APUESTA POR LA CAÍDA DE LA DIVISA

El dólar australiano, en la diana de Soros

George Soros ya tiene una nueva víctima en el mercado de divisas: el dólar australiano. El que fuera capaz de tumbar a la libra hace 20

Foto: El dólar australiano, en la diana de Soros
El dólar australiano, en la diana de Soros
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    George Soros ya tiene una nueva víctima en el mercado de divisas: el dólar australiano. El que fuera capaz de tumbar a la libra hace 20 años ha fijado su vista ahora en la moneda australiana tras el último descenso de los tipos de interés del país.

    Según publica la CNBC, todo hace pensar que Soros Fund Management ha tomado una posición corta de alrededor de 1.000 millones de dólares contra el dólar australiano en operaciones realizadas a través de Hong Kong y Singapur.

    La moneda australiana  se cambia a 1,0178 dólares americanos, lo que supone su nivel más bajo desde principios de marzo. Además, el hecho de que el Banco Central del país haya rebajado los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 2,75% hace que presagiar que la debilidad de la divisa continuará.

    A ello hay que unir, las perspectivas de crecimiento moderado que tiene el país y la ralentización de la economía china, que también podrían ejercer presión sobre el dólar australiano a corto plazo.

    Sin embargo, lo que el mercado teme es que se produzca un efecto contagio de la decisión de Soros, ya que muchos inversores copian las decisiones que toma el multimillonario inversor.

    Hasta ahora, el dólar australiano había soportado relativamente bien los últimos años y había conseguido recuperarse desde el mínimo de 0,65 dólares alcanzado en octubre de 2008 y mantenerse ligeramente por encima de la paridad frente al billete verde.  

    Un viejo conocido del mercado de divisas

    La relación de amor-odio entre  las divisas y Soros se remonta 20 años atrás, cuando logró tumbar la libra esterlina.  El multimillonario forzó en 1992 la devaluación de la divisa británica con la venta de más de 10.000 millones de libras en los mercados. Con aquella operación, se embolsó la nada despreciable cifra de 1.000 millones de dólares e inició una estrategia que, al igual que puede suceder ahora, copiaron otros gestores. De nada sirvieron en aquella ocasión los esfuerzos del Banco Central de Inglaterra, que llegó a gastar 50.000 millones de dólares, para frenar el desplome de su moneda, que acabó con sus huesos fuera del proceso que conduce al nacimiento del euro.

    Desde entonces, la inversión en divisas se encuentra siempre en el punto de mira de Soros. Sus movimientos más recientes han sido a finales del año pasado, ponerse corto contra el yen, una apuesta que le supuso unos beneficios de 1.200 millones de dólares. Asimismo, en febrero volvió a la carga contra la libra ante la posibilidad de que el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney –que tomará posesión en julio- tome adopte una política más acomodaticia. 

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios