Es noticia
Menú
Michael Bloomberg será el anfitrión del próximo cónclave financiero de España en Nueva York
  1. Economía
ORGANIZADO EN EL NASDAQ POR LA CÁMARA DE COMERCIO ESPAÑA-ESTADOS UNIDOS

Michael Bloomberg será el anfitrión del próximo cónclave financiero de España en Nueva York

A pesar de todos los pesares, que no son pocos, España no está dejando indiferente a los mercados internacionales, que se muestran ojo avizor para aprovechar

Foto: Michael Bloomberg será el anfitrión del próximo cónclave financiero de España en Nueva York
Michael Bloomberg será el anfitrión del próximo cónclave financiero de España en Nueva York

A pesar de todos los pesares, que no son pocos, España no está dejando indiferente a los mercados internacionales, que se muestran ojo avizor para aprovechar cuanto antes las oportunidades de inversión latentes en el nuevo escenario económico. Bajo este telón de fondo, la política de ajustes y reformas llevada a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy se dispone a pasar su trascendental reválida el próximo 10 de mayo, fecha prevista para el cónclave bilateral que reunirá en Nueva York a representantes institucionales y empresariales de España y de Estados Unidos.

La cita viene siendo organizada al detalle y con el máximo sigilo por la Spain-U.S. Chamber of Commerce, probablemente el mayor enclave de relaciones corporativas entre ambos países, con un dilatado historial de más de sesenta años. La Cámara de Comercio es, en realidad, una entidad privada sin ánimo de lucro que ofrece ahora un mullido trampolín a todas esas compañías españolas que tratan de compensar en el mercado exterior americano las restricciones que provoca la crisis en España.

Consciente de esta necesidad, el equipo responsable de la institución que preside el antiguo abogado de Garrigues, Xavier Ruiz, junto a la nueva directora ejecutiva, Gemma Cortijo, se han batido el cobre para que la imagen de nuestro país pueda proyectarse desfilando ni más ni menos que por la pasarela del célebre mercado Nasdaq. La puesta de largo será presidida por el alcalde de Nueva York, Michael R. Bloomberg, quien actuará de excepcional anfitrión como presidente de un encuentro que va a tener gran incidencia en la percepción global de España al otro lado del Atlántico.

El evento sirve de invitación para que instituciones de reciente creación dentro del entorno económico nacional puedan presentar sus credenciales en la meca de los negocios ante los grandes líderes del mercado financiero, gestores de fondos, analistas y altos representantes del mundo académico. Es el caso del comisionado de la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, o de los altos cargos de la Sareb, el también conocido ‘banco malo’ derivado de la recesión inmobiliaria, pero que constituye la piedra de toque de todo el saneamiento en ciernes del mercado crediticio en nuestro país. 

Grandes entidades de crédito, entre las que destacan La Caixa o el Banco de Sabadell, se unirán en el pabellón español junto con directivos de multinacionales como Repsol o Indra y asociaciones con renovada proyección internacional como es la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur). También el Banco de España, a través de su director general del Servicio de Estudios, José Luis Malo de Molina, expondrá las líneas maestras de una estrategia de supervisión que la comunidad internacional está observando con lupa a raíz del rescate financiero solicitado por España a la Unión Europea va a hacer ahora un año.

La doble cara de la economía española

Desde entonces a esta parte, la economía española ha experimentado una evolución dispar derivada de unos esfuerzos de cambio que generan frustración dentro del país, pero que también empiezan a ser reconocidos más allá de las fronteras. Los fondos institucionales que se pasean por España ya no preguntan ansiosamente por una eventual ruptura del euro y buena parte de los inversores con presencia tradicional han apuntalado sus proyectos gracias a la flexibilidad laboral que ofrece la reforma del mercado de trabajo.

La reducción de los costes laborales unitarios ha hecho que España se sitúe en los primeros lugares de competitividad de la OCDE facilitando la recuperación de un sector exterior a las puertas del superávit. Es lo que el ministro Luis de Guindos define como los “determinantes estructurales” que indican la salida de la crisis. El Gobierno se ha curado en salud para no comprometerse con falsas expectativas, lo que también le permite ganar tiempo en esa misión esencial que consiste en obtener la confianza de los mercados. Es en este contexto donde adquiere carta de naturaleza el cónclave del próximo 10 de mayo en Nueva York. Una ocasión inmejorable para demostrar que España, como dice Rajoy, tiene todavía mucho que hacer, pero no menos que decir, en el concierto económico internacional.

A pesar de todos los pesares, que no son pocos, España no está dejando indiferente a los mercados internacionales, que se muestran ojo avizor para aprovechar cuanto antes las oportunidades de inversión latentes en el nuevo escenario económico. Bajo este telón de fondo, la política de ajustes y reformas llevada a cabo por el Gobierno de Mariano Rajoy se dispone a pasar su trascendental reválida el próximo 10 de mayo, fecha prevista para el cónclave bilateral que reunirá en Nueva York a representantes institucionales y empresariales de España y de Estados Unidos.

Nueva York