El Rey tercia ante el presidente de México para arreglar el conflicto entre Repsol y Pemex
  1. Economía
SE REUNIÓ CON FELIPE CALDERÓN PARA SUAVIZAR EL CONFLICTO

El Rey tercia ante el presidente de México para arreglar el conflicto entre Repsol y Pemex

De enemigos íntimos a amigos "prioritarios". Giro de ciento ochenta grados en la relación Repsol-Pemex en apenas tres semanas. A esa pacificación ha contribuido, según aseguran distintas fuentes,

Foto: El Rey tercia ante el presidente de México para arreglar el conflicto entre Repsol y Pemex
El Rey tercia ante el presidente de México para arreglar el conflicto entre Repsol y Pemex

De enemigos íntimos a amigos "prioritarios". Giro de ciento ochenta grados en la relación Repsol-Pemex en apenas tres semanas. A esa pacificación ha contribuido, según aseguran distintas fuentes, la intermediación del Rey don Juan Carlos, que ha aprovechado su buena relación con el presidente de México, Felipe Calderón, para acercar las posturas.

Las cosas han cambiado en poco tiempo. Igual que Repsol ha decidido “pasar página” en el conflicto con Pemex, según declaró el pasado jueves su presidente, Antonio Brufau, la mexicana, que había amenazado con llevar a los tribunales al primer ejecutivo del grupo español, ha dado orden a sus abogados de paralizar cualquier iniciativa judicial contra el consejo.

La destitución de Luis del Rivero como presidente de Sacyr Vallehermoso y la nueva actitud de los gestores de la constructora han contribuido a que las aguas vuelvan a su cauce. Pero también lo ha hecho la mediación de la Casa Real, Según fuentes conocedoras de las conversaciones, el monarca mantuvo un almuerzo con el presidente de México la semana pasada con motivo de la Cumbre Iberoamericana celebrada en Asunción (Paraguay).

En ese encuentro se trató el distanciamiento entre Repsol y Pemex, dos empresas que han sido socias desde hace más de 20 años. Don Juan Carlos era conocedor de la preocupación existente entre las dos partes por una conflictiva situación que ponía en peligro las buenas relaciones comerciales entre los dos países. En ese sentido, esas fuentes hacen hincapié en el trabajo previo del embajador de España en México, Manuel Alabart, íntimo amigo del jefe de la Casa Real, y antiguo responsable de la Embajada de Arabia Saudí.

Es decir, un buen conocedor de los problemas relacionados con el suministro de petróleo. Hay que recordar que, en los años ochenta, México, a través de Pemex, salió al rescate de España al garantizarle el crudo necesario para mantener la economía. Pero más aún, varios de los empresarios con gran presencia en el país latinoamericano, como BBVA, Santander, Telefónica, Gas Natural, Mapfre o Sol Meliá, trasmitieron a la Embajada y al círculo próximo al monarca de los riesgos de una batalla con México.


España ha invertido 40.149 millones de dólares en el país norteamericano en los últimos doce años, a una media de 3.277 por ejercicio, según un reciente estudio de Pricewaterhouse, elaborado con datos de la Secretaria de Economía de México. España es su octavo socio comercial y el primero de Europa, con casi 7.000 millones de importaciones y exportaciones al año. Cerca de 8.000 empresas españolas venden productos en México, según expuso el secretario de Estado de Comercio Exterior, Alfredo Bonet, en un viaje oficial que hizo el pasado mes de marzo a DF.

Puente de plata para la reunión entre Calderón y Brufau

La intermediación de don Juan Carlos ha tenido resultados inmediatos, hasta el punto de que Antonio Brufau se reunió el pasado jueves con Felipe Calderón para aunar esfuerzos. Brufau expresó su deseo de que Repsol y Pemex tengan una "buena relación" que les garantice un entendimiento "largo y de muchos años". El empresario de Mollerusa quitó importancia a su reunión con el presidente de México -"tiene cosas mucho más importantes que lo que pueda ser Repsol, Pemex y lo que sea”, matizó-, pero su discurso fue totalmente benevolente, sin el cariz beligerante de semanas anteriores.

"Lo que ha pasado ahora es quizá fruto de muchas circunstancias y todos debemos levantar un poco la vista para construir sobre un futuro. La relación entre Pemex y Repsol es larga y de muchos años y por lo tanto debe seguir siendo larga y de muchos años", señaló. Lo más llamativo es que Brufau remarcó que "para el consejo de administración de Repsol la relación con Pemex es prioritaria”, cuando hace apenas diez días se insistía desde la empresa española en echar a los consejeros de la mexicana del órgano de gobierno.

Más aún, oficialmente se mantiene el discurso de que en la última reunión del consejo, celebrado el 26 de octubre, se aprobó el acta del de septiembre en el que se propuso la modificación de varios artículos para poder expulsar a los consejeros considerados competidores, como era -o es- el de Pemex. Versión que difiere de la que ofrece la mexicana, Sacyr y La Caixa, cuyo presidente, Isidro Fainé, también ha dicho que el enfrentamiento está "acabado". Cosas de Palacio.

Pemex Repsol Honda