LOS ‘HEDGE FUNDS’ APOSTARON POR FIRMAS EN PROBLEMAS

Confiar en las empresas quebradas tiene premio: un 30% de rentabilidad

Confiar en la recuperación de determinadas empresas ha tenido premio. Aunque los ‘hedge funds’ no suelen caracterizarse precisamente por sus buenas acciones, la confianza que depositaron

Foto: Confiar en las empresas quebradas tiene premio: un 30% de rentabilidad
Confiar en las empresas quebradas tiene premio: un 30% de rentabilidad
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Confiar en la recuperación de determinadas empresas ha tenido premio. Aunque los ‘hedge funds’ no suelen caracterizarse precisamente por sus buenas acciones, la confianza que depositaron en algunas compañías en el punto álgido de la crisis adquiriendo deuda de las mismas les está dando ahora frutos. En concreto, retornos que llegan hasta el 30%.

    Apostar por firmas como el fabricante alemán de camiones Kion o la compañía americana de montacargas ServiceMaster ha sido muy rentable. Y más, tras el auge que ha cobrado el mercado de deuda ‘high yield’, que se ha convertido en uno de los activos más demandados por los inversores debido a sus mayores rendimientos frente a los bonos ‘investment grade’.

    Y precisamente este boom de los denominados bonos basura ha permitido que este tipo de compañías puedan rebajar al máximo sus condiciones de financiación. Tanto es así, que las empresas han lanzado deuda al mercado este año por valor de 250.000 millones de dólares, con semanas donde se han llegado a registrar hasta 27 operaciones que han movido 20.840 millones.

    “En un entorno de bajos tipos de interés y escaso crecimiento económico, la deuda ‘high yield’ es de los pocos activos que ofrece retornos reales. Es mejor que hacer apuestas direccionales, como el euro”, aseguró a Reuters Robert Marquardt, fundador del hedge fund Signet Management.

    Muchas compañías están aprovechando la alta de demanda para obtener financiación barata y sanear sus cuentas, pero también los fondos están haciendo su agosto.  De hecho, muchos fondos obtuvieron pingües beneficios a principios de año cuando los bancos recompraron su propia deuda en los llamados ejercicios de pasivo.

    Otras empresas que han atraído la atención de los hedge son la química suiza Ineos, la manufacturera alemana Schaeffler y la firma de instrumentos de diagnóstico del cáncer danesa Dako, que han refinanciado su deuda este año, lo que ha hecho que los fondos que tenían deuda de estas compañías previa a la refinanciación se hayan embolsado cuantiosas ganancias.

    Lo mismo ha sucedido con kion, que también ha saneado parte de sus préstamos este año y los fondos esperan, además, que tras la venta de una participación en Shandong Heavy Industry continúe con limpiando sus cuentas, lo que les reportará nuevos beneficios.

    Europa, en el candelero

    Los fondos se están centrando principalmente en compañías europeas, ya que en el mercado americano la elevada demanda ha provocado que los rendimientos bajen. Sin embargo, en el Viejo Continente aún hay potencial y recorrido, ya que tiene un tamaño más limitado.

    “Estamos viendo el resurgir de un fuerte mercado de bonos de alto rendimiento en Europa. Todavía tiene mucho camino por recorrer para llegar a la amplitud y profundidad del mercado de EEUU, pero se está desarrollando rápidamente", asegura Simon Davies, director de rendimiento ‘event driven’ de Cheyne Capital.

    Y los retornos que ofrecen así lo confirman. Los ‘hedge funds’ de deuda corporativa ganan de media este año un 6,9% frente al 3,5% del sector, según los datos de Hedge Fund Research.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios