Antonio Basagoiti y su mujer se van a México para trabajar en las filiales de Santander y BBVA. Noticias de Economía
DEJA LA PRESIDENCIA DEL PP EN EL PAÍS VASCO

Antonio Basagoiti y su mujer se van a México para trabajar en las filiales de Santander y BBVA

Vuelta al oficio, vuelta al mundo y vuelta a las raíces familiares. Antonio Basagoiti (1969) deja la política activa para desempolvar el traje de ejecutivo del

Foto: Antonio Basagoiti y su mujer se van a México para trabajar en las filiales de Santander y BBVA
Antonio Basagoiti y su mujer se van a México para trabajar en las filiales de Santander y BBVA

Vuelta al oficio, vuelta al mundo y vuelta a las raíces familiares. Antonio Basagoiti (1969) deja la política activa para desempolvar el traje de ejecutivo del sector financiero. El todavía presidente del Partido Popular en el País Vasco tiene decidido reincorporarse a su antiguo puesto de trabajo. Casi 20 años después de aparcar su carrera profesional, el antiguo BCH (Banco Central Hispano) es ahora el Banco Santander, entidad para la que comenzará a trabajar en México tan pronto como resuelva su salida ordenada del partido y quede despejada la incógnita de quién será su sucesor, tal y como adelantó este diario el pasado lunes.

Además de una cuestión personal, la renuncia a la política implica un completo cambio en el ámbito familiar. El dirigente popular se trasladará a México con su mujer, María Gorostiza (1970), y sus tres hijas. Licenciada en Informática, la consorte de Basagoiti también trabaja para una entidad financiera, en su caso el BBVA, aunque como asignada de Indra, la multinacional española de soluciones tecnológicas. Igual que su marido, dejará Bilbao y su puesto como ingeniera de sistemas en la sede corporativa del banco para incorporarse a Bancomer, la filial con la que la entidad opera en México, país donde Indra cuenta con un plantilla de 2.000 trabajadores.

El cambio radical se produce al poco tiempo de las últimas elecciones al Parlamento Vasco, en octubre de 2012, cuando Basagoiti comunicó a Génova su intención de abandonar la política. Aunque la dirección nacional del PP le pidió entonces que continuara en el cargo al menos hasta los próximos comicios municipales, para mayo de 2015, de forma que pilotara desde dentro la sucesión y evitara una crisis de liderazgo, el dirigente vasco quiere abandonar la formación antes de esa cita. Para que se cumplan esos plazos, sin embargo, es necesario que se convoque un Congreso del PP vasco, anuncio que se especula para después del verano.

Repasando el pasado personal y familiar de Antonio Basagoiti, ni la reincorporación al sector financiero (es abogado de formación) ni la elección de México son fruto del azar. Más bien al contrario, su dedicación a la política durante casi dos décadas, desde que resultó elegido concejal por el Ayuntamiento de Bilbao en 1995, con sólo 26 años, por inspiración y apoyo de su tía Ascensión Pastor, concejala popular en la localidad vizcaína de Maruri y exsenadora por el PP, parece un desvío respecto al camino que le habría correspondido seguir como miembro de la quinta generación de empresarios y financieros vascos a la que pertenece.

Hace más de cien años, el tatarabuelo del dirigente del PP en el País Vasco fundó el Banco Hispano Americano (BHA). Era 1900 y el empresario vizcaíno Antonio Basagoiti Arteta, antes de liquidar y repatriar su fortuna de México, donde prosperó en negocios variados como el textil, cuero, agrario, ferroviario, siderúrgico y financiero, convenció a otros expatriados (Ibáñez y Zaldo) para constituir una entidad financiera de ámbito nacional que desarrollara banca universal. Tras convertirse en el primer gran banco del país hasta entrada la Guerra Civil, la familia siguió vinculada a la entidad, llegando a ser su hijo Juan Antonio Basagoiti Ruiz presidente (1961-68).

A partir de la segunda generación, el apellido vizcaíno siguió vinculado al Hispano Americano, pero sin puestos de mando. El siguiente en al árbol genealógico fue Antonio Basagoiti Amezaga, ingeniero industrial que sólo desempeñó cargo como consejero del banco, que terminaría fusionándose con el Banco Central en 1991. Su hijo, Antonio Basagoiti García-Tuñón, padre del dirigente popular, continuó la tradición formando parte del consejo del fusionado Santander-Central Hispano, fecha a partir de la cual (1999) ha estado siempre a las órdenes del banquero Emilio Botín como presidente de participadas (Unión Fenosa) o filiales (Banesto).  

Más de 100 años después y salvando todas las distancias, otro Antonio Basagoiti vuelve a pisar México para empezar casi de cero una nueva vida.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
62 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios