PRIVATE MEDIA GROUP TIENE SU SEDE EN BARCELONA

El cetro del porno cambia de manos por un crédito impagado

La productora de contenidos para adultos Private Media Group ha cambiado de manos. Después de un largo proceso judicial en Estados Unidos, esta empresa, cotizada en

Foto: El cetro del porno cambia de manos por un crédito impagado
El cetro del porno cambia de manos por un crédito impagado

La productora de contenidos para adultos Private Media Group ha cambiado de manos. Después de un largo proceso judicial en Estados Unidos, esta empresa, cotizada en el Nasdaq y con sede en Barcelona, ha pasado al control de una firma denominada Consipio Holding BV, que ha nombrado nuevo presidente, relevando al histórico fundador de la compañía, Berth Milton.

Consipio asumió un crédito impagado del banco alemán Commerzbank por valor de 4 millones de dólares. En la memoria del 2010, la última disponible, Private Media Group ya advertía que en caso de ejecución de este préstamo la compañía afrontaría una difícil situación. El crédito del banco alemán estaba garantizado por 5,6 millones de acciones de la empresa, que quedaron pignoradas en la operación.

Private y Consipio intercambiaron querellas en dos procesos en Estados Unidos, uno en Nevada y otro en el estado de Nueva York por cotizar la compañía en el Nasdaq. El pasado mes de enero se produjo la resolución del conflicto a favor del acreedor, por lo que Consipio se ha hecho finalmente con el 59,3% de Private Media Group.

Consipio ha nombrado un nuevo presidente, Charles Pratz. El litigio por el control de la compañía, que había tenido buena parte de su operativa en Cataluña, concretamente en Sant Cugat y Rubí (Barcelona), ha durado 19 meses.

Cotización por los suelos

Las acciones de Private Media Group viven uno de sus peores momentos, pese a que subieron después del acuerdo. El valor de Private cotiza a 0,39 euros el título, seis veces menos que lo que costaban hace tres años. Las causas no han sido sólo las cuestiones derivadas de la lucha por el control de la compañía. Private Media Group se ha adaptado de forma pésima a los cambios provocados por la irrupción de Internet y el aluvión de contenidos porno gratuitos en red. Sus ventas han evolucionado en negativo. Entre 2007 y 2010, los ingresos se desplomaron hasta los 31 millones de dólares, un descenso del 15% en tres años. La estrategia de la compañía ha sido buscar alianzas en el mercado de los móviles, pero que todavía no han conseguido mejorar la rentabilidad del grupo.

Días de gloria

Ahora parece increíble, pero Private Media Group conoció días de gloria desde el punto de vista financiero. Su apogeo fue en 2002, cuando en medio de la burbuja punto.com llegó a presentar una oferta por Napster. En ese momento sus acciones cotizaban a casi 3 euros el título y el plan se basaba en utilizar la tecnología y el dominio de napster.com para dar servicios de intercambio de archivos para adultos. La oferta nunca prosperó, así que el declive en la línea de ingresos fue imparable año tras año. Desde 2007 la compañía arrastra pérdidas continuadas.

En la actualidad, el valor de Private Media Group en bolsa es de poco más de 6 millones de euros, lo que refleja que en el mundo de las publicaciones y los medios audiovisuales ni siquiera la pornografía ha quedado a salvo de una grave crisis estructural que ha provocado el cambio de todo el modelo de negocio.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios