IÑAKI BASTARRECHE ES ASCENDIDO A DIRECTOR GENERAL DEL SUR DE EUROPA

Londres premia al presidente de RBS en España por deshacerse de productos tóxicos

Hacer un buen trabajo con el bisturí en un banco nacionalizado tiene su premio. Es el que le han concedido a Iñaki Bastarreche por meter en

Foto: Londres premia al presidente de RBS en España por deshacerse de productos tóxicos
Londres premia al presidente de RBS en España por deshacerse de productos tóxicos
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Hacer un buen trabajo con el bisturí en un banco nacionalizado tiene su premio. Es el que le han concedido a Iñaki Bastarreche por meter en cintura el balance de la filial española de The Royal Bank of Scotland. La entidad británica le ha nombrado director general para el sur de Europa, una nueva división geográfica que incluye los negocios en España, Portugal, Italia y Grecia.

    Bastarreche, que se puso al frente de la subsidiaria española hace tres años, poco después de que el Estado inglés se hiciera con más hasta el 83% del capital del que fuera uno de los mayores bancos del Viejo Continente, ha sido ascendido después de un arduo esfuerzo en adelgazar el balance. En concreto, este periodo RBS España ha conseguido desprenderse de créditos tóxicos, la mayoría procedentes de la actividad inmobiliaria, por cerca de 5.000 millones de euros.

    El mandato de Bastarreche fue quitarse de encima todos aquellos negocios no rentables, como la financiación de proyectos a clientes problemáticos. Al mismo tiempo, según el nuevo director general del sur de Europa, “hemos abierto líneas de créditos con empresas solventes, a la vez que no hemos dejado tirada a ninguna empresa en sus procesos de refinanciación”.  El comunicado oficial expone que “este nombramiento es consecuencia de la satisfacción del banco con el negocio desarrollado en nuestro país así como de la firme intención de replicarlo en otras geografías”.

    Bastarreche (Bilbao, 1964) explica que su labor ha sido “desapalancar el balance de la sociedad, ponerlo en orden, centrarnos en inversiones estratégicas y rentables”. RBS, que llegó a ganar cerca de 500 millones de euros en España en la etapa de máximo esplendor económico, tuvo que quedarse con participaciones en FCC y Colonial por financiar adquisiciones a personas como Luis Portillo.

    La incorporación de Iñaki Basterreche a The Royal Bank of Scotland tuvo lugar en 2004, como director senior del área de banca corporativa, después de trabajar en esta misma área en HSBC y en Banco Santander durante más de 12 años. En 2006 se puso al frente del negocio de structured asset finance y en 2008 fue nombrado director de riesgos y gestión del portfolio. En abril de 2009 asumió la dirección general del banco en España y Portugal.

    Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Deusto y MBA por IESE, su labor con el bisturí le incluyó el reajuste de la plantilla, que venía sobredimensionada por la fusión de RBS y ABN Amro en España. Tuvo que desprenderse de cerca del 30% de los banqueros, una decisión que venía ordenada desde Londres.

    Lo más reciente es que Royal Bank of Scotland recortará alrededor de 3.500 puestos de trabajo en su banca de inversión y venderá o cerrará negocios en virtud de un plan de tres años para reducir el riesgo y centrarse más en las ventas minoristas nacionales y banca corporativa. RBS, propiedad del Gobierno británico en un 83%, abandonará sus negocios de acciones al contado, intermediación bursátil, mercados de capitales y fusiones y adquisiciones.

    Su objetivo es reducir la hoja de balances de su antiguo negocio de banca global y mercados (GBM, por su sigla en inglés) en 120 millones de libras esterlinas (184.000 millones de dólares) a 300.000 de libras en 2015, un sacrificio que la filial española ya lleva por adelantado.

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios