KOPLOWITZ DESTITUYE A FALCONES

Esther Koplowitz destituye a Falcones al frente de FCC tras cancelar el dividendo

Los cambios en la cúpula de FCC. Sólo unas semanas después de que la compañía anunciara la cancelación del dividendo a cuenta del ejercicio 2012, la

Foto: Esther Koplowitz destituye a Falcones al frente de FCC tras cancelar el dividendo
Esther Koplowitz destituye a Falcones al frente de FCC tras cancelar el dividendo

Los cambios en la cúpula de FCC. Sólo unas semanas después de que la compañía anunciara la cancelación del dividendo a cuenta del ejercicio 2012, la vicepresidenta y primer accionista,Esther Koplowitz, ha decidido poner punto y final al mandato de Baldomero Falcones (1946) como presidente de la constructora. De acuerdo con fuentes oficiosas, la decisión se llevará a cabo en el próximo consejo ordinario y está previsto que el sustituto sea otro hombre de la casa, Juan Béjar, que ocupa ahora la presidencia de la filial cementera Portland, de la filial de concesiones Globalvía y de la patronal Oficemen.

Los malos resultados cosechados por FCC durante los últimos años de crisis, con la culminación de la cancelación del dividendo, han precipitado la marcha de Baldomero Falcones cinco años después de que accediera al cargo, en diciembre de 2007, mandato durante el cual la compañía ha entrado en sectores como el deenergías renovables, castigado por la incertidumbre regulatoria, ha abordado una política de desinversiones para reducir la elevada deuda y ha intensificado la internacionalización de la cartera de clientes ante la caía del negocio doméstico desde el inicio de la crisis.

Con la decisión tomada, Esther Koplowitz negocia ahora la rescisión del contrato de Baldomero Falcones, cuyo blindaje a falta de unos meses expira el próximo mes de mayo. Sin embargo, la máxima accionista, con el 60% del capital, no ha querido dejar pasar el tiempo y ha preferido acelerar el relevo en la cúpula de FCC coincidiendo con el comienzo del ejercicio, de manera que el nuevo equipo que acompañe a Juan Béjar, que recaló en la órbita del grupo en 2009, arranque desde el principio, asumiendo la presentación de resultados de 2012 y al mismo tiempo la de un nuevo plan estratégico.

El crédito de Baldo Falcones al frente de la compañía se agotó tras la decisión histórica de suspender el dividendo en vísperas de la Navidaddespués de dos meses de serias divergencias en el seno de FCC. Obligado a asumir pérdidas para sanear de determinados activos, como la inversión en la compañía centroeuropea Alpine, la retribución a los accionistas ha resultado un escollo insalvable, más aún cuando Esther Koplowitz es la mayor perjudicada, ya que tiene unos préstamos con Bankia y BBVA de cerca de 1.100 millones de euros cuyas garantías son las acciones de la constructora.

El esfuerzo de Falcones por fortalecer el balance ha resultado insuficiente a ojos del principal accionista, que ya tuvo que hacer caja con su sede hace un año para cumplir con los bancos. Durante este 2012, FCC refinanció deuda por más de 1.000 millones, vendió activos no estratégicos (servicios aeroportuarios)  y encauzó Cementos Portland, logro que ha servido a Juan Bejar para ganarse la confianza de Koplowitz. Sin embargo, la compañía no logró colcoar el 50% de su filial de energía, por la que pedía 500 millones que habrían servido para provisionar el agujero de 250 millones de Alpine.

A pesar de todo, al final los malos resultados del negocio han terminado imponiendo la decisión más lógica: primero la histórica suspensión del dividendo y acto seguido el relevo del máximo ejecutivo. De esta manera, los números han marcado el camino, ya que desde el comienzo de la crisis el beneficio de FCC se ha contraído un 85%, la retribución al accionista lo ha hecho en otro 40% y el valor en bolsa ha caído cerca de un 80% durante los últimos cinco años. Ahora el reto es para el nuevo equipo que liderará Juan Béjar, que además de podar tendrá que pensar en crecer.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios