TRAS LAS SANCIONES DEL BANCO DE ESPAÑA

Primera denuncia contra el cura Castillejo y su cúpula de Cajasur ante la Fiscalía Anticorrupción

Otro equipo directivo de caja de ahorros en el punto de mira. Ayer lunes fue presentada en Córdoba la primera denuncia contra el que fuera expresidente

Foto: Primera denuncia contra el cura Castillejo y su cúpula de Cajasur ante la Fiscalía Anticorrupción
Primera denuncia contra el cura Castillejo y su cúpula de Cajasur ante la Fiscalía Anticorrupción
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Otro equipo directivo de caja de ahorros en el punto de mira. Ayer lunes fue presentada en Córdoba la primera denuncia contra el que fuera expresidente ejecutivo de Cajasur durante casi tres décadas (1977-2005), el popular cura Miguel Castillejo, cajero por su condición de canónigo penitenciario del cabildo catedralicio, contra los que le sucedieron en el cargo, los también sacerdotes Juan Moreno Gutiérrez y Santiago Gómez Sierra, y contra quienes más resulten responsables, según el texto entregado a la Fiscalía Provincial de Córdoba para su traslado a Anticorrupción.

    La base de la denuncia tiene que ver con las sanciones a Cajasur publicadas en el BOE el pasado 15 de junio, que hacen referencia a las tres infracciones muy graves y una grave impuestas por el Banco de España por distintas irregularidades. Según la denuncia, estas sanciones acabaron con la intervención de la entidad, rescatada en mayo de 2010 con dinero público (550 millones del FROB) tras negarse a una fusión con Unicaja, ocasionando un gravísimo perjuicio económico y social, con despidos traumáticos mientras algunos responsables cobraron blindajes elevadísimos. 

    De acuerdo con la memoria del Banco de España correspondiente al ejercicio 2011 presentada la semana pasada, el organismo supervisor destaca que abrió un expediente a una caja y a 40 personas que habían ejercicio en ella cargos de administración y, al resolverlo, quedó acreditado que dicha entidad había cometido cuatro infracciones. La resolución de ese caso llevó a la imposición de tres sanciones por infracción muy grave a la entidad y 60, a sus directivos. Los datos se corresponden con los difundidos para el expediente de Cajasur conocido a finales de abril de 2011.

    En relación con las infracciones muy graves, en la primera el organismo supervisor explica que se puso de manifiesto la "existencia de deficiencias en su estructura organizativa, en sus mecanismos de control interno y en sus procedimientos administrativos y contables, apreciándose que tales deficiencias ponían en peligro la viabilidad y la solvencia de la entidad". Por ese motivo, el Banco de España sancionó a la caja y a 38 de los 40 cargos de administración y dirección expedientados, por considerarles "responsables de dicha situación".

    El Banco de España también consideró infracción muy grave "el incumplimiento en el plazo y en las condiciones fijadas al efecto las políticas específicas que, con carácter particular, le habían sido exigidas en materia de provisiones, tratamiento de activos o reducción del riesgo inherente a sus actividades, productos o sistemas", hasta el punto de poner en riesgo la solvencia o viabilidad de la entidad. Por este motivo, se ha sancionado a la entidad y a 11 cargos de administración o dirección responsables de tal incumplimiento.

    Por último, como tercera sanción muy grave, que también se incluye como argumento en el cuerpo de la denuncia, el expediente del organismo supervisor acreditó que "la entidad incurrió en insuficiente cobertura de los requerimientos de recursos propios exigidos" al permanecer, durante al menos seis meses, por debajo del 80% del mínimo establecido en función de los riesgos asumidos. Esta actuación ha sido resuelta también con otra sanción a Cajasur y a los 11 cargos de administración o dirección considerados responsables de tal situación.

    Precedente de Bankia

    La denuncia también incluye como base considerativa de la presunta actuación delictiva la infracción grave sancionada por el Banco de España, que hace referencia al incumplimiento por parte de la caja de "las normas vigentes en materia de límites de riesgos", motivo por lo que se sancionó a la entidad y a 21 de sus altos cargos. En total, cuatro sanciones del organismo supervisor que a la luz de los hechos han servido para que un ciudadano presente la primera denuncia contra el cura Miguel Castillejo, sus sucesores y los administradores que participaron de la gestión de la caja.

    La denuncia presentada ayer lunes sucede en el tiempo a la presentada la semana pasada ante la Audiencia Nacional por integrantes del 15-M contra los consejos de administración de Bankia y de su matriz BFA, entre los que se incluye su expresidente Rodrigo Rato, por falsedad de cuentas con motivo de la salida a bolsa el pasado julio de 2011. Respecto a esta entidad, rescatada por parte del Gobierno tras inyectar más de 23.000 millones de euros, la Audiencia Nacional ha asumido la investigación del caso después de que un juzgado admitiera a trámite una primera querella.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    40 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios