APENAS CONSIGUE 70 MILLONES PARA RECOMPRAR EL BANCO AL ESTADO

Fracaso total de Castellano en la primera ronda de recapitalización de Novagalicia

José Maria Castellano se ha dado de bruces con la cruda realidad de los mercados financieros. El presidente de Novagalicia apenas ha podido convencer a 17

José Maria Castellano se ha dado de bruces con la cruda realidad de los mercados financieros. El presidente de Novagalicia apenas ha podido convencer a 17 empresarios gallegos para que aporten 70,4 millones al proceso de recapitalización privada de la entidad regional. Un rotundo fracaso si se tiene en cuenta que al menos esperaba contar con 150 millones en esta primera ventana de liquidez.

 

Fuentes del sector aseguran que la negativa de Amancio Ortega a entrar en Novagalicia ha influido en la decisión de otros muchos empresarios gallegos a la hora de rascarse el bolsillo. El presidente de Inditex ha rechazado participar en la colecta organizada por su antiguo vicepresidente, con el apoyo de la Xunta de Galicia. Su postura alejó a otros muchos grandes patrimonios de la zona, con los que Castellano llevaba en conversaciones desde hace cerca de ochos meses.

 

Pese a esta pírrica cifra, a años luz de los 250 millones iniciales que el catedrático de economía pretendía captar en la primera fase, Novagalicia considera “un éxito el arranque de su plan de capital y el resultado de esta primera fase de inversión, tanto por la calidad de los inversores como por las cantidades aportadas, especialmente en un contexto como el actual de práctica imposibilidad de acceso a los mercados de financiación y por tratarse de un proceso único en estos momentos.

 

“Es una gran satisfacción que, en un plazo tan corto, el proyecto pueda comenzar con el respaldo de muchos de los principales empresarios gallegos. Agradecemos esta demostración de confianza”, señala José María Castellano en un comunicado. Fuentes próximas al banco resultante de la fusión entre Caixa Galicia y Caixanova muestran en privado su decepción por la cantidad recogida

 

Esos 70,4 millones de euros apenas representan un 2,59% del volumen inyectado por el Estado -2.682 millones- a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Entre los que han colaboración en la cuestión están la familia Somoza, dueños de Azkar, y los propietarios de Gadisa, Coren. Rianxeira, Copasa y San José, entre otros. En este último grupo también esta´Manuel Jové, que finalmente ha cedido a las presiones políticas.   

 

La inyección de capital privada de los ricos gallegos es todavía más decepcionante si se tiene en cuenta que, de los 70,4 millones, 26 se corresponden al acuerdo extrajudicial por el que Novagalicia ha pagado a Hierros Añón por su conflicto con la corporación industrial. Por tanto, la cifra neta no llega ni a los 45 millones entre 16 inversores, que han aportado apenas 2,7 millones por cabeza.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios