LAS ENTIDADES DEBERÁN PAGAR MÁS POR COMPRAR Y VENDER DEUDA ESPAÑOLA

La City golpea a la banca española al exigir más garantías para operar con bonos del Tesoro

Comprar y vender deuda soberana de España se pone cada vez más difícil y caro. La cámara de compensación independiente LCH Clearnet ha elevado las garantías

Foto: La City golpea a la banca española al exigir más garantías para operar con bonos del Tesoro
La City golpea a la banca española al exigir más garantías para operar con bonos del Tesoro
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Comprar y vender deuda soberana de España se pone cada vez más difícil y caro. La cámara de compensación independiente LCH Clearnet ha elevado las garantías exigidas para operar con bonos nacionales como consecuencia del incremento de la prima de riesgo en los mercados de deuda, lo cual tendrá un impacto muy significativo en la mayoría de los bancos españoles, los principales tenedores de la deuda emitida por el Tesoro.

    Debido al cierre de la operativa habitual en el mercado interbancario, donde los bancos se prestan dinero entre ellos, LCH Clearnet se ha convertido en la principal plataforma privada para que las entidades financieras obtengan liquidez. Y dicho mercado ha considerado que para dar contrapartida a los bancos españoles es necesario que pongan garantías adicionales.

    En concreto, para deuda con vencimiento hasta un mes la garantía exigida pasa a ser del 0,70%, veinte puntos básicos más, mientras que para vencimientos entre uno y tres meses será del 1,25%, frente al 0,80% aplicado hasta ahora. En el caso de deuda entre tres y nueve meses, las garantías pasan a ser del 2,25%, 75 puntos básicos más.

    Pero lo más lesivo viene para los plazos más largos. Para operar con deuda a un año, la garantía exigida será del 2,75%, frente al 1,80% anterior, mientras que en el caso de bonos hasta 2 años será del 3,50%, lo que supone 120 puntos básicos más. Para los bonos y obligaciones con vencimiento a tres años, la garantía se incrementa desde el 4,40% hasta el 5%.

    En el caso de plazos de vencimiento más largos, LCH.Clearnet ha incrementado hasta el 7% el aval exigido a las posiciones en deuda con vencimiento hasta 4,75 años, desde el 5,40% anterior, mientras que para bonos con vencimientos hasta 7 años pasa a ser del 9,50%, 140 puntos por encima de la actual.

    En el caso de posiciones para operar con deuda soberana española con vencimiento entre siete y diez años, la cámara de compensación francobritánica ha decidido mantener sin cambios las garantías en el 11,80%, igual que en el tramo de vencimientos entre 15 y 30 años, que continuará en el 17,90%. Sin embargo, para la toma de posiciones en bonos a entre 10 –el de referencia del Tesoro para medir la solvencia del Reino de España- y 15 años los avales exigidos a los inversores pasarán a ser del 14,70%, frente al 13,60% actual.

    El problema de fondo es que gran parte de la deuda española está en manos de bancos nacionales, con Santander, BBVA y Caixabank a la cabeza. La mayoría de estos grupos financieros han utilizado el dinero recibido prestado por  el Banco Central Europeo a través de su barra libre de liquidez para invertirlos en bonos y obligaciones españoles con rentabilidades que han llegado esta semana al 7%. En lo que va de año, han pedido más de 317.000 millones de euros al BCE, una cifra récord que supone el 82% de lo solicitado por toda la banca europea.

    Palo a Italia en la prórroga

    Según los últimos datos del Tesoro, las entidades españoles tenían en sus manos 204.043 millones a cierre del pasado mes de marzo, un volumen que supera en 70.000 millones a lo que tenían en cartera justo un año antes. Con la entrada en vigor de las nuevas garantías exigida por LCH Clearnet, el coste de tener esos títulos en los balance se incrementa de forma considerable, por lo que se genera un problema adicional para el sistema financiero español y para el Ministerio de Economía. Según fuentes del mercado, esta medida va a provocar que muchos bancos vendan sus posiciones en deuda española porque mantenerlas resulta mucho más costosa.

    Mientras apretaba a la deuda española, LCH Clearnet decidió el martes por la tarde mantener las tarifas para operar con bonos italianos y franceses. Sin embargo, ayer, apenas 24 horas después, la directiva del mercado optó por incrementar también las garantías exigidas para comprar y vender títulos de la República transalpina. No lo hizo en todos los tramos, pero si en el más común, el 10 años, que ha pasado del 11,45 al 12%. Entre los 7 y los 10 años, el canon aumenta desde el 8,30 al 9,50%

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios