Los directivos de las cajas rescatadas ganaron casi 80 millones de euros en 2011
  1. Economía
BANKIA, TERCERA ENTIDAD FINANCIERA DEL PAÍS, ES LA MEJOR PAGADORA

Los directivos de las cajas rescatadas ganaron casi 80 millones de euros en 2011

Los directivos que gestionan los siete grupos de cajas rescatadas con dinero público ganaron cerca de 80 millones de euros por su trabajo durante el ejercicio

Foto: Los directivos de las cajas rescatadas ganaron casi 80 millones de euros en 2011
Los directivos de las cajas rescatadas ganaron casi 80 millones de euros en 2011

Los directivos que gestionan los siete grupos de cajas rescatadas con dinero público ganaron cerca de 80 millones de euros por su trabajo durante el ejercicio de 2011. A falta de que se conozcan las cuentas de sus resultados anuales, el retrato salarial asumido por las cúpulas de Bankia, NovaGalicia, CatalunyaCaixa, Unnim, Banca Cívica, BMN y Caja España-Duero obedece a la exigencia del Banco de España para todos aquellos que recibieron parte de los 17.000 millones de euros facilitados por el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB) para capitalizar sus balances.

Esta medida de transparencia está directamente ligada con la intervención de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) y con la nacionalización de varias entidades a lo largo de este año, situación que ha permitido que trascendiera al conocimiento de la sociedad información sobre las indemnizaciones y los planes de pensiones acumulados por los directivos de cajas que han tenido que ser finalmente rescatadas con dinero público. Dada la controversia suscitada, el Banco de España convino en la necesidad de realizar este nuevo ejercicio de transparencia.

A la cabeza de las retribuciones salariales figura Bankia. Por su dimensión, tercera entidad financiera del país por volumen de activos, y por la figura pública de su presidente, Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno con el Partido Popular, la resultante de la fusión a siete entre las antiguas Caja Madrid, Bancaja, Caja Segovia, Caja Ávila, Caja Canarias, Caixa Laietana y Caja Rioja acapara la atención del sector, sobre todo por haber recibido (BFA, su matriz) la mayor aportación de dinero público efectuada por el FROB: 4.465 millones de euros.

Desde el pasado viernes, sabemos que Rodrigo Rato ha cobrado este año un total de 2,34 millones de euros de sueldo fijo por su triple condición de presidente de Bankia, BFA y Caja Madrid. A continuación, el consejero delegado del negocio bancario cotizado, Francisco Verdú, que tras incorporarse en mayo ha percibido 1,5 millones. Quien ya no está, el anterior vicepresidente de Bankia y todavía presidente de Bancaja, José Luis Olivas, ganó un total de 1,62 millones, mientras que el adjunto a la presidencia, José Manuel Fernández Norniella, se lleva 0,8 millones.

En la categoría millonaria de Bankia también está el actual director general financiero y de riesgos, Ildefonso Sánchez (1,58 millones), uno de los pocos altos cargos de la época de Miguel Blesa al frente de Caja Madrid que se ha mantenido en la primera línea ejecutiva del nuevo banco. Y así hasta llegar a los 21 millones de euros, la cantidad total que se ha gastado el grupo financiero para retribuir a sus consejeros y a su alta dirección, partidas a las que hay que sumar la existencia de cláusulas de blindaje en caso de cese que también son millonarias.

CatalunyaCaixa también mantiene a su presidente en el top millonario. Adolf Todó, que asumió la gestión en 2008 para enderezar el rumbo, ganó este año un total de 1,5 millones, mientras que el número dos, Jaume Massana, se queda en 866.000 euros. En total, salarios por más de 5 millones entre toda la alta dirección, además de importantes derechos por pensiones y cláusulas de blindaje. Igual ocurre con Unnim, la otra caja catalana rescatada, donde el director general Jordi Mestre se lleva casi un millón de los cerca de tres para toda la cúpula.

Por debajo del millón de euros

En el caso de NovaGalicia, las figuras de José María Castellano (presidente) y de César González-Bueno (consejero delegado) significan nóminas de casi 900.000 euros. Paradójicamente, los nuevos gestores no representan los mayores gastos salariales de 2011, ya que esa condición recae en el exdirector general José Luis Pego (Caixanova) y en el exdirector general adjunto Javier García Paredes (Caixa Galicia), además de otros exejecutivos, que atesoraban remuneraciones, pensiones y blindajes superiores a los 10 millones de euros por persona.

Por su parte, Banca Cívica ha destinado casi 7 millones de euros para pagar a su alta dirección y consejeros. Como su competidora gallega, la pareja formada por los copresidentes Antonio Pulido (exCajasol) y Enrique Goñi (exCaja Navarra) supera por poco los 900.000 euros anuales cada uno. Algo por debajo está BMN, que con casi 1.000 millones de dinero recibido en ayudas y con el ahora ministro Luis de Guindos como consejero se ha gastado 5,76 millones para toda su jerarquía de mando, con su presidente Carlos Egea ganando 456.000 euros.

La excepción a este retrato generalizado la ha puesto Caja España-Duero. Con 525 millones de dinero público en su balance, la entidad castellano-leonesa ha remunerado con 3,2 millones de euros a las catorce personas que forman el núcleo duro, entre el presidente, cuatro consejeros y nueve directivos. Sin embargo, la mayoría, incluido Evaristo del Canto, como sus antecesores en la presidencia, Santos Llamas y Julio Fermoso, ambos ahora consejeros, han apelado a la Ley de Protección de Datos para no detallar sus salarios.