Botín congela el sueldo a los empleados del Santander tras perder 1.500 millones en España
  1. Economía
ANULA LA REVISIÓN ANUAL PACTADA EN CONVENIO

Botín congela el sueldo a los empleados del Santander tras perder 1.500 millones en España

Una de cal y otra de arena. Al tiempo que Banco Santander ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos de Banesto para hacer lo más cómodo

placeholder Foto: Botín congela el sueldo a los empleados del Santander tras perder 1.500 millones en España
Botín congela el sueldo a los empleados del Santander tras perder 1.500 millones en España

Una de cal y otra de arena. Al tiempo que Banco Santander ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos de Banesto para hacer lo más cómodo posible el ajuste laboral por la integración de la filial, Emilio Botín ha decidido congelar el sueldo del grueso de la plantilla en España. El grupo ha decidido no aplicar la subida salarial del 1,25% pactada con los sindicatos en el convenio de la banca.

La decisión la ha adoptado la primera empresa española por capitalización bursátil, lo que deja bien a las claras cuál es la política de costes de las primeras corporaciones de España. Santander ha procedido a absorber el incremento del 1,25% del XXII Convenio Colectivo de Banca que tenían que aplicar a las nóminas con cargo a los complementos voluntarios y personales de la plantilla, que ya sufrió una situación similar en 2011.

Ese ejercicio fue el primero en el que el mayor grupo financiero de España optó de forma unilateral por anular una compensación económica equivalente a la diferencia entre el 1,65% de incremento que se entregó a cuenta a comienzos de año y el IPC finalmente resultante en términos acumulados, y que se situó en diciembre en el 2,9%. Es decir, una diferencia del 1,25%.

Eso significa que el banco congela el salario a los cerca de 10.000 empleados a los que se les aplica el convenio de la banca, aproximadamente la mitad de la plantilla total del Grupo Santander en España. Botín se ha acogido al artículo 5 del vigente convenio colectivo para adoptar una medida que es legal, pero que los sindicatos piensan reclamar, como ya hicieran en 2011. Los representantes de los trabajadores recuerdan que los empleados que presentaron demandas contra aquella medida ganaron el pulso al banco.

Desde CCOO indican que cuando en diciembre se dirigieron a la dirección de Relaciones Laborales para exigir el mantenimiento de la subida salarial, la entidad manifestó que en esta ocasión no aplicaría lo que ya hicieron en enero de 2011. “Esta medida se añade a la congelación efectiva que ya sufren las personas con salario anual pactado”, asegura el sindicato.

El error técnico de BBVA 

La medida llevada a cabo por Santander también la ha aplicado BBVA a toda su plantilla en España en la nómina de enero, lo cual  ha generado malestar entre el personal. Sin embargo, el banco dirigido por Francisco González explica que se trata de un error técnico del departamento de Recursos Humanos, motivado por la integración de los empleados de Unimm, y que se solventará en la paga de febrero.

El Santander era de los pocos que mantenía este tipo de cláusulas, ya que una gran mayoría –incluido Banesto, su filial- absorbían las actualizaciones salariales en distintos complementos específicos. Pero Botín ha optado ahora por sumarse a esta tendencia debido a los pobres resultados del grupo en España. La entidad perdió cerca de 1.500 millones de euros en 2012 debido a las fuertes provisiones contra el riesgo inmobiliario.

Aunque ya ha cumplido con los dos reales decretos específicos, por lo que no tendrá que hacer dotaciones adicionales, fuentes financieras aseguran que tanto Santander como BBVA y la Caixa perderán dinero en sus operaciones ordinarias en su red de sucursales por los diferenciales de tipos de interés. ”Este año será duro para toda la banca. Por ese motivo han conseguido que el Banco de España limite la remuneración de los depósitos. Los números entre lo que pagaban por captar depósitos y lo que pagaban los clientes por los créditos con el Euribor al 0,7% no le salían a ninguno”, explica un experto del sector. 

Emilio Botín Noticias del Banco Santander