Bañuelos tiene que encontrar 3.600 millones en dos años para el Eurovegas catalán
  1. Economía
ARTUR MAS NEGOCIABA CON EL PROMOTOR DESDE FEBRERO UN 'PLAN B' A EUROVEGAS

Bañuelos tiene que encontrar 3.600 millones en dos años para el Eurovegas catalán

El promotor inmobiliario Enrique Bañuelos tiene dos años para encontrar inversores para Barcelona World, el nuevo complejo de ocio que su sociedad inversora Veremonte se ha

Foto: Bañuelos tiene que encontrar 3.600 millones en dos años para el Eurovegas catalán
Bañuelos tiene que encontrar 3.600 millones en dos años para el Eurovegas catalán

El promotor inmobiliario Enrique Bañuelos tiene dos años para encontrar inversores para Barcelona World, el nuevo complejo de ocio que su sociedad inversora Veremonte se ha comprometido a levantar junto a Port Aventura, en Tarragona, según han señalado fuentes financieras conocedoras del proyecto.

Veremonte es la sociedad inversora de Bañuelos, que ha constituido para el nuevo proyecto en Tarragona un vehículo inversor, el consorcio Barcelona Worlds, que ya cuenta con socios minoritarios que suponen un 20% de la inversión. El resto de los 4.500 millones previstos se han de captar durante los dos años de vida que dura el derecho con opción de compra que Veremonte ha cerrado sobre los terrenos de La Caixa.

Estos terrenos incluyen campos de golf ya terminados y suelo que, aunque está por edificar, tiene lista toda la tramitación urbanística. En total incluyen 600 hectáreas que La Caixa controla a través de la sociedad Mediterránea Beach. La sociedad está valorada en libros en 100 millones de euros, pero La Caixa se ha asegurado una prima si finalmente se cierra la operación.

Fuentes financieras han señalado que La Caixa reserva los terrenos pero ni aportará capital ni financiará el proyecto. El plan de Bañuelos es recurrir lo mínimo a la deuda y contactar con operadores del sector del comercio, grupos hoteleros, del ocio y el juego para que aporten fondos y participen en Barcelona World.

La teoría de Bañuelos es que en un momento como éste es más fácil levantar capital para un proyecto junto a un motor de atracción como Port Aventura, que cada año mueve cuatro millones de turistas. El objetivo es que cuando Barcelona World esté finalizado atraiga a diez millones de visitantes.

Para ello, Bañuelos planea contactar con empresa de juego como Casinos de Catalunya, propiedad de Artur Suqué, y Cirsa, que preside Manuel Lao, pero además, con grupos hoteleros, cadenas comerciales y grupos de ocio. El objetivo es beneficiarse de la buena ubicación de Port Aventura, tanto por el acceso de la AP-7 como por los cruceristas que pronto llegarán al Puerto de Tarragona o los viajeros que puedan llegar a través del aeropuerto.

Captar 3.600 millones

En estos dos años Bañuelos ha de captar 3.600 millones. Los otros 900 millones los aportan Veremonte y sus socios minoritarios. La intención del promotor inmobiliario es sumar también inversores y fondos internacionales, según fuentes de la propia compañía.

Bañuelos y sus socios con optimistas y consideran que no necesitarán los dos años para cerrar todo el paquete inversor. La intención es colocar la primera piedra en unos 18 meses.

Este plazo de tiempo es el que se cree necesario para tramitar con las administraciones todas las licencias y autorizaciones que permitan construir el complejo, que contará con seis áreas tematizadas por países como Brasil, China o Rusia y con 20.000 nuevas plazas hoteleras. Se estima que el complejo creará un total de 20.000 nuevos puestos de trabajo.

Negociaciones desde febrero

Bañuelos se puso en contacto con el presidente catalán Artur Mas el pasado mes de febrero. Pero en ese momento la Generalitat estaba embarcada en las negociaciones con Sheldon Adelson para instalar Eurovegas. Adelson, además quería garantizarse ser el único megacomplejo de ocio en Cataluña y por tanto en el Palau optaron por dejar el proyecto en barbecho y esperar a ver qué ocurría con Las Vegas Sands.

Una vez que quedó claro que Eurovegas se iba a Madrid, se dio luz verde al proyecto de Bañuelos que, curiosamente, se levantará en algunos de los terrenos que el propio Adelson había estado estudiando para ubicar Eurovegas y que luego descartó buscando la proximidad con Barcelona.

En proporción, Barcelona Worlds es un proyecto mucho más pequeño, como una cuarta parte de Eurovegas, pero eso también puede facilitar la obtención de fondos en un momento de escasez crediticia.