El BCE abandona España a su suerte y la prima cierra en los 632 puntos
  1. Economía
LA BOLSA MODERA LA CAÍDA TRAS PERDER LOS MÍNIMOS ANUALES

El BCE abandona España a su suerte y la prima cierra en los 632 puntos

España atraviesa su momento más crítico: los mercados no han sentido ningún alivio con los planes de ajuste que anunció el Gobierno de Mariano Rajoy hace

Foto: El BCE abandona España a su suerte y la prima cierra en los 632 puntos
El BCE abandona España a su suerte y la prima cierra en los 632 puntos

España atraviesa su momento más crítico: los mercados no han sentido ningún alivio con los planes de ajuste que anunció el Gobierno de Mariano Rajoy hace un par de semanas, con una previsión de ingresos en la que nadie confía, y temen el impacto que tendrá en el Estado el rescate a las autonomías, después de que el viernes Valencia solicitase la ayuda. Las dudas sobre la situación de España se suman al hecho de que el FMI se ha cansado de Grecia y ha dicho que no va a poner más dinero para el país heleno y todo ello han llevado a la prima de riesgo española a los 641 puntos básicos esta mañana, aunque después ha bajado hasta los 632, en los que ha cerrado para firmar un nuevo máximo al cierre. Los expertos lo tienen claro: sin la intervención del BCE la situación no es sostenible. 

El rendimiento de los bonos españoles está disparado y los expertos creen que solo se rebajarán los intereses de la deuda si interviene el Banco Central Europeo, una petición que ha vuelto a hacer este fin de semana el partido del Gobierno. El vicesecretario de Estudios y Programas del PP, Esteban González Pons, ha afirmado este domingo que "en manos del Banco Central Europeo está cortar el juego de los especuladores con la prima de riesgo española a partir del lunes". 

Miguel Ángel Bernal, profesor del IEB, señala que "así no podemos seguir más de 15 días". Coincide con otros expertos en que España ya no puede hacer nada, "el BCE debe sacar la artillería pesada" para ganar tiempo. Después, habrá que explicar a los inversores el modelo económico de crecimiento de España, que no dará frutos antes de dos o tres años. Además, habrá que racionalizar los recortes públicos y mejorar la línea de comunicación del Gobierno. 

Además, el Gobierno va a pedir al resto de países de la Eurozona que pongan en marcha las reformas pactadas en el último Consejo, con medidas de impulso para la unión fiscal y bancaria en la UE, con la esperanza de que este paso adelante sirva para relajar las tensiones en los mercados de deuda. Mañana el Tesoro español realiza la última subasta de deuda de julio, con letras a tres y seis meses y después de que la semana pasada el coste de los títulos a corto plazo se disparase un 23%. 

Hoy, la rentabilidad a 10 años alcanza el 7,3%, a 5 años se sitúa en el 7,2% y a 2 años, en el 6,4%. Por su parte, los CDS (credit default swaps) o seguros de cobertura contra el impago de la deuda también siguen al alza y han superado los 630 puntos básicos -nuevo máximo-, lo que implica que asegurar 10 millones de euros en bonos españoles a cinco años cuesta 634.000 euros. En lo que va de año la prima de riesgo española se ha disparado un 88% y este mes se ha ampliado un 30%. La rentabilidad de los bonos italianos también sube y se sitúa a 10 años en 6,3%, mientras que la de los alemanes ha bajado hasta 1,1%. Los expertos de Citigroup no descartan que el rendimiento del 'bund' caiga hasta el 1%. 

La subida del diferencial provocaba fuertes caídas en el Ibex, que llegaba a perder más de un 5%, aunque la prohibición de las posiciones cortas a primera hora de la tarde ha permitido  al selectivo recuperar posiciones hasta acabar restando un 1,1%, en los 6.177 puntos. Ahora los mercados esperan la intervención total de un país cuya economía tardará en salir de la recesión. 

España está en una situación crítica y hasta seis autonomías podrían necesitar fondos: Cataluña, Castilla-La Mancha, Murcia, Baleares, Canarias y Andalucía deben afrontar vencimientos millonarios en los próximos meses. La Generalitat de Cataluña prepara solicitar esta semana el rescate al Gobierno español a través del acceso al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), según han confirmado diversas fuentes económicas y políticas catalanas. Y Murcia desmintió este fin de semana que ya haya pedido ayuda, aunque la región no descarta hacerlo. 

Como dice RBS en su último informe: “España necesita cirugía urgente, Italia necesita una rehabilitación prolongada”. El deterioro del riesgo soberano y financiero de España plantea una pregunta: ¿Será Italia la próxima? No lo creemos”, señalan los analistas de RBS. Y es que según sus datos, la economía del país transalpino está menos apalancada, más diversificada y se beneficia de un mayor nivel de ahorros.

“El memorándum sobre la reforma bancaria es positivo, ya que implementa el reparto del coste de la deuda. Pero desde el punto de vista fiscal, el Ejecutivo sigue yendo por el camino equivocado. El plan de ajuste de 65.000 millones de euros es ambicioso, pero sin medidas de impulso del crecimiento, los beneficios a largo plazo de estos ajustes se verán ensombrecidospor una caída de la demanda del consumo y del gasto público a corto plazo”, señala el banco británico.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, comparece hoy a petición propia en el Congreso de los Diputados para explicar los términos del acuerdo alcanzado el viernes por el Eurogrupo sobre la ayuda a España para recapitalizar su banca. Guindos, viajará el martes a Berlín para tratar la crisis de deuda con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble. El encuentro está programado desde hace días y el objetivo inicial era la presentación formal ante la Cancillería de los últimos ajustes adoptados por el Gobierno de Mariano Rajoy. El ministro germano ha dicho que "de ninguna manera" será España la nueva Grecia, según recoge el Bild.

Por otra parte, los aliados del partido de Angela Merkel se plantean una vuelta al dracma para Grecia y el Fondo Monetario Internacional (FMI) se plantea detener su aportación a las ayudas a Grecia, según informaciones del semanario alemán Der Spiegel, lo que abocaría al país heleno a la insolvencia a partir del próximo septiembre. La troika examina esta semana los objetivos de reducción del déficit de Atenas, que se establecieron como condición a los dos rescates que ha recibido el país. Los expertos del FMI, el BCE y la Comisión Europea llegan mañana a la capital helena.