QUALITAS LEVANTA SU SEGUNDO FONDO

Los fundadores de Prisa desafían la crisis y repiten su apuesta por el capital riesgo

Manos a la obra. A pesar de la que está cayendo, Qualitas Equity Partners (QEP) acaba de salir al mercado a pedir dinero para invertir en

Foto: Los fundadores de Prisa desafían la crisis y repiten su apuesta por el capital riesgo
Los fundadores de Prisa desafían la crisis y repiten su apuesta por el capital riesgo

Manos a la obra. A pesar de la que está cayendo, Qualitas Equity Partners (QEP) acaba de salir al mercado a pedir dinero para invertir en España. La firma de capital riesgo impulsada por los fundadores de Prisa, las familias Polanco y Pérez, que suscribieron íntegramente los 150 millones de euros del primer fondo, trabaja ya en el lanzamiento de un segundo fondo del mismo tamaño en el que los herederos de Jesús Polanco y Pancho Pérez repetirán como inversores, según han confirmado fuentes del sector financiero.

En realidad, Qualitas debía dar el paso para levantar un nuevo vehículo de inversión este año, después de haber completado el ciclo de vida natural de su primer fondo, lanzado a finales de 2003. Para ello, el equipo gestor formado por Eric HalversonSergio García e Iñigo Olaiguibel ha esperado a contar con el compromiso de los Polanco-Pérez como inversores de referencia, aunque esta vez su dinero representará sólo un 10% del fondo, que esperan que vuelva a ser de una magnitud similar al primero, de unos 150 millones.

Para enfrentarse al reto de convencer a nuevos inversores, el equipo de Qualitas ha contratado los servicios del experto Tim Reid, fundador de TMR Strategic y exsocio de MVision, una de las firmas de asesoría de referencia en la City, para que haga de agente colocador en la captación del nuevo fondo. Aunque los plazos para el proceso de fundrising se han duplicado, pasando de doce meses a veinticuatro, los gestores esperan tener un primer cierre del fondo a finales de 2012, momento que medirá el éxito del proyecto.

En este momento, QEP tendrá que retratarse y hacer balance ante el mercado de la trayectoria de su primer fondo, pero sobre todo vencer la resistencia existente hacia España del dinero extranjero. A pesar de esta coyuntura negativa, existen potenciales inversores que por simple diversificación geográfica de su cartera tienen que asignar una partida de su dinero para estar presentes en nuestro país, además de otra tipología de limited partners (LP) que pueden apreciar la Península como un espacio de oportunidades.

Hasta el momento, tras siete inversiones realizadas y seis desinversiones cerradas, a falta sólo de completar su salida de Garnica Plywood, el fabricante riojano de contrachapados de chopo, Qualitas alcanza un retorno de casi 2,5 veces el capital invertido y una TIR aproximada del 20%, según fuentes del sector. Este balance ha sido posible gracias, por ejemplo, a inversiones tan rentables como la de Tuenti, la red social made in Spain que vendieron a Telefónica por 90 millones, o con el aluminio de Alcasa.

Aciertos, errores y objetivos

Sin embargo, todas las inversiones de Qualitas no han resultado igual de provechosas. Durante su periodo de inversión, el fondo ha tenido que afrontar el cierre de la azulejera castellonense Azuvi (adquirida en 2004), la solicitud de concurso de acreedores del fabricante de prefabricados de hormigón Forte y su salida de la panificadora de masa congelada Bellsolá, su inversión más antigua (2003), que tuvo que afrontar un proceso de reestructuración al comienzo de la crisis para poder seguir adelante.

Qualitas tiene también en cartera todavía su inversión en Fotowatio, el fondo de energías renovables dirigido por Rafael Benjumea, donde tiene un 33% como primer accionista y para cuya inversión creó un equipo especializado dentro de la estructura de la firma de capital riesgo. En la actualidad, el fondo cuenta con un parque de 157 MW instalados y tiene una cartera de más de 330 MW en proceso de desarrollo entre España, Italia y Australia, después de haber vendido todos sus activos en Estados Unidos el último verano.

Con el nuevo proyecto, Qualitas pretende hacerse fuerte en el segmento de pequeña y mediana empresa, donde compite, entre otras, con firmas como Nazca, Diana o Riverside. Al igual que en su primer fondo, mantendrán flexibilidad para tener participaciones mayoritarias o minoritarias, como su preferencia por empresas con un factor industrial e internacional importante, cuyos negocios no estén expuestos al ciclo económico y les permita tener una posición de liderazgo en su segmento. Los Polanco ya han movido ficha.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios