Las gestoras confían toda su estrategia a la gestión pasiva
  1. Economía
INTENSIFICAN LAS CAMPAÑAS PARA VENDER MONETARIOS

Las gestoras confían toda su estrategia a la gestión pasiva

No quieren problemas. Desde que estalló la crisis financiera, las grandes gestoras han optado por comercializar productos que no generen grandes sobresaltos en las carteras, un

No quieren problemas. Desde que estalló la crisis financiera, las grandes gestoras han optado por comercializar productos que no generen grandes sobresaltos en las carteras, un hecho que unido al carácter conservador del inversor español ha supuesto una combinación perfecta. Para llevar a cabo esta estrategia, las firmas se han decantado por productos con poca volatilidad y prácticamente de gestión pasiva o muy poco activa.

Si en 2011, el producto estrella del sector fueron, sin duda, los fondos garantizados, este año han cedido su sitio a los monetarios, una categoría que cayó en el olvido con el estallido de la crisis y que ahora vuelve a resurgir con fuerza, pese a que ofrecen rentabilidades muy modestas de tan solo el 0,66% de media en 2012.

El año pasado, los garantizados de renta fija registraron suscripciones netas por valor de 6.718 millones de euros, un cifra que contrasta con los 8.421 millones que los inversores reembolsaron del sector. Las intensas campañas comerciales que llevaron a cabo las gestoras con estos productos dieron sus frutos y los garantizados se desmarcaron de la tendencia de la industria.

Sin embargo, esta situación ha cambiado radicalmente en el primer semestre del año. Los reembolsos han sido la tónica dominante en esta categoría, que ha visto salir de sus arcas 1.480 millones de euros netos, según los datos de Ahorro Corporación. La salida de patrimonio ha estado motivada en parte por los malos resultados, ya que en 2012 pierden de medida un 0,59% y muchos fondos han tenido que ejecutar su garantía.

En el extremo contrario se encuentran los fondos monetarios. Este tipo de productos quedó denostado a partir de la quiebra de Lehman Brothers, ya que algunos de ellos (los denominados monetarios dinámicos) se vieron atrapados por la bancarrota del banco estadounidense pese a ser vehículos en teoría conservadores y el regulador endureció radicalmente los criterios de inversión de estos productos, limitándolos prácticamente a deuda pública a corto plazo.

Sin embargo, los monetarios han sido la categoría que más ha captado en el semestre, con 1.100 millones de euros, aumentando sus activos un 14,1%. A mucha distancia les siguen los fondos de renta fija duración, con 350 millones de euros, que han sido los más rentables de 2012, con un 1,21%.

El auge de los fondos monetarios ha estado impulsado principalmente por las cajas de ahorros, que han incrementado sus activos gestionados en estos productos en 1.540 millones de euros, gracias sobre todo a Invercaixa