GANA 57 MILLONES DESDE QUE LA FAMILIA ITALIANA ENTRÓ EN EL CAPITAL

Los Bonomi convierten Port Aventura en una máquina de hacer dinero

La crisis le está sentando bien a Port Aventura, el único parque temático de España que no sólo es rentable, sino que se ha convertido en

Foto: Los Bonomi convierten Port Aventura en una máquina de hacer dinero
Los Bonomi convierten Port Aventura en una máquina de hacer dinero

La crisis le está sentando bien a Port Aventura, el único parque temático de España que no sólo es rentable, sino que se ha convertido en una máquina de ganar dinero desde que la familia italiana Bonomi entró en el capital: 57 millones de euros brutos en 2011, según explicó este viernes su director general, Fernando de Aldecoa, en la presentación de resultados.

Mientras otros parques temáticos hacen aguas -Terra Mítica, con 200 millones de pérdidas acumulados en diez años de historia, o el Parque Warner, que sufrió otro reguero de pérdidas hasta que Parques Reunidos asumió la gestión-, Port Aventura, ubicado en Salou (Tarragona), ha crecido este año en medio millón de visitantes más y ha alcanzado un volumen de facturación de 173 millones de euros.

Su director general, Fernando de Aldecoa, explica este fenómeno por dos razones. "Por un lado estamos vinculados a un sector, el turístico, que es de los que mejor está resistiendo la crisis. Por otro, nuestra oferta de ocio se ha convertido en una alternativa para los que ahora, con el cambio de situación económica, ya no pueden hacer costosos viajes".

De Aldecoa se resiste a revelar el beneficio neto registrado por el parque pero señala que en 2009 fue de 4 millones, que en 2010 se situó en 12 millones y que ha seguido creciendo en 2012, año en el que el cash flow -beneficios más amortizaciones- se situó en 39 millones de euros, un 51% más que en el año anterior.

Las inversiones en 2011 han sido de 30 millones de euros, básicamente para construir la nueva montaña rusa Shambala, que se inaugurará el próximo mes de mayo y que será la más alta de Europa.

Port Aventura está siendo, por tanto, un negocio redondo para la familia italiana Bonomi, que compraron a La Caixa el 50% del parque a través de la sociedad Invest Industrial cubriendo una ampliación de capital de 94 millones. Con esta ampliación se han construido parte de las nuevas atracciones y se han comprado otras que habían sido segregadas en el momento inicial.

Posibilidades de crecer

Port Aventura todavía tiene 72 hectáreas para crecer en el área de Vilaseca-Salou en Tarragona. Quedan, además, todos los terrenos que en su momento fueron segregados y se quedaron en cartera del balance de Criteria-Caixaholding; originariamente iban a dedicarse a la construcción de campos de golf, pero llevan años paralizados.

La intención de la dirección de Port Aventura es crecer en turistas extranjeros para depender menos del mercado local. En 2011, un total de 3,7 millones de visitantes pasaron por el parque. De ellos, un 30% fueron extranjeros, en su mayoría británicos y franceses, pero también rusos, muy presentes en los últimos años en la Costa Dorada de Tarragona.

Más turistas

El director general de parque plantea que el objetivo es llegar al 40% de turistas en el total de visitantes, atacando los mercados internacionales, en especial, Alemania. También, continuar con la estrategia de atraer otro tipo de visitantes, como los participantes en congresos.

En total, Port Aventura emplea a 3.000 personas de manera directa y abre diez meses al año, prolongando la estacionalidad de este tipo de negocios. En los últimos dos años, desde que llegaron los inversores italianos, Port Aventura ha invertido 45 millones de euros porque, como explica de Aldecoa “se han dedicado a abrir nuevas atracciones para garantizar que los visitantes repitan”.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios