Embargan el yate de Steve Jobs por impago al diseñador Philippe Starck
  1. Economía
SU CONSTRUCCIÓN HA CONSTADO MÁS DE 100 MILLONES DE EUROS

Embargan el yate de Steve Jobs por impago al diseñador Philippe Starck

El yate del fallecido Steve Jobs ha sido embargado. Ordenado construir por el cofundador de Apple, ha sido confiscado en  Ámsterdam debido a una disputa sobre

Foto: Embargan el yate de Steve Jobs por impago al diseñador Philippe Starck
Embargan el yate de Steve Jobs por impago al diseñador Philippe Starck

El yate del fallecido Steve Jobs ha sido embargado. Ordenado construir por el cofundador de Apple, ha sido confiscado en  Ámsterdam debido a una disputa sobre una cuenta impagada al diseñador Philippe Starck. Así lo ha confirmado su abogado este viernes.

Jobs, que murió el año pasado tras hacerse un nombre y una fortuna en Apple, nunca llegó a usar el yate - llamado Venus - pero encargó al diseñador francés que trabajara en el velero, cuya construcción ha costado más de 100 millones de euros. 

Un abogado que representa a Ubik, la compañía de Starck, confirmó a Reuters que su cliente había recibido 6 millones de euros de una comisión de 9 millones de euros por su trabajo en este velero minimalista y ahora estaba tratando de recuperar el resto de lo que se le debía.

El yate fue confiscado el miércoles por la noche, dijo el abogado, y seguirá en el puerto de Ámsterdam pendiente de pago de parte de los abogados que representan el patrimonio de Jobs. "El proyecto estaba en marcha desde 2007 y hubo muchas conversaciones detalladas entre Jobs y Starck", dijo Roelant Klaassen, abogado que representa a Ubik. "Estos tipos confiaban el uno en el otro, así que no hubo un contrato muy detallado", dijo. El abogado que representa el patrimonio de Jobs no ha realizado ningún comentario al respecto. 

¿Y qué tiene Venus para ser tan caro? Se trata de un yate de 80 metros de eslora, hecho a medida por la naviera Feadship con el exterior de aluminio. Jobs puso todo su empeño en que no se descuidara ningún detalle. Con un ambiente minimalista, en la cabina de mando se encuentran colocados siete iMacs de 27 pulgadas que sirven para dar la información necesaria para controlar el funcionamiento y bienestar del barco.

Steve Jobs