EN LA BATALLA CON AGBAR POR LA ADJUDICIÓN DE ATLL

La Generalitat da hilo a la cometa ante la falta de fondos para pagar a Acciona

Agbar instó ayer a la conselleria de Territorio y Sostenibilidad, que encabeza Santi Vila, a que cumpla la resolución del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de

Foto: La Generalitat da hilo a la cometa ante la falta de fondos para pagar a Acciona
La Generalitat da hilo a la cometa ante la falta de fondos para pagar a Acciona

Agbar instó ayer a la conselleria de Territorio y Sostenibilidad, que encabeza Santi Vila, a que cumpla la resolución del Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Catalunya y que, por lo tanto, anule, de acuerdo con la ley, la concesión de Aigües del Ter Llobregat (ATLL) al consorcio liderado por Acciona.

En el documento de su requerimiento al conseller, Agbar argumenta que este organismo independiente, que depende de Presidencia, “ha declarado la invalidez del acuerdo de adjudicación”.

Por ello considera que “los efectos del acuerdo de adjudicación que ya hayan estado desplegados deberán ser anulados, en ejecución y cumplimiento de la resolución” del organismo independiente.

En pocas palabras, Agbar pide “retrotraer el concurso”, exige que Acciona no tome posesión de los activos de ATLL y dejar sin validen el contrato que tienen el consorcio con la Administración catalana.

Esta interpretación de la ley choca directamente con la que hacen Acciona y sus socios y también discrepa de la Generalitat. La exigencia es el primer paso a la batalla legal que se avecina entre las tres partes en el seno del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

La Generalitat cree que tiene tiempo

Al contrario, que Agbar, que exige la aplicación inmediata de la resolución, el Gabinete Jurídico de la Generalitat considera que tiene tiempo. Está previsto que su recurso al TSJC se presente entre esta semana y la siguiente. Y considera que el recurso congela la decisión hasta que la Sala de lo Contencioso Administrativo del tribunal falle en un sentido o en otro.

Por su parte, Acciona entiende que hasta que no se produzca este fallo, ellos son los gestores legítimos de ATLL, ya que han abonado 298 millones de euros como primer pago. Además, por cada año que Acciona y sus socios, el principal el banco brasileño BTG Pactual, mantengan la concesión podrán reclamar más a la Generalitat por daños y prejuicios si al final se revoca el proceso.

Mesa de contratación

La Mesa de Contratación que adjudicó ATLL a Acciona estaba presidida por Leonard Carcolé, director general de la Agencia Catalana del Agua y máximo responsable de la redacción del pliego del concurso. Formaban parte de esta mesa miembros de tres consellerias: Empresa y Ocupación, Territorio y Sostenibilidad y Economía. Por tanto, se trata de una decisión que compromete al grueso de la Generalitat.

Acciona se impuso por precio y condiciones de pago, según han explicado fuentes políticas. De hecho, el punto del calendario de obras, por el que Agbar ha conseguido la revocación dictada por el organismo tutelar de la contratación pública, obtuvo cero puntos en el concurso, por lo que la Generalitat cree que podrá ganar en los tribunales. Sin embargo, según la lectura de Agbar la anulación debería ser inmediata, haciendo una lectura estricta de la ley. Pero más allá de legalismo, esta interpretación estricta obligaría a la Generalitat a devolver a Acciona y sus socios 298 millones. Un dinero que ya no tiene.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios