Es noticia
Menú
Pugna por presidir la Fira de Barcelona entre los 'notables' Crous, Conde y Lacalle
  1. Economía
ARTUR MAS ACABARÁ SIENDO EL ÁRBITRO

Pugna por presidir la Fira de Barcelona entre los 'notables' Crous, Conde y Lacalle

Pugna soterrada en el empresariado catalán. Tres prohombres de Barcelona aspiran a una sola silla: la de la presidencia del consejo de administración de Fira de

Foto: Pugna por presidir la Fira de Barcelona entre los 'notables' Crous, Conde y Lacalle
Pugna por presidir la Fira de Barcelona entre los 'notables' Crous, Conde y Lacalle

Pugna soterrada en el empresariado catalán. Tres prohombres de Barcelona aspiran a una sola silla: la de la presidencia del consejo de administración de Fira de Barcelona. Los tres aspirantes son el director general de Damm, Enric Crous; el presidente de Seeliger y Conde, Luis Conde; y el expresidente del Consorcio de la Zona Franca, Enrique Lacalle.

En principio, la sucesión del actual presidente, el presidente de Freixenet, Josep Lluís Bonet, tenía que ser consensuada, tranquila y continuista. En esta línea Crous era el sucesor natural, ya que también empresario del sector de bebidas y miembro del consejo de administración de Fira de Barcelona. Pero en los últimas semanas han empezado a haber movimientos de otros candidatos, también consejeros de Fira, que están intentado recabar apoyos institucionales para presidir la feria de muestras más importante de España.

Con un volumen de negocio de 114 millones de euros anuales y éxitos de gestión como haber conseguido la renovación de Mobile World Congress, Fira de Barcelona se ha convertido en una perita en dulce a la que le han salido muchos novios.

Bonet acaba su mandado el 31 de diciembre de este año y ya ha manifestado que no quiere continuar en el cargo. Por ello los candidatos están intentando mover pieza antes del Consejo General de Fira de Barcelona y que se reunirá a finales de junio, si bien el consejo clave será el de diciembre.

Los estatutos de Fira de Barcelona obligan a que sea la Cámara de Comercio de Barcelona la que proponga al presidente de la feria, que luego tiene que ser nombrado por el Consejo General de la Fira, que preside el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

La Cámara no se moja

Pese a las presiones, el presidente de la Cámara de Comercio, Miquel Valls, ha optado por evitar dar apoyo a ninguno de los candidatos. Ni siquiera a Lacalle, que es miembro del comité ejecutivo de la Cámara. Por eso, los aspirantes se han visto obligados a buscar apoyos políticos para afianzar su posición y ser nombrados para la presidencia.

Precisamente su buena relación con Trias es la principal baza de Luis Conde, una persona muy próxima al alcalde de Barcelona. El consistorio tradicionalmente ha sido una institución con un fuerte peso en Fira de Barcelona, si bien su papel es ahora menos relevante al gobernar CiU en los dos lados de la Plaza Sant Jaume.

El papel de Mas

Ante un empresariado desunido, un ayuntamiento en manos de los convergentes y una Cámara de Comercio indecisa y debilitada después de haber sido una de las impulsoras del proyecto de Spanair, la patata caliente de decidir quién será el nuevo presidente de Fira de Barcelona recaerá sobre el presidente catalán Artur Mas. No en vano, la Generalitat ha financiado la mayor parte de la ampliación de Fira de Barcelona en el nuevo recinto de Gran Vía II.

En medios empresariales se da por hecho que Mas no apoyará a Lacalle, ya que éste es un hombre del PP en Barcelona y presume de buenos contactos con el actual Gobierno de Mariano Rajoy.

Lacalle, por su parte, pone sobre la mesa su experiencia ferial: es el presidente y promotor del Salón Inmobiliario Barcelona Meeting Point y también del Salón Internacional del Automóvil, uno de los salones más importantes que organiza Fira.

Sin embargo, fuentes políticas comentan la incomodidad de Mas ante esta situación. Por ello no se descarta que para no desairar a nadie y avalado por los buenos resultados en la gestión, Artur Mas utilice el último cambio estatutario de la Fira, que permite a un presidente de la institución ferial repetir en el cargo. Pero para que Bonet renueve su mandato será necesario convencerlo antes, algo que el presidente catalán todavía no ha intentado.

Pugna soterrada en el empresariado catalán. Tres prohombres de Barcelona aspiran a una sola silla: la de la presidencia del consejo de administración de Fira de Barcelona. Los tres aspirantes son el director general de Damm, Enric Crous; el presidente de Seeliger y Conde, Luis Conde; y el expresidente del Consorcio de la Zona Franca, Enrique Lacalle.