DEMETRIO CARCELLER PROVISIONA SU FALLIDA INVERSIÓN DE 400 MILLONES EN LA CONSTRUCTORA

Sacyr hace un 'boquete' de 300 millones en la fortuna del hombre más rico de Cataluña

La cerveza y el petróleo suelen ser negocios rentables, seguros, solo sujetos a las variaciones de la materia prima y el consumo. Todo lo contrario que

Foto: Sacyr hace un 'boquete' de 300 millones en la fortuna del hombre más rico de Cataluña
Sacyr hace un 'boquete' de 300 millones en la fortuna del hombre más rico de Cataluña
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La cerveza y el petróleo suelen ser negocios rentables, seguros, solo sujetos a las variaciones de la materia prima y el consumo. Todo lo contrario que el ladrillo, en pleno derrumbe. Bien lo sabe Demetrio Carceller, uno de los hombres más ricos de España y la mayor fortuna de Cataluña, que va a tener que provisionar 300 millones -ya ha dotado 165- por su fallida inversión en Sacyr Vallehermoso.

    Carceller, el mayor accionista del grupo cervecero Damm, ha observado cómo su participación del 13% en la compañía constructora ha dañado la cuenta de resultados de Disa Corporación Petrolifera, el holding a través del cual controla una diversidad de empresas distribuidoras de combustible para automoción, de logística y de transporte terrestre. El resultado individual de Disa registró en 2011 unas pérdidas de 81 millones de euros, frente a los beneficios de más de 70 millones del ejercicio precedente.

    La principal causa de esos números rojos fue la inversión en Sacyr, de la que Carceller es el mayor accionista tras la guerra interna con Luis del Rivero. El empresario de origen catalán, cuyo padre fue el presidente del Banco Comercial Transaltlántico y cuyo abuelo fue político en los primeros años del franquismo, ha destinado más de 400 millones a comprar su participación en la constructora.

    Pero ese paquete apenas vale hoy 80 millones. Por ese motivo, Disa Corporación Petrolifera optó por reconocer el deterioro de esa inversión al provisionar contra la cuenta de resultados 109,5 millones. A principios de este año, Carceller volvió a cargar otros 53,34 millones al constatar que el desplome de la cotización de Sacyr continuaba en 2012. En total, 163 millones, una cifra que aumentará sensiblemente en los próximos meses.

    El motivo es que la caída en picado de Sacyr  ha seguido hasta las últimas semanas, debido a las ventas de las participaciones de Luis del Rivero y de Novagalicia. Al cierre del pasado año, Disa tenía valorado su 13% del grupo de infraestructuras y servicios en 218 millones, pero si fuera a venderla ahora en bolsa apenas obtendría 80 millones. Por tanto, tendrá que dotar otros casi 140 millones cuando concluya 2012, por lo que la provisión global rondará los 300 millones.

    Disa es el quinto distribuidor de productos petrolíferos de España y el primero de Canarias, pero tiene muchas inversiones financieras. Además de ser el mayor accionista industrial de Damm, grupo del que tiene más del 27% del capital, tiene posiciones relevantes en Ebro Foods (10%) y en Pescanova (5%). Por si fuera poco, Carceller también destinó el pasado año 20 millones de euros a comprar acciones de Bankia en la salida a bolsa del grupo financiero como respuesta a la petición del Gobierno de Zapatero a las grandes fortunas de apoyar la ampliación de capital. Hoy, esa inversión vale prácticamente cero.

    En cualquier caso, pese a estos sustos, Disa Corporación Financiera disfruta de una buena salud financiera. El grupo consolidado obtuvo en 2011 un beneficio de 72,3 millones de euros, ligeramente por encima del ejercicio precedente. La cifra de negocios alcanzó los 2.219 millones, con un crecimiento del 17%, en gran parte gracias a la subida del precio de venta del combustible. Los números habrían sido mejores si la inversión en Sacyr, que le ha llevado a Carceller a sonar como candidato a presidente de Repsol, hubiera ido mejor.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    6 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios