LA PRIMA DE RIESGO CAE DE 280 PUNTOS

La rentabilidad del bono español baja del 4% por primera vez desde 2010

La bajada de los tipos de interés que realizó ayer el Banco Central Europeo hasta el 0,5% -el nivel más bajo de la historia- sí ha

Foto: La rentabilidad del bono español baja del 4% por primera vez desde 2010
La rentabilidad del bono español baja del 4% por primera vez desde 2010
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min
    La bajada de los tipos de interés que realizó ayer el Banco Central Europeo hasta el 0,5% -el nivel más bajo de la historia- sí ha tenido un efecto positivo en el mercado de deuda pública, al contrario de lo que ha sucedido con las bolsas. Por primera vez desde octubre 2010, la rentabilidad del bono español a 10 años ha bajado del umbral del 4%, mínimos de mayo de ese año, aunque al final ha acabado la jornada en el 4,04%. A su vez, la prima de riesgo española ha llegado a perder los 275 puntos, siguiendo la tendencia bajista de ayer cuando perdió los 290 puntos básicos. 

    El bono español continúa así con su mejoría y lejos parecen quedar ya los máximos próximos al 8% que tocó en julio del año pasado, justo antes de que el BCE saliera al rescate de los países periféricos y Mario Draghi pronunciase su ya famosa frase de que haría "todo lo que fuera necesario" para salvar el euro. Ahora, otro movimiento del organismo europeo le ha servido para perder la barrera psicológica del 4%.

    Y es que para la deuda, el que el BCE rebajara los tipos un cuarto de punto del 0,75% al 0,50% y prorrogara la barra libre para los bancos hasta julio de 2014 parece haber sido suficiente, mientras que para las bolsas el hecho de que el organismo no aprobara medidas directas destinadas a las pymes ha supuesto un jarro agua fría. 

    En los plazos más cortos, también se ha reflejado la mayor confianza hacia la economía española y la compra de bonos por parte de los inversores. Los títulos a cinco años han caído hasta el 2,65%, lo que supone regresar a niveles de marzo de 2010, mientras que los títulos a dos años cedieron hasta el 1,43%, tasas de junio del mismo año.

    Ni siquiera el hecho que la Comisión Europea haya echado por tierra las previsiones económicas del Ejecutivo español ha socavado el optimismo de los inversores. Bruselas pronostica una caída del PIB del 1,5% para este año (frente al 1,3% del Gobierno) y una tasa de paro del 27%. En estas circunstancias, la CE prevé que España incumpla incluso los nuevos objetivos de déficit propuestos por el Gobierno tras retrasar dos años, hasta 2016, la meta del 3%. Sin medidas adicionales, el déficit alcanzará en 2013 el 6,5% (en lugar del 6,3% que espera Guindos) y volverá a subir el año que viene al 7% (en lugar del 5,5%).

    Un gran arranque de mes

    Mayo ha comenzado de manera inmejorable para España, pero abril ya fue un gran mes para la deuda. Las compras masivas sobre los títulos españoles provocaron caídas de entre el 18% y el 30% en las rentabilidades de los bonos a dos, cinco y 10 años. Entre ellas destaca la de las obligaciones a 10 años, cuya rentabilidad se moderó del 5,06 al 4,13%. O lo que es lo mismo, una caída de 93 puntos básicos o del 18,3%, el mayor retroceso porcentual desde diciembre de 2011 y que permitió que el rendimiento descendiera a tasas de 2010. 

    El mes pasado, también influyeron en el comportamiento de la deuda los bancos centrales, especialmente el de Japón, que a comienzos de mes anunció una impresión masiva de dinero hasta 2014, que provocó una oleada global de búsqueda de rentabilidad que está beneficiando claramente a la deuda de los países periféricos de Europa.

    Compras en todos los países

    De hecho, la mejoría no solo se siente en la deuda española. La rentabilidad del bono italiano ha caído hasta el 3,67%, con lo que su prima de riesgo ha bajado hasta 251 puntos y el gap entre el diferencial español y el italiano se mantiene en los 28 puntos. La de Portugal baja a 438, y la de Grecia apenas se mueve de los 919.

    Y los bonos considerados seguros también están siendo objeto de deseo de los inversores. El bund se mueve en el 1,2%, ligeramente superior al 1,165% que llegó a tocar ayer, mientras que los títulos franceses se cambian a 1,76%. Ayer los bonos galos bajaron hasta el 1,662% y marcaron un nuevo mínimo histórico.



    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios