Amancio Ortega y BBVA naufragan en su gran inversión hotelera en el Caribe
  1. Economía
CAMBIAN A LA ALTA DIRECCIÓN DE OCCIDENTAL HOTELES

Amancio Ortega y BBVA naufragan en su gran inversión hotelera en el Caribe

A BBVA y a Amancio Ortega no les están sentando bien el Caribe. El banco y el máximo accionista de Inditex han decidido relevar al presidente

Foto: Amancio Ortega y BBVA naufragan en su gran inversión hotelera en el Caribe
Amancio Ortega y BBVA naufragan en su gran inversión hotelera en el Caribe

A BBVA y a Amancio Ortega no les están sentando bien el Caribe. El banco y el máximo accionista de Inditex han decidido relevar al presidente y al equipo directivo de Occidental Hoteles por los malos resultados de una compañía que compraron en 2007 por 700 millones de euros. La empresa ha perdido cerca de 200 millones en los tres últimos años, lo que les ha obligado a tomar medidas drásticas.

Los problemas surgieron en 2010, cuando Occidental Hoteles se vio obligada a refinanciar la deuda del grupo, que ascendía a cerca de 400 millones de dólares, unos 300 millones de euros. BBVA y Popular, los principales bancos acreedores, flexibilizaron las condiciones de los préstamos con los que a mediados de 2007 financiaron la adquisición del grupo hotelero a Mercapital y La Caixa.

A cambio de alargar los vencimientos de la deuda, las dos entidades le pidieron a Valanza –la sociedad de capital riesgo del propio BBVA- y a Pontegadea, una de las patrimoniales de Amancio Ortega, aportar más fondos para reforzar los recursos propios. Así, a finales de ese año hicieron una ampliación de capital por unos 43 millones de euros. Sin embargo, esa inyección no impidió que apenas unos meses después Occidental Hoteles tuviera un fondo de maniobra negativo de más de 40 millones y empezara a incumplir algunos de los ratios financieros pactados con los acreedores.

Tras la venta de varios establecimientos y la rescisión de otros que estaban en régimen de gestión, los dos accionistas mayoritarios decidieron a finales de 2011 dar un giro de 180 grados al equipo gestor. BBVA y Ortega optaron por quitar la presidencia a Gregorio de Diego, uno de los directivos y fundadores históricos, que ya dirigía Occidental Hoteles cuando Mercapital entró en su accionariado a mediados de los noventa.

La salida de De Diego, que todavía mantiene el 13% del capital, fue el primer paso de una reestructuración de la cúpula en las tres direcciones generales: la de tiempo compartido, para la que se fichó a Luis Nanum; la financiera, al frente de la cual está ahora Jesús Pérez; y la hotelera, la más importante, con Jaume Buxó, un ejecutivo procedente del Grupo Barceló. Anteriormente se había producido la marcha de Gabriel Felip, director general del grupo.

Buxó es el encargado de reportar a un consejo con mayoría de hombres de BBVA, encabezado por José Francisco Esteve. El banco presidido por Francisco González tiene cerca del 60% del capital de Occidental Hoteles, mientras que Amancio Ortega controla un 25% a través de Partler 2006 SL. Ambos accionistas confían en que este año se cierre con equilibrio financiero tras perder 40 millones en 2011, 85 millones en 2010 y cerca de 70, en 2009. Esta inversion es la mayor del banco desde que creó Valanza en 2006 para participar en el boom del private equity.

Occidental Hoteles tiene sus principales establecimientos en Canarias y especialmente en Latinoamérica, tanto en República Dominicana, como México, Venezuela, Costa Rica y Cuba. BBVA y Ortega intentaron hace un par de años vender el grupo, pero el empeoramiento de la crisis abortó cualquier operación corporativa. Fuentes financieras apuntan a que los dos grandes accionistas están condenados a seguir en el capital por un tiempo indeterminado o vender con fuertes pérdidas.

Además de BBVA y Banco Popular, entre los acreedores de Occidental Hoteles se encuentran Banco Sabadell (34,5 millones de dólares), La Caixa (47 millones de euros), Novagalicia (28 millones de dólares), HSBC y varios bancos dominicanos.

Amancio Ortega Servicio de Estudios BBVA