Es noticia
Menú
Brokers de la City, comunicadores, ejecutivos del Ibex... el Gobierno da caza al defraudador fiscal
  1. Economía
INTENSIFICA EL CERCO PARA MEJORAR LA RECAUDACIÓN

Brokers de la City, comunicadores, ejecutivos del Ibex... el Gobierno da caza al defraudador fiscal

Juan, 52 años, empresario enriquecido con el boom del ladrillo, con dos millones de dinero negro escondidos en Suiza. Es uno de los perfiles de persona

Foto: Brokers de la City, comunicadores, ejecutivos del Ibex... el Gobierno da caza al defraudador fiscal
Brokers de la City, comunicadores, ejecutivos del Ibex... el Gobierno da caza al defraudador fiscal

Juan, 52 años, empresario enriquecido con el boom del ladrillo, con dos millones de dinero negro escondidos en Suiza. Es uno de los perfiles de persona que se está pensando si acudir o no a la amnistía fiscal a una semana del fin del plazo (si finalmente no hay prórroga). Si no le han pillado hasta ahora, no tienen por qué cogerle en el futuro. Pero lo cierto es que el riesgo es alto por el endurecimiento de las medidas antifraude adoptado por el Gobierno, que se ha decidido a cercar la evasión fiscal para intentar cumplir el objetivo de déficit comprometido con Bruselas.

Los muchos españoles que aprovecharon la burbuja inmobiliaria no son los únicos que están preparando los papeles para solicitar la amnistía y “no acuden a las grandes firmas, sino que están gestionando si se regularizan con sus asesores de toda la vida, que son los que conocen todo lo que han hecho”, cuenta a El Confidencial un abogado especialista en fiscalidad.

Según varias fuentes de despachos de abogados, la gente que se está acogiendo a la amnistía fiscal son personas normales, sin especial afán por defraudar. Y pese a las dudas iniciales, dado que se ha endurecido mucho la ley antifraude, es preferible pagar un 10% por regularizar los beneficios obtenidos por tus activos en los últimos años que correr el riesgo de una inspección.

“No se trata de los clientes habituales de los despachos de abogados”, afirman desde Garrigues. “Son personas físicas que, en la mayoría de los caso no han contado con un asesoramiento serio y responsable”, añaden.

Uno caso frecuente de este tipo es el de los ejecutivos españoles que han trabajado en el extranjero, por ejemplo en la City londinense, y que se han abierto cuentas en el país en el que residían para gestionar desde allí su dinero; han mantenido esas cuentas y activos, pero no las habían declarado hasta ahora, porque no les interesaba o por dejadez, y actualmente quieren legalizar su situación y evitar que Hacienda les ‘meta un puro’.

También han optado por acogerse a la amnistía y evitar que el fisco les pille con alguna irregularidad gente de posición acomodada que tiene activos financieros en paraísos fiscales o países con regímenes fiscales más laxos, como Suiza o, incluso, Bélgica. Como el caso de una persona que heredó dinero de su padre y prefirió colocarlo en una cuenta en el extranjero, por si acaso. Tal y como explican desde una consultora, este individuo se puede arriesgar y mantener ese dinero, dado que por el momento no le han pillado. Pero "se expone a sufrir el endurecimiento de las medidas antifraude y, sobre todo, del delito fiscal que incluye el nuevo Código Penal".

En la mayoría de los casos, los grandes patrimonios con dinero en el extranjero no pueden demostrar que es anterior al periodo al que afecta la ley, ya que lo normal es que tuvieran el dinero fuera en trust, fundaciones, fiducias o estructuras opacas, subrayan desde una consultora. “Es mejor ganar la seguridad fiscal con el 10% que exige la norma extraordinaria”, señala un abogado.

Si se acoge al perdón que ofrece ahora el Gobierno, solo tendrá que tributar por las rentas posteriores a 2008 –antes de esa fecha el fraude habría prescrito- y si, además, no ha mantenido una cartera fija de activos, sino que ha ido comprando y vendiendo bonos, acciones, etc. el cálculo de los rendimientos “ni siquiera será el real, porque es muy complicado y en muchos casos se está aplicando un prorrateo”, explica un experto.

Es decir, un señor que tiene activos financieros en Suiza por dos millones de euros, pensaba que al tener que pagar el 10% iba a tener que desembolsar 200.000, pero al comprobar cómo aplicarse la ley se han dado cuenta de que, en realidad, solo tienen que pagar por los intereses generados en 2008, 2009 y 2010, porque 2011 se regularizaría por el procedimiento ordinario y no mediante la ley extraordinaria. Como esos tres años han coincidido con un mal momento en el mercado, las rentabilidades han sido muy bajas y, en algunos casos, incluso negativas, por lo que van a tener que pagar es muy poco, 5.000, 10.000 euros… explica un abogado.

Persecución a las sociedades unipersonales

El gobierno también ha puesto, desde hace ya algunos meses, el foco de atención en las sociedades unipersonales creadas específicamente para evitar al individuo por su trabajo por el régimen general, ya que si el sueldo es muy elevado los impuestos pueden llegar a superar el 50%. En cambio, si tributan como sociedad, el tipo impositivo es sensiblemente inferior, del 23%.

Llaman la atención las estrellas mediáticas a las que Hacienda a reclamado dinero. Los últimos casos han sido el de José Miguel Monzón –Gran Wyoming- y el de Federico Jiménez Losantos. En ambos casos el fisco pide que paguen lo que han dejado de pagar por tributar a través de sociedades lo que en realidad eran rentas de trabajo. La situación no es nueva ni exclusiva de famosos, aunque algunos personajes públicos han llamado bastante la atención de los medios.

Ya en marzo y coincidiendo con la presentación del Plan de Control Tributario de 2012 varios personajes públicos se quejaron del “acoso de Hacienda”, entre otros, Jorge Javier Vázquez, Rosa Villacastín o María Teresa Campos. La propia Villacastín reconocía haber pagado una multa, aunque afirmaba que no había cometido un delito y coincidía con el resto de famosos en que había una caza de brujas. Estos profesionales se quejaron de que Hacienda había “reinterpretado” la Ley para que no pudieran cobrar como sociedad. Jorge Javier Vázquez fue uno de los que se negó a ceder y recurrió la multa.

Ésta práctica está muy extendida entre los profesionales liberales en España y, aunque Hacienda lleva ya, según las fuentes consultadas por este medio, un par de años apretando las tuercas a quienes la llevan a cabo, la falta de medios provoca que solo se fijen en los que más dinero ingresan.  “No van contra los famosos para dar ejemplo”, señala un experto en fiscalidad. Y añade: “Hacienda lleva ya un par de años detrás de despachos de abogados, consultoras, arquitectos, médicos, ingenieros… pero solo va a por los grandes porque tiene recursos limitados. Si ganas 30.000 euros no se van a fijar, pero si ingresas un millón, Hacienda sí va a por ti”.

Cerco a la planificación fiscal y más impuestos para ejecutivos

Más allá de la persecución del fraude fiscal, el Ejecutivo de Rajoy también quiere recaudar de las indemnizaciones de los altos ejecutivos. El equipo del ministro Cristóbal Montoro estudia la forma de elevar los impuestos en estos casos, aunque todavía no ha dado con la solución. Sin embargo, la mera posibilidad de que la propuesta salga adelante a partir de enero ya ha provocado preocupación en determinados círculos.

En este sentido, destaca la reorganización en Telefónica y la salida de un destacado grupo de altos cargos de la compañía. Tal y como ya publicó El Confidencial, aunque las últimas salidas en la operadora se enmarcan dentro de un programa de ajustesalgunos de los directivos que han ido saliendo durante las últimas fechas han preferido formalizar su salida antes de fin de año en previsión.

Esta situación es compartida por las cúpulas de otras cotizadas del Ibex 35, en la que los directivos más próximos a su edad de jubilación o con una larga trayectoria están valorando la posibilidad de adelantar su marcha antes de que concluya el año. Y es algo que las consultoras también anticipan: “Va a haber muchas salidas en el próximo mes”, comentan las fuentes consultadas.

El Gobierno también quiere evitar la planificación fiscal que le resta ingresos. Y ha puesto en el foco en las multinacionales, en consonancia con el resto de países europeos.

“La Agencia Tributaria tiene un mosqueo importante desde hace años con las empresas que ganan mucho dinero en España, pero consiguen pagar pocos impuestos gracias a la ingeniería fiscal y están desarrollando políticas para evitar los abusos”, comenta un fiscalista. El problema, plantea, es determinar el límite donde comienza a haber abusos.

Con el fin de evitar al máximo lo que han llamado “planificación fiscal agresiva”, Hacienda va a crear una Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional, tal y como anunció esta semana el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre. Entre las empresas a las que se va a ‘perseguir’ destacan nombres como Google, Amazon o Facebook. Estas multinacionales no están teniendo problemas solo en España, Francia reclama 1.000 millones a Google y Reino Unido tiene abiertos expedientes a Starbucks o Amazon.

Juan, 52 años, empresario enriquecido con el boom del ladrillo, con dos millones de dinero negro escondidos en Suiza. Es uno de los perfiles de persona que se está pensando si acudir o no a la amnistía fiscal a una semana del fin del plazo (si finalmente no hay prórroga). Si no le han pillado hasta ahora, no tienen por qué cogerle en el futuro. Pero lo cierto es que el riesgo es alto por el endurecimiento de las medidas antifraude adoptado por el Gobierno, que se ha decidido a cercar la evasión fiscal para intentar cumplir el objetivo de déficit comprometido con Bruselas.