TRAS LAS ÚLTIMAS MEDIDAS DE LOS BANCOS CENTRALES

Bonos ligados a la inflación, un arma para luchar contra el alza de los precios

La inflación es una de las principales amenazas para las carteras de los inversores. El alza de los precios es el principal enemigo a batir, ya

Foto: Bonos ligados a la inflación, un arma para luchar contra el alza de los precios
Bonos ligados a la inflación, un arma para luchar contra el alza de los precios
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La inflación es una de las principales amenazas para las carteras de los inversores. El alza de los precios es el principal enemigo a batir, ya que un activo es rentable cuando como mínimo logra superar el aumento del IPC. Por ello, y ante las expectativas de que repunte tras los nuevos estímulos económicos implementados por los bancos centrales, protegerse contra ella se torna fundamental.

    Las últimas medidas de estímulo puestas en marcha por la Reserva Federal -como la adquisición de títulos hipotecarios por valor de 40.000 millones- y el anuncio del BCE sobre la compra de bonos de países periféricos en el mercado secundario han hecho saltar todas las alarmas sobre un posible incremento de la inflación a medio plazo, pese a que el organismo dirigido por Mario Draghi se empeñe en señalar que no tendrá consecuencias. Bajo esta premisa los inversores se han puesto manos a la obra para combatir el alza de los precios.

    Existen varias alternativas para cubrir la cartera contra el aumento del IPC. La más conocida, y demandada, es el oro, pero existen otros activos que también cumplen esta función, como son los bonos ligados a la inflación que, además, están descorrelacionados de otros mercados.

    La principal característica de este tipo de títulos es que el interés que pagan se ajusta a la inflación a lo largo de la vida del bono. Por tanto, si los precios aumentan, el valor nominal del bono también se incrementa, anulando el impacto de la inflación.

    El origen de este tipo de títulos se remonta a la II Guerra Mundial, pero no fue hasta los años ochenta cuando comenzó a desarrollarse el mercado actual. Habitualmente, los emisores suelen ser los Gobiernos de los países desarrollados –principalmente Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Francia e Italia- y las emisiones corporativas suelen ser residuales. Los expertos calculan que el mercado de bonos ligados a la inflación tiene actualmente un tamaño de 2 billones de euros.

    Otra de las características de este activo es su duración, ya que suelen ser emitidos a largo plazo. De ahí, que los principales inversores en este mercado sean institucionales, sobre todo aseguradoras y planes de pensiones, que los utilizan para proteger las carteras.

    “Estos bonos tienen mucha duración y casi toda su rentabilidad procede precisamente de la duración. Por ello, constituyen un activo más táctico que estratégico, adecuado para inversores profesionales”, explica Ángel Molina, director de inversiones de Tressis.

    Asimismo, Molina asegura que el hecho de que las emisiones sean en su mayoría gubernamentales constituye un arma de doble filo. “Cuando los lanzan creen que a vencimiento van a pagar menos y eso va contra los objetivos de los inversores, que buscan obtener más rentabilidad”, advierte.

    Diversificación en fondos

    Una manera de poder diversificar los peligros asociados a este activo o de minimizar sus desventajas es invertir a través de fondos de inversión, que suelen gestionar la cartera de forma activa y, si son flexibles, pueden aprovechar las circunstancias del mercado.

    Actualmente, los fondos que invierten en bonos ligados a la inflación de la zona euro  ofrecen rentabilidades de hasta el 12%, según los datos de Morningstar, como es el caso de Groupama Index Inflation Euro o de LFP Euro Inflation.

    Por su parte, los fondos vinculados a los precios en Estados Unidos tienen rendimientos algo menores, pero aún así registran ganancias de entorno al 5%, como Pimco Global Investors Series Global Real Return o Legg Mason Western Asset Inflation Management Fund.

    Mucho menores son los rendimientos de los fondos vinculados a la inflación en Reino Unido, ya que en este caso el mayor retorno, obtenido por Pimco Global Investors Series UK Inflation Linked, es del 1,89%.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios