MÁS DE 1,4 MILLONES DE LICENCIADOS BUSCA EMPLEO

Nadie se salva: el paro entre los licenciados se dispara hasta el 15%

El deterioro del mercado de trabajo rompe todos los diques de contención. Si hasta ahora existía una evidente relación entre número de parados y nivel de

El deterioro del mercado de trabajo rompe todos los diques de contención. Si hasta ahora existía una evidente relación entre número de parados y nivel de estudios, esa frontera comienza a quebrarse. Hasta el punto de que el desempleo entre quienes acreditan educación superior (licenciados o graduados) alcanza ya el 15,34% de la población activa. La tasa es todavía inferior en diez puntos a la media, pero revela una aceleración intensa a medida que avanza la crisis económica. Ya ni siquiera los trabajadores con estudios superiores se salvan de la quema.

 

Para hacerse una idea del empeoramiento del mercado de trabajo entre este colectivo, sólo hay que tener en cuenta que al comenzar la crisis -en 2008- el desempleo se situaba en apenas el 5,9%, lo que significa que casi se ha triplicado en apenas cuatro años. El paro en el conjunto de la población ha crecido prácticamente lo mismo en igual periodo, pero hasta ahora se consideraba que el nivel de formación blindaba, aunque fuera de forma parcial, ante el agravamiento de la crisis laboral.

No es así. Sobre todo en el caso de las mujeres. Nada menos que el 17% de las que han culminado estudios superiores está en situación de desempleo. Y no hay que olvidar que estas cifras tienen un sesgo a la baja debido al fenómeno migratorio. Cada vez hay más jóvenes licenciados que dejan España en busca de un puesto de trabajo, lo que puede explicar en parte el descenso de la población activa en el tercer trimestre (la suma de los ocupados y de los parados que buscan de forma persistente un empleo). De hecho, el paro entre los doctores -nivel máximo de la carrera académica- se sitúa ya en el 5,4%, cuando al comenzar la crisis era residual.

 

Según los datos del INE, la población activa disminuyó en 12.000 personas en el tercer trimestre (-0,1%), pero corregida de estacionalidad aumentó un 0,1%.  Respecto a un año antes, cayó en 36.200 personas (0,2%), descenso que responde, principalmente, a una reducción del número de habitantes puesto que la tasa de actividad se mantuvo en el 60,1%. Al desglosar por sexos, la mayor pérdida de población activa correspondió a los varones, mayoritariamente a los trabajadores extranjeros.

170.000 empleos destruidos

Hay que tener en cuenta, en todo caso, que entre junio y septiembre se destruyeron 96.900 puestos de trabajo, aunque una vez corregida la estacionalidad propia del trimestre, la ocupación se habría reducido en torno a 170.000 personas, según el Servicio de Estudios del BBVA.

 

Aún así, y pese a estas cifras, estudiar sigue compensando. El desempleo entre los analfabetos, por ejemplo, se sitúa un increíble 57%, y desciende hasta el 38% en el caso de los trabajadores que cuentan con educación primaria. Incluso la tasa de paro baja hasta el 32% si únicamente se tiene en cuenta a los trabajadores con estudios secundarios. En todos los casos, por debajo de la media general (25%), lo que refleja una evidente relación entre paro y cualificación  profesional.

Sin embargo, todavía hay 1,4 millones de trabajadores que buscan un puesto de trabajo pese a haber acreditado algún título universitario de primer y segundo ciclo. La cifra puede parecer pequeña, pero hay que tener en cuenta que, según la Encuesta de Población Activa (EPA), nada menos que 1,18 millones de personas con título universitario son inactivas, es decir que ni buscan ni tienen empleo.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios