EL ESPAÑOL ALFONSO MUNK SE TRASLADA A MIAMI

Santander y Morgan Stanley se enfrentan a la marcha del cerebro de la 'Operación Escudería'

Iba a ser el nuevo Paco El Pocero del sector financiero, pero ha decidido desechar esta oportunidad a las puertas de conseguirlo. El financiero español Alfonso

Foto: Santander y Morgan Stanley se enfrentan a la marcha del cerebro de la 'Operación Escudería'
Santander y Morgan Stanley se enfrentan a la marcha del cerebro de la 'Operación Escudería'

Iba a ser el nuevo Paco El Pocero del sector financiero, pero ha decidido desechar esta oportunidad a las puertas de conseguirlo. El financiero español Alfonso Munk, responsable del fondo inmobiliario gestionado por Morgan Stanley, estaba llamado a protagonizar la compra del mayor lote de activos inmobiliarios del mercado español. A finales del año pasado, el ejecutivo logró imponerse a Goldman Sachs para negociar en exclusividad con el Banco Santander la adquisición de una cartera valorada en 3.000 millones de euros, pero la operación del año ya no tendrá su firma.

La marcha inesperada de Munk ha cogido por sorpresa a todas las partes. Ni Santander ni Morgan Stanley, ni tampoco el resto de asesores implicados en la Operación Escudería, estaban al corriente de los planes del financiero, que vivía a caballo entre Londres, París y Madrid desde hace años. De un día para otro, el responsable del fondo inmobiliario ha decidido cambiar de aires, rumbo a Miami, donde a partir de este mes de mayo comenzará a prestar sus servicios profesionales en Pricoa, la división de gestión de activos para EEUU del gigante mundial de los seguros Prudential

De esta manera, a los problemas naturales que arrastra la transacción, que en teoría estaba lista para cerrarse esta pasada Semana Santa, se suma ahora el de la salida de Munk, que a pesar de su juventud llevaba diez años trabajando para el fondo inmobiliario de Morgan Stanley, desde el que gestionó algunas destacadas inversiones en los años calientes de la burbuja, como su apuesta por Fadesa antes de la salida a bolsa, y otras elecciones menos afortunadas, como la alianza con Grupo Lar en 2005 para construir 5.000 viviendas en la costa

Fuentes del sector inmobiliario aseguran que el interés de Morgan Stanley sigue en pie. No en vano, la entidad estadounidense ha confiado en la también española Fátima González-Haba, vinculada al área de real estate desde 2006, para tomar las riendas del fondo, aunque es cierto que el interés inicial ha variado sustancialmente a la baja desde el comienzo del proceso. No en vano, los adjudicados que pretendía comprar por 3.000 millones han quedado reducidos a un lote de activos valorado en menos de 700 millones de euros, cantidad muy inferior a la prevista al principio.

El motivo principal de esta revisión tiene que ver con la modificación del contenido de la cartera que salió a subasta. Al final, el Santander ha tenido que retirar el porcentaje de suelo que había incluido dentro del lote, dentro del cual había además viviendas, naves industriales y promociones a medio construir. El desinterés de Morgan Stanley por comprar suelo, cuyo valor actual de mercado es próximo a cero y no cuenta con financiación, ha terminado por condicionar al conjunto de la operación, tanto en la tipología de activos como en la cuantía del importe.

En principio, a falta de los últimos detalles, el descuento medio con el que se cerrará la operación es del 67,5% respecto al valor nominal de los activos, según las fuentes consultadas. Es decir, Morgan Stanley pagaría 32,5 céntimos por cada euro que el banco tiene apuntado en su balance, aunque el impacto será muy inferior al descuento, dado que la entidad ha provisionado ya más de 4.000 millones para riesgo inmobiliario al cierre de 2011, para una cartera total de activos inmobiliarios adjudicados de 8.552 millones de euros brutos.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios