RECIBE OFERTAS A LA BAJA POR SU CALL CENTER PARA REDUCIR DEUDA

Telefónica ultima la venta de su filial Atento con precios de rebajas

Telefónica quiere mandar un mensaje nítido a las agencias de rating que en los últimos doce meses han puesto en duda su capacidad para hacer

Foto: Telefónica ultima la venta de su filial Atento con precios de rebajas
Telefónica ultima la venta de su filial Atento con precios de rebajas

Telefónica quiere mandar un mensaje nítido a las agencias de rating que en los últimos doce meses han puesto en duda su capacidad para hacer frente a su deuda. La operadora va a vender en los próximos días Atento, su filial de call center, por la que ayer recibió las ofertas vinculantes finales. La tasación, no obstante, es muy inferior a la que justo hace trece meses manejaba cuando intentó sacarla a bolsa.

 

El 10 de junio del pasado año, Telefónica anunció que suspendía la Oferta Pública de Venta (OPV) de Atento porque la demanda de los inversores institucionales era insuficiente para comprar las acciones. Y eso que la compañía presidida por César Alierta había rebajado el precio de los títulos desde la horquilla original, situada entre los 19,25 y los 25 euros, hasta los 17,25, un 10% por debajo del rango inferior previsto y un 22% sobre el punto medio.

 

Con ese precio, la empresa dedicada a la atención telefónica se valoraba en 1.035 millones, cuando la pretensión inicial era alcanzar entre 1.155 y 1.500 millones de euros. Hoy, un año y un mes más tarde, Telefónica está dispuesta a desprenderse de una participación mayoritaria de Atento con una valoración que, según fuentes cercanas al proceso, oscila entre los 750 y los 850 millones. Una tasación inferior a los 1.000 millones que pedía Telefónica cuando arrancó la subasta en marzo, como adelantó El Confidencial.

 

En esa banda estaban las ofertas preliminares que la primera multinacional española recibió hace cerca de un mes. Ayer se presentaron las vinculantes, con interpretaciones muy diversas en función del origen de la información. Fuentes cercanas al vendedor aseguran que había gran interés de cinco firmas de capital riesgo. Desde el otro lado matizaban que realmente solo había una propuesta que pudiera interesar a Telefónica, la de Bain Capital.

 

Esta firma con sede en Boston y 65.000 millones de dólares bajo gestión es la que más interés ha mostrado durante el proceso, hasta el punto de que la operación la tuvo en su mano para cerrarla con antelación, según reconocen fuentes próximas a Telefónica, que tiene como asesores a Morgan Stanley y HSBC. Sus competidores han sido Apollo, que en los últimos meses ha comprado varias carteras de activos tóxicos de la banca, y Permira, que se retiró a mitad de la transacción.

 

La empresa española quiere vender cerca de un 75% del capital de Atento, para posteriormente colocar el 25%. El comprador quiere que Telefónica se quede durante varios años en el accionariado, debido a que el 50% de los ingresos de la filial de call center proceden de la matriz. Por tanto, si la operación llega a su fin, el grupo dirigido por César Alierta podría ingresar unos 600 millones de euros, una cantidad que le permitirá adelgazar su abultada deuda de 57.000 millones.

 

La mitad de la plantilla

 

Esta desinversión se suma a la que hizo el pasado mes de junio por el 4,56% de China Unicom, transacción que le reportó una entrada de dinero de 1.128,9 millones. Telefónica ha anunciado también su intención de vender parte de su negocio en Latinoamérica y la posible salida a bolsa de su subsidiaria en Alemania, todo ello con el objetivo de calmar a las agencias de calificación financiera. La última en pedirle un nuevo esfuerzo ha sido Fitch, que le ha reclamado otro recorte más agresivo del dividendo. La acción acumula una caída del 17,63% en lo que va de año, precisamente por las dudas de los inversores sobre la capacidad de repagar la deuda en las actuales condiciones de mercado.

 

Además de quitarse un negocio considerado no estratégico, la venta de Atento permitirá a Telefónica disminuir en más de un 50% su plantilla, ya que la filial de call center emplea a 155.000 trabajadores sobre un total de 289.000 del grupo a nivel mundial. De esta manera, la fuerza laboral se reduciría hasta las 133.300 personas.

 

Atento alcanzó el pasado año una cifra de negocio de 1.800 millones, con un crecimiento del 8,4%. Sin embargo, su resultado operativo apenas fue de 101 millones, con un descenso del 30%. Estos datos fueron más dañinos en el último trimestre, periodo en el que el beneficio bruto bajó un 80% por gastos de reducción de plantilla.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios