INCREMENTÓ EL TRANSPORTE, LAS MEDICINAS LAS UNIVERSIDADES O LOS COMEDORES ESCOLARES

Aguirre subió la presión fiscal en Madrid en 500 millones antes de abandonar la Comunidad

La vicepresidenta Sáenz de Santamaría puso en circulación el término ‘pena de telediario’ para reflejar el castigo ante la opinión pública

Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    La vicepresidenta Sáenz de Santamaría puso en circulación el término ‘pena de telediario’ para reflejar el castigo ante la opinión pública que sufren los políticos acusados de corrupción y que, sin embargo, son inocentes. Pero, en realidad, hay otra pena de igual calibre que a menudo se cierne sobre la cabeza de los políticos: la ‘pena de hemeroteca’. Y el último caso es el de Esperanza Aguirre, la presidenta del Partido Popular en Madrid, convertida en los últimos días en el paladín de la bajada de impuestos.

    Aguirre, como se sabe, ha acusado al ministro Montoro no sólo de no bajar impuestos, como prometía el programa electoral del PP, sino de subirlos. Justo lo que ella misma hizo durante los últimos meses de su mandato antes de abandonar la Real Casa de Correos. Un documento oficial (el Plan Económico-Financiero 2012-14) lo acredita. Pero no de forma sutil. Al contrario. El documento -aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera cuatro meses antes de que Aguirre dejara el cargo- no deja lugar a dudas sobre su estrategia fiscal. 

    En la página 84 se dice textualmente: “No está prevista la adopción de ninguna medida tributaria que suponga subida o bajada de impuestos con carácter general”. E incluso, en un párrafo posterior de esa misma página, por si hubiera alguna duda, se dice literalmente que “tampoco se ha previsto ninguna medida que suponga bajada de impuestos”. Desde la Comunidad de Madrid señalan que en ningún momento se trata de impuestos, sino sólo de tasas o precios públicos.

    Esto último se ha cumplido a rajatabla (los impuestos no se han recortado), pero no lo primero. Lo cierto es que la presión fiscal ha aumentado de forma relevante en la Comunidad de Madrid desde que gobierna Mariano Rajoy,  pero no sólo por decisiones tomadas en el Palacio de la Moncloa (IVA, IRPF, IBI), sino también por normas aprobadas por Esperanza Aguirre cuando era presidenta de la Comunidad: las tasas y precios públicos -que también pagan los contribuyentes (aunque tengan un carácter finalista)- no han dejado de subir.

    Universidades, transportes, medicamentos….

    Varios ejemplos. La "aproximación" de los precios públicos de los servicios académicos de las universidades a su “coste efectivo” supone unos ingresos adicionales de 175 millones de euros para la Comunidad de Madrid. Otro ejemplo de mayor calado social. El ajuste (hacia arriba) de las tarifas del transporte público supone un gasto adicional para los usuarios de 100 millones de euros sólo en 2012 (otros 50 millones en 2013), mientras que la reducción de becas para libros y comedores escolares supone unos ingresos adicionales de 26 millones de euros (14 millones más este año).

    Concretamente, dice el Plan Económico-Financiero 2012-14, el título que utilizan aproximadamente dos tercios de los usuarios de la red (Abono Transporte) se incrementó en torno al 8%, mientras que para el bono de diez viajes (Metrobús) se ha establecido una subida del 29%. En el resto de los títulos, los incrementos de las tarifas oscilan desde el 18% al 33%, a excepción del suplemento al aeropuerto, que se incrementa en un 200%, pasando la tarifa de 1 euro a 3 y el billete de la línea exprés al aeropuerto que experimentaría un aumento del 150%, al pasar de dos euros a cinco.

    Hay más, y no en pequeña cuantía. El incremento de la aportación del usuario a la prestación farmacéutica (el copago) supone una subida de la recaudación tributaria (tanto las tasas como los impuestos se tienen en cuenta a la hora de calcular la presión fiscal) equivalente a 60 millones de euros en 2012 y de 40 millones en 2013. Los pensionistas con carácter general pagan el 10% del precio de las medicinas.

    En total, 465 millones de euros en dos años. Sin contar el impacto que tendrán los aumentos en 2014. Las subidas tributarias se produjeron pese a que la Comunidad de Madrid, como suele repetir la expresidenta madrileña, cuenta con mayor margen de maniobra que el resto de regiones debido a su mejor situación presupuestaria, derivada, en parte, del menor peso que tiene el sector público en la actividad económica.

    Pese al informe, responsables autonómicos aseguran que Madrid es la comunidad autónoma de régimen común con el menor esfuerzo fiscal de España, es decir, donde los ciudadanos soportan un nivel de impuestos más bajo, con un 4,72%, frente a la media del 6,05%, al 5,16% de Cataluña, el 7,79% de Andalucía o el 8,76% de Extremadura. Además, defienden que tiene 5 puntos menos de IRPF que Cataluña, y obtiene de ingresos por dicho impuesto 700 millones más que la región catalana. Del mismo modo, Madrid, con 4 puntos de IRPF menos que Andalucía, recauda el doble que Andalucía por el impuesto de la renta.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios