SOPESA SACARLA A BOLSA EN ALEMANIA O DAR ENTRADA A UN 'PRIVATE EQUITY'

Abengoa pone a la venta Befesa por 1.000 millones para calmar a sus acreedores

Abengoa quiere tranquilizar a la banca después de que su deuda se disparara el pasado año hasta los 8.200 millones y la reforma eléctrica castigara con

Foto: Abengoa pone a la venta Befesa por 1.000 millones para calmar a sus acreedores
Abengoa pone a la venta Befesa por 1.000 millones para calmar a sus acreedores

Abengoa quiere tranquilizar a la banca después de que su deuda se disparara el pasado año hasta los 8.200 millones y la reforma eléctrica castigara con dureza sus inversiones en energía renovable. Por ese motivo, la compañía andaluza ha puesto a la venta Befesa, su filial de medio ambiente que en 2011 excluyó de bolsa valorada en 677 millones de euros, según han confirmado cuatro fuentes financieras.

La compañía controlada por la familia Benjumea se ha puesto en manos de Citi y Deutsche Bank para encontrar un comprador para esta subsidiaria, la primera compañía del sector que cotizó en bolsa (debutó en junio de 1998). Los últimos datos públicos de Befesa señalan que la compañía tenía unas ventas de 613 millones y un beneficio neto de 145 millones de euros. Su rentabilidad sobre recursos propios es del 37% y el margen sobre Ebitda supera el 19%, según las cuentas de 2011.

Otras fuentes próximas a la compañía indican que el beneficio operativo de 2012, pendiente de auditar, ascendió a 130 millones, y la facturación, a 670 millones, por lo que la capitalización de Befesa rondaría los 1.000 millones de euros. De esta cantidad, 700 millones son fondos propios, mientras que los otros 300 se corresponden con la deuda de la sociedad. Oficialmente, la compañía afirma que su estrategia es la de rotación de activos.

Según fuentes conocedoras de la operación, Abengoa prefiere vender Befesa a una firma de capital riesgo que a un competidor industrial. Por ese motivo, ha solicitado a sus bancos asesores que busquen un socio financiero que tome una participación todavía por determinar, dado que los Benjumea estarían dispuestos a perder la mayoría y la gestión.

No obstante, esta no es la única alternativa que maneja la familia sevillana para monetizar el valor de su filial. La otra opción que está sopesando Abengoa con Citi y Deutsche Bank es la salida a bolsa de Befesa en Alemania, siguiendo el paso dado por Telefónica en octubre del pasado año. La compañía tiene dos filiales de reciclaje de productos metálicos y químicos en este país, uno de los once en los que está presente, y probablemente en el que más ha invertido en los últimos años.

La fórmula que se elija para la desinversión va a depender en gran parte de las ofertas que reciba por parte de los private equity y de la estimación de valor bursátil que Citi y Deutsche Bank calculen tras sondear a los potenciales inversores. Algunas fuentes apuntan que se trata del la típica estrategia financiera del dual track o método por el que el vendedor trata de maximizar el precio abriendo las dos posibilidades para calentar la operación. Otras fuentes rechazan este argumento al indicar que la salida a bolsa se llevaría a cabo en Alemania y no en España. 

Adelgazamiento forzoso

La venta de Befesa es un nuevo paso en el proceso de desapalancamiento de Abengoa, urgida por la banca y bajo la atención del mercado, ya que un 3% del capital está controlado por inversores bajistas. La compañía sevillana acabó 2012 con una deuda global de 8.200 millones de euros, 2.800 millones más que a 31 de diciembre del año precedente. La multinacional rebaja esta cifra a los 2.480 millones correspondientes a la matriz, pues los restantes 5.800 están vinculados a desarrollos de proyectos de construcción e ingeniería que después vende. Es lo que denomina 'deuda sin recurso'.

En este contexto, el grupo sevillano ha llevado a cabo una intensa refinanciación de su pasivo en los últimos meses, con la renovación de una línea de crédito o forward start facility de 1.800 millones, la reestructuración de un préstamo sindicado de 1.633 millones, la emisión de un bono convertible en enero por 400 millones y una emisión de deuda de otros 250.

El plan de adelgazamiento de Abengoa comenzó en junio de 2011 cuando decidió vender el 40% que tenía en Telvent, otra filial que había sacado a cotizar al Nasdaq estadounidense. La francesa Schneider Electric pagó 950 millones por la totalidad del grupo (2.000 incluida la deuda), por lo que la compañía andaluza ingresó 421 millones (370 derivados de la venta y 51 en concepto de repago de esta). Ese importe fue destinado a poner en forma el balance de la matriz, que se desprendió de 774 millones de pasivo. En esa política de rotación de activos, justo hace una semana vendió su filial brasileña Bargoa, un fabricante de componentes de telecomunicaciones.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios