EL BANCO ABONA 30 MILLONES AL GRUPO ZED MEDIANTE AMPLIACIÓN DE CAPITAL

La familia Dolset tiene clemencia con Botín tras ganarle un juicio de doce años

El Grupo Zed ha alcanzado un acuerdo extrajudicial con Banco Santander para que la entidad financiera cumpla una sentencia de la Audiencia Provincial, por la que debe inyectar

Foto: La familia Dolset tiene clemencia con Botín tras ganarle un juicio de doce años
La familia Dolset tiene clemencia con Botín tras ganarle un juicio de doce años

El Grupo Zed ha alcanzado un acuerdo extrajudicial con Banco Santander para que la entidad financiera cumpla una sentencia de la Audiencia Provincial, por la que debe inyectar 30 millones de euros por un litigio iniciado hace doce años. El pacto evita que Emilio Botín diera un pelotazo de 200 millones en la compañía de la familia Pérez Dolset, una de los mayores desarrolladores mundiales de contenidos para móviles.

El acuerdo se alcanzó en plena Nochebuena, después de que los tribunales le dieran la razón al Grupo Zed tras una batalla judicial que comenzó en el año 2000. La sentencia final llegó el 18 de diciembre cuando la familia Pérez Dolset ya había decidido acatar la anterior, que permitía a Banco Santander aportar los 30 millones al valor nominal que las acciones de la empresa de móviles tenía doce años atrás.

La entidad había conseguido el derecho a suscribir una ampliación de capital anunciada en octubre en primera instancia –fue anulada por un error en la convocatoria- y en diciembre en segunda a 0,40 euros por título. Este precio suponía que el grupo financiero, con esos 30 millones, se hacía con el 30% del capital del Grupo Zed, cuya tasación rondaba los 800 millones de euros. Por tanto, nada más completar la inyección de fondos, pasaba a ser el segundo mayor accionista, con una participación valorada en 260 millones.

Sin embargo, el retraso en la ejecución de la primera ampliación, provocado por una queja de Uría y Menéndez, el abogado del Santander, permitió que la última sentencia de la Audiencia Provincial llegase a tiempo para paralizar la operación. El dictamen del 18 de diciembre indica que Santander tiene que aportar los 30 millones, pero al valor nominal reciente del Grupo Zed, a 15 euros por acción. A ese precio, el banco apenas se quedaría con el 1% de la compañía tecnológica.

No obstante, los Pérez Dolset, dueños del 45% de la sociedad, optaron a finales de 2012 por ser indulgentes en la victoria. Decidieron proponer a Emilio Botín que entrasen en el capital a 4,88 euros por acción (0,40 de capital y 4,48 de prima de emisión), de tal forma que pasen de enemigos a socios con cerca del 4% del accionariado final. Así consta en el acuerdo que el consejo de administración tomó el pasado 24 de diciembre y que se va a ejecutar en enero.

Enemigo, socio y acreedor

La entente alcanzada en plena Navidad pone fin a un litigio que comenzó en la primera de 2000, cuando la antigua Lanetro, una de las empresas de tecnología más punteras del momento, intentó salir a bolsa. La Oferta Pública de Suscripción (OPS) no llegó a realizarse por la caída de los mercados tras el crash del Nasdaq en marzo de ese año. Pero Santander se había comprometido a, en caso de no completarse la colocación, comprar acciones por unos 30 millones de euros, un montante que en aquellos tiempos representaba el 30% del capital.

Ante la negativa de Emilio Botín, los Pérez Dolset iniciaron una batalla judicial que se ha eternizado. La familia nunca desistió pese a que enfrente tenía al mayor banco de España, con una legión de abogados, y al mismo tiempo su principal acreedor. Porque Zed tiene como principal entidad financiadora a Banesto, propiedad al 90% del Santander y próximamente del 100% cuando finalice la OPA de absorción lanzada en diciembre.

Pese al conflicto judicial, las dos partes siempre han mantenido las formas y la relación comercial. Prueba de ello es que Banesto es el banco agente del crédito sindicado que fue refinanciado y ampliado a finales de 2010 hasta los 122,5 millones. En aquella operación también participaron ING, BBVA, Banco Sabadell y Bankia.

Junto a los Dolset y a Banco Santander, el capital del Grupo Zed lo comparten el Grupo Planeta, con cerca del 20% de las acciones, Torreal, la sociedad de inversión del financiero Juan Abelló, y el fondo estadounidense Veronis Suhler Stevenson, ambos con cerca de un 10% actualmente. La compañía, que factura unos 600 millones de euros y tiene un beneficio bruto de explotación de 50 millones, tiene pretensión de salir a bolsa de nuevo a medio plazo, tras los intentos fallidos del año 2000 y de 2006.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios