8% para el caso concreto de España, según las estimaciones del Banco de España. Con estos baremos, los expertos coinciden en que la meta para los inversores es obtener al menos una rentabilidad del 2% y para ello apuestan, sobre todo, por fondos de renta fija flexibles y productos de retorno absoluto.

    “La situación actual de los activos del mercado monetario, con rendimientos cercanos al 0%, y los altos precios (bajas rentabilidades) de la mayoría de los activos de renta fija hacen especialmente complicada la construcción de carteras conservadoras que quieran superar consistentemente a la inflación sin asumir para ello un riesgo excesivo. Además, la deuda ha tenido un comportamiento extraordinario que será complicado que se repita en el futuro”, asegura Marta Campello, directora de Abante Asesores Gestión.

    Bajo estas premisas, los fondos monetarios -un clásico en las carteras de los inversores conservadores- quedan casi descartados, a excepción de los que invierten en depósitos.

    “A pesar de la rebaja de la rentabilidad de los depósitos, ya sea por recomendación del banco de España o por el descenso de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo, las entidades aún cuentan con un pequeño margen para ofrecer depósitos con un rendimiento superior sólo a inversores institucionales”, expone José María Luna, director de análisis financiero de Profim, que destaca el fondo Aviva Corto Plazo como el más adecuado para canalizar esta inversión. Este producto gana en 2013 un 1,21% y a tres años un 2,52%. Su volatilidad media los últimos tres años ha sido del 1,17%, según Morningstar.

    En este grupo de fondos, Eduardo Antón, analista de fondos de Inversis Banco, apuesta también por Gesconsult Corto Plazo, que renta un 1,12% este ejercicio y un 2,3% a tres años, con una volatilidad de solo el 0,45%.

    Dentro de la renta fija conservadora, los expertos sólo ven oportunidades puntuales. Sobre todo, en los fondos con deuda pública de países periféricos, renta fija corporativa de alta calidad o emisiones senior de bancos solventes españoles, “que sólo con el pago del cupón ya te garantizan superar a la inflación”, explica Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis.

    Dentro de este grupo se englobaría, por ejemplo, ESAF Capital Plus, que recomienda Céline Giffard, responsable de producto de ahorro y fondos de Self Bank, que detalla que en estos momentos la cartera está invertida en papel financiero senior, con cierto peso en cédulas hipotecarias que restan volatilidad a la evolución del fondo, deuda pública española y de comunidades autónomas que no hayan recibido ayudas y titulizaciones. Suma en el año un 2,8% y a tres años se anota casi un 4%, con una volatilidad del 1,7%.

    Para obtener algo más de rentabilidad, en Atl Capital ven como una opción los productos de renta fija flexibles, “que sigan estrategias alternativas y no se limiten a comprar y mantener”, declara Marta Díaz-Bajo, directora de desarrollo de negocio de la gestora. JPMorgan Income Opportunity es uno de ellos.  Este fondo invierte parte de su cartera en el mercado de divisas o en instrumentos derivados para tratar de aprovechar las oportunidades del mercado, “pero logra reducir los riesgos teniendo casi el 50% del patrimonio en liquidez y muy poca concentración en la cartera”, señala Díaz-Bajo. En el año, este producto se revaloriza un 4,61% y en último trienio un 10,21%. La volatilidad es algo más elevada que en los anteriores fondos y se sitúa alrededor del 2%.

    También se decanta por la gestión alternativa en renta fija Eduardo Antón. “Las emisiones de renta fija corporativa investment grade ya no ofrecen un cupón tan atractivo, pero si los fondos pueden tener una pequeña parte de la cartera en high yield o jugar con la duración o la curva de tipos, pueden obtener más rentabilidad”, afirma. Es el caso de M&G Optimal Income, que en 2013 gana un 5,11%.

    Los fondos de retorno absoluto también gozan de un buen predicamento entre los expertos. “Estos productos ya llevan implícito por política de inversión el tratar de batir a la inflación y hacerlo con volatilidades, en su mayoría, inferiores al 3%”, comenta Alvargonzález.

    Uno de los preferidos por los gestores es Julius Baer Absolute Return, que tiene tres perfiles de riesgo distintos: moderado, tradicional y dinámico. El de riesgo medio es el considerado por los expertos como el idóneo para la coyuntura actual. Renta un 0,64% en el año y un 4,05% a tres. Templeton Global Total Return (se anota un 6% en 2013 y un 10% a tres años) y Pimco Global Real Return (2,65% en el año y 7,5% a tres) también están en las quinielas. “Son fondos con más volatilidad que los anteriores, pero sus gestores son muy buenos y tienen resultados positivos”, subraya Díaz-Bajo.

    Tampoco se olvidan de los fondos de bonos ligados a la inflación. “Pueden ser una alternativa como cobertura natural en aquellos periodos de expectativas de precios al alza”, sostiene Giffard. Groupama Index Inflation Monde es una de las alternativas y renta un 2,2% este ejercicio y un 7% a tres años. AXA WF Global Inflation Bonds, que invierte en bonos ligados a la inflación emitidos mayoritariamente por Gobiernos y cuenta con un mecanismo denominado Redex, que consiste en una reducción sistemática de la exposición a los tipos de interés nominales, suma en el año un 0,6%.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios