SU FONDO QUALITAS VENDE BRRA

Los fundadores de Prisa se 'hacen de oro' con su inversión en el negocio del aluminio

Las familias fundadoras de Prisa han salido airosas de su inversión en el mundo del aluminio. El fondo de capital riesgo Qualitas Equity Partners, en el

Foto: Los fundadores de Prisa se 'hacen de oro' con su inversión en el negocio del aluminio
Los fundadores de Prisa se 'hacen de oro' con su inversión en el negocio del aluminio

Las familias fundadoras de Prisa han salido airosas de su inversión en el mundo del aluminio. El fondo de capital riesgo Qualitas Equity Partners, en el que participan como inversores de referencia los herederos de Jesús Polanco y los de Pancho Pérez, creadores del primer grupo de medios en español, ha vendido la participación del 40% que poseía en BRRA (Befesa Reciclaje de Residuos de Aluminio) a Befesa Medioambiente, la filial del grupo Abengoa, por un importe de 34 millones de euros, según información oficial.

Con esta operación, Qualitas consigue para los Polanco y Pérez un retorno de dos veces su dinero invertido en la compañía y una TIR del 19%, a pesar de haber sufrido durante el periodo de inversión en BRRA una de las peores crisis del sector de las últimas décadas. QEP entró en el sector del reciclado del aluminio en 2007 con la compra de Alcasa al fondo de capital riesgo Ibersuizas, por la que pagó en torno a 60 millones de euros, para fusionar luego la compañía con una filial de Befesa, donde pasó a controlar un 40%.

A pesar del complicado calendario de la inversión, previo al periodo de crisis que arrancó a partir de mediados de 2007, la fusionada BRRA ha conseguido consolidarse durante estos cuatro años como una compañía líder en España y tercera de su sector en Europa, sobre todo gracias a su diversificación geográfica (presencia en 8 países) y a su especialización en el tratamiento de escorias salinas. Con estas magnitudes, la compañía factura más de 300 millones de euros y una estructura de deuda de 120 millones.

Esta desinversión deja a QEP con una sólo compañía en cartera. El fondo gestionado por Eric Halverson, Sergio García e Iñigo Olaiguibel mantiene aún el control de Garnica Plywood, el fabricante riojano de contrachapados de chopo, del que adquirió un 60% en octubre de 2006. De la mano de los fundadores, la familia Garnica, que posee el otro 40%, la compañía ha conseguido salvar la actual crisis y cerró el ejercicio de 2010 con una facturación de 90 millones, mejorando un 39% los resultados del ejercicio anterior. 

Desinversiones recientes 

Durante los últimos 15 meses, Qualitas ha desinvertido también exitosamente su participación en Tuenti, la red social made in Spain que vendieron en el verano del 2010 a Telefónica por una cantidad aproximada a los 90 millones de euros. Sólo con esta operación el fondo de las familias Polanco y Pérez logró una TIR superior al 60% en menos de dos años, magnitud por la que obtuvo el reconocimiento del sector con el galardón a la operación del año en 2011 por parte de la Asociación Española de Capital Riesgo (ASCRI).

QEP también ha vendido en los últimos meses su negocio de energía de Estados Unidos. El fondo de capital riesgo entró en el año 2006 en la sociedad Fotowatio Renewable Ventures (FRV), dirigida por Rafael Benjumea, justo en los años previos al boom de 2008. Precisamente, ese año se incorporaron como socios del fondo General Electric y Landon, con cuyas aportaciones llegaron a invertir más de 1.000 millones en fotovoltaico y termosolar entre Europa y EEUU, convirtiéndose en uno de los operadores privados más relevantes. 

Este verano, sin embargo, Fotowatio alcanzó un acuerdo con el fabricante Sun Edison para deshacerse de su división en EEUU. La operación, pendiente aún de cerrarse, asciende a 167 millones de euros. El fondo de renovables, donde Qualitas tiene un 33% como primer accionista, tiene 157 MW instalados y una cartera de más de 330 MW en proceso de desarrollo entre España, Italia y Australia, una dimensión que le permite facturar cerca de 100 millones de euros al año, según información oficial.

Pasado y futuro de QEP

Sin embargo, todas las inversiones de Qualitas no han resultado igual de provechosas. Durante este último año y medio, el fondo ha tenido que afrontar el cierre de la azulejera castellonense Azuvi (adquirida en 2004), la solicitud de concurso de acreedores del fabricante de prefabricados de hormigón Forte y su salida de la panificadora de masa congelada Bellsolá, su inversión más antigua (2003), que tuvo que afrontar un proceso de reestructuración al comienzo de la crisis para poder seguir adelante.

A partir de ahora, QEP debe considerar la oportunidad de levantar un nuevo fondo mientras termina de gestionar las dos inversiones pendientes. Desde 2003, fecha de su constitución, la firma ha gestionado 150 millones para capital riesgo y 225 millones para inversiones en energía renovable a nivel mundial. Ese mismo reto es el que está a punto de culminar Diana Capital o el que tendrá que iniciar la nueva Portobello Capital en cuanto termine de liquidar la cartera heredada de la antigua Ibersuizas. Pero eso llegará en 2012.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios