COMPLICA AÚN MÁS LA SITUACIÓN DE BMN Y CEISS

El 'banco malo' rebaja más el precio de los activos para reducir sus necesidades de capital

El banco malo (Sareb) rebajará todavía más los precios a los que va a adquirir los activos tóxicos de la banca en apuros para reducir sus

Foto: El 'banco malo' rebaja más el precio de los activos para reducir sus necesidades de capital
El 'banco malo' rebaja más el precio de los activos para reducir sus necesidades de capital
El banco malo (Sareb) rebajará todavía más los precios a los que va a adquirir los activos tóxicos de la banca en apuros para reducir sus necesidades de capital, dadas las dificultades para captarlo de inversores privados. Esta rebaja estará en torno a un 15% sobre los precios inicialmente estimados, según fuentes del sector. No se hará mediante un descuento mayor que el anunciado en octubre, sino mediante una actualización del valor de los activos que se traspasan, asumiendo que ahora este es menor. Esta medida no incrementará las necesidades de capital de las entidades nacionalizadas, puesto que contaban con un colchón suficiente, pero sí las del Grupo 2 (BMN, Liberbank, Ceiss y Caja3). Si añadimos la conversión de los préstamos del FROB 1 en capital, BMN y Ceiss (Caja España-Duero) pueden quedar con mayoría de capital público.

De hecho, según las fuentes citadas, inicialmente se planteó que este descuento se aplicara sólo a estas cuatro últimas entidades. Ante las protestas de este grupo, el FROB aceptó que la rebaja fuera también para las nacionalizadas (BFA-Bankia, CatalunyaCaixa y NovaGalicia), dado que no tendría impacto material en sus necesidades de capital y, en consecuencia, en el importe que cada una debe recibir del rescate europeo.

Esto se debe a que el Gobierno ha pedido dinero 'de más' para las entidades del Grupo 1, ya que había tenido en cuenta a la hora de calcular sus necesidades unos activos fiscales que finalmente no se van a poder recuperar porque se estima que las nacionalizadas no van a lograr nunca un beneficio lo suficientemente grande para absorberlos. Ese margen es suficiente, según las fuentes, para asumir la rebaja adicional del valor de los activos traspasados al banco malo sin necesidad de solicitar más dinero al fondo de rescate europeo.

BMN y Ceiss, en el disparadero

Sin embargo, el impacto puede ser muy duro para las entidades del Grupo 2. Un incremento de las necesidades de capital puede hacerles cruzar la frontera entre solicitar o no dinero del rescate (caso de Liberbank, por ejemplo) o incluso entre mantenerse independientes o tener que ser nacionalizadas, cuando su situación inicial les permitía salvarse de la quema. En el caso de BMN y Ceiss, la situación se complica si recordamos que Almunia ha exigido la conversión de los préstamos del FROB 1 en capital público, como adelantó El Confidencial.

Sumando esa conversión, las mayores necesidades por los descuentos del banco malo y que este déficit de capital será cubierto con acciones y no con CoCos por la negativa de Bruselas, el Estado puede erigirse en el mayor accionista de estas dos entidades, aunque todavía debe realizarse una valoración de cada una. Por otro lado, se mantendrán los equipos directivos actuales, a pesar de la entrada del Estado. En todo caso, las fuentes consultadas aseguran que las necesidades conjuntas del grupo superarán los 1.500 millones anunciados por Luis de Guindos.

Valoración a diciembre de 2012

La rebaja que aplicará el banco malo no eleva los recortes sobre el valor en libros anunciados en octubre (45,6% para el crédito promotor y 63,1% para los inmuebles adjudicados). Se basa en que ahora no tomará como base los precios a cierre de 2011 -que son los que utilizaba Oliver Wyman en su auditoría del sector bancario-, sino a diciembre de 2012. Y el FROB da por supuesto que las carteras de activos se han deteriorado en este último año, por lo que valen menos. Un ejemplo es el crédito promotor: a cierre de 2011, se aplicaba una pérdida esperada del 20% al sano y del 40% al moroso; ahora, se considera todo moroso y se le aplica la pérdida del 40%.

Según las fuentes consultadas, ese descuento será del 15% en promedio sobre los valores estimados inicialmente; es decir, si una entidad iba a recibir 1.000 millones por sus activos, ahora recibirá sólo 850. Lógicamente, eso incrementa las pérdidas que deben provisionar por el traspaso de sus activos al banco malo y aminora el efecto positivo de este en las necesidades de capital (por un lado implica pérdidas, pero, por otro, reduce los activos en balance y, en consecuencia, las exigencias de fondos propios). Dicho de otra forma, eleva el dinero que necesitan para cubrir su déficit de capital.

Para la sociedad de gestión de activos, esta rebaja implica unas menores necesidades de capital respecto a los 5.000 millones (2.500 de ellos de dinero privado) que se estimaban inicialmente. Esto significa que se da la paradoja de que las entidades con necesidades de capital pueden subvencionar la rentabilidad de Sareb en beneficio de la gran banca, que no en vano será su principal accionista.
Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios