ESTE MIÉRCOLES ES LA PRIMERA MEGASUBASTA DE LIQUIDEZ

Todos los peligros del apartente chollo del 'carry trade' con bonos

Los bancos tienen una oportunidad de tesorería con las nuevas condiciones de la barra libre del Banco Central Europeo. Teniendo en cuenta que los tipos a

Foto: Todos los peligros del apartente chollo del 'carry trade' con bonos
Todos los peligros del apartente chollo del 'carry trade' con bonos
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Los bancos tienen una oportunidad de tesorería con las nuevas condiciones de la barra libre del Banco Central Europeo. Teniendo en cuenta que los tipos a los que piden prestados están al 1% y que pueden obtener rentabilidades del 2,25% a uno o el 2,99% a dos años y del 5% a diez, las operaciones de ‘carry trade’ con bonos soberanos son una opción interesante a primera vista, aunque no está exenta de riesgos y de polémica dentro de las propias entidades.

    El BCE ha decidido aliviar las tensiones de liquidez que sufre la banca desde este verano alargando las operaciones de financiación ilimitada a largo plazo hasta tres años y rebajando las exigencias para las garantías (colateral), entre otras cosas. Las medidas anunciadas sirven para mejorar a corto plazo la operativa de las entidades, pero su éxito dependerá de que los bancos superen sus reticencias y se acojan a estas facilidades.

    De entrada, la medida ha sido valorada positivamente, tanto por los analistas como desde el sector. Mejora las expectativas sobre la solución de la crisis y ha animado a los bancos y a los inversores privados a comprar deuda soberana española. Sin embargo, este consenso no existe sobre el ‘carry trade’ con bonos gubernamentales. El ‘carry trade’ consiste en tomar prestado barato para invertirlo donde hay mayores rentabilidades.

    Teniendo en cuenta el mal contexto económico y la caída del negocio de los bancos, que se ha comido los márgenes en nuestro país, “para muchas entidades el ‘carry trade’ no es una estrategia, es una necesidad”, comenta un analista. Pero desde un banco español destacan los peligros de comprar deuda solo para embolsarse el diferencial entre los tipos que les pide el banco central y los que pagan los gobiernos.

    Dificultará el acceso de los bancos a la financiación

    Los responsables de mercado de una entidad comentan que el principal criterio para la compra de deuda debe ser que se piense que la posición se vaya a revalorizar. Destaca que los recientes éxitos de las subastas del Tesoro a 5 años y a 3 y 6 meses no se debe a que los bancos se hayan lanzado a comprar para hacer ‘carry trade’, “no tendría mucho sentido”, si no a que se ha recuperado cierto optimismo sobre la solución a la crisis y se espera que a medio plazo el emisor español no vaya a subir los tipos. “El ‘carry’ ayuda, pero no por los dos o tres puntos de diferencia que hay. Es algo peligroso y la decisión no se puede tomar solo porque sea positivo”, subrayan.

    En este sentido, los analistas de Barclays señalan en un informe que, aunque las medidas anunciadas por el BCE permiten a los bancos hacer un atractivo ‘carry trade’, los préstamos a tres años (LTRO, siglas en inglés) no son la herramienta adecuada para estas operaciones y dificultarían aún más el acceso de los bancos a la financiación. Desde el banco consideran que el uso de los LTRO para ‘carry trade’ será limitado.

    En primer lugar, Barclays señala que los plazos pueden no interesar a las entidades. “Tres años es un periodo de tiempo mayor que el que pueden querer los bancos”. Además, estas operaciones llevarían a las entidades a aumentar su exposición a la deuda de los países periféricos -que son los que mayores rendimientos están ofreciendo-, lo que provocaría un problema de imagen. Y causaría dificultades a las entidades para convencer a los inversores de que solo recurren a los préstamos del BCE para obtener beneficios y no porque tengan problemas de financiación.

    El BCE realiza este miércoles la primera subasta para que los bancos de la eurozona soliciten dinero a tres años. La segunda operación se producirá en febrero del año que viene. Se trata de la primera subasta de este tipo, tras el anuncio que hizo el organismo el pasado 1 de diciembre. Hasta ahora el BCE había prestado a un plazo máximo de un año. Los analistas esperan que la demanda sea muy elevada, de entre 160.000 y 600.000 millones

    Economía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios