El libanés Toufic Aboukhater pone a la venta el InterContinental de Madrid
  1. Economía
OTRO CINCO ESTRELLAS EN EL MERCADO

El libanés Toufic Aboukhater pone a la venta el InterContinental de Madrid

Poco le ha durado su interés por Madrid. El inversor Toufic Aboukhater, un hombre de negocios de origen libanés y residente en Monte Carlo, que durante

Foto: El libanés Toufic Aboukhater pone a la venta el InterContinental de Madrid
El libanés Toufic Aboukhater pone a la venta el InterContinental de Madrid

Poco le ha durado su interés por Madrid. El inversor Toufic Aboukhater, un hombre de negocios de origen libanés y residente en Monte Carlo, que durante las últimas tres décadas ha hecho fortuna con la compra y venta de hoteles de lujo, ha decidido sacar al mercado su única propiedad en España, el popular Hotel InterContinental de la capital, según fuentes del mercado inmobiliario, uno de los establecimientos cinco estrellas que jalonan el Paseo de la Castellana.

Además de grandes compañías hoteleras, que a veces sólo participan en la gestión, los hoteles cinco estrellas suelen ser propiedad de grandes fortunas privadas o fondos de inversión especializados en este tipo de activos. Así es como el Hotel InterContinental llegó a manos de Toufic Aboukhater el pasado año, después de que el inversor libanés adquiriera una cartera de siete hoteles premium a un fondo de Morgan Stanley por cerca de 450 millones de euros.

La venta desesperada del fondo permitió al inversor libanés comprar a un precio post burbuja, con un descuento de 200 millones de euros respecto a 2006, cuando el vehículo gestionado por Morgan Stanley adquirió la cartera de activos hoteleros. Así es como ahora, antes de que se cumpla el año, Aboukhater ha decidido empezar a deshacerse del lote de hoteles, pero de manera individualizada, tratando así obtener mayores plusvalías que con una venta en bloque

El Hotel InterContinental de Madrid, que se construyó sobre el palacete del siglo XVIII del Marqués de Mérito y cuyas 300 habitaciones se inauguraron en 1953, fue el primer establecimiento internacional de la capital. Medio siglo después, los cinco estrellas madrileños que se reparten a lo largo del Paseo de la Castellana están todavía en su mayoría en manos españolas: Sol Meliá y NH (Colón), Hesperia (Nuevos Ministerios), Ritz Carlton (Neptuno), AC (Cuzco) y Hotusa (Cuatro Torres).

Entre las excepciones del mercado figura, casualmente, otro inversor libanés, Nadhmi Auchi, que es propietario del Hotel Occidental Miguel Ángel, otro de los cinco estrellas de la capital que perteneció antes al empresario Amancio Ortega y al BBVA. El tercer multimillonario libanés con dinero en el sector hotelero español es Boutros El-Khouri, que además de contar con varios edificios de oficinas en Madrid, es dueño de los hoteles Miramar y La Florida en Barcelona y del Hilton de Valencia.

La inversión en el mercado hotelero en España arroja datos positivos para 2011, con un total de 36 operaciones, por las 20 del año anterior. "Este crecimiento se ha producido en un contexto de marcada sequía financiera, donde el elemento clave ha sido la disposición de los bancos a subrogar al comprador en la deuda hipotecaria ya asociada al activo", según explican desde Irea, la firma de consultoría que la semana pasada presentó su informe Radiografía del mercado hotelero en España en 2011.

De todas las transacciones hoteleras de 2011, las más destacadas correspondieron a estos activos 'singulares', que al igual que en 2010 mantuvieron un fuerte protagonismo, hasta representar un 39% de la inversión total. En este segmento, además del Intercontinental, que puede volver a cambiar de manos este mismo año, también lo hicieron Hesperia Castellana-Madrid (80 millones), Hilton-Valencia y Palace-Barcelona, este último vendido por Husa en torno a los 70 millones.