PISCINAS FANTASMA, PENSIONISTAS MUERTOS Y FRAUDE A RAUDALES

Evasión y victoria: en Grecia casi nadie rinde cuentas con Hacienda

Lo recuerdan los libros de texto: hace miles de años Grecia fue la cuna de la cultura y el desarrollo del planeta. Hoy sólo quedan las

Foto: Evasión y victoria: en Grecia casi nadie rinde cuentas con Hacienda
Evasión y victoria: en Grecia casi nadie rinde cuentas con Hacienda

Lo recuerdan los libros de texto: hace miles de años Grecia fue la cuna de la cultura y el desarrollo del planeta. Hoy sólo quedan las cenizas de los Aristóteles, Platón, Arquímedes o Pitágoras. Mientras las bolsas de medio mundo y los cimientos del euro se tambalean pensando en una tragedia que adquiere día a día tintes cruentos, el Gobierno heleno busca cuadrar, tijera en mano, un puzle cada vez más complejo. Pero, en medio de toda clase de planes de ajuste y políticas de austeridad, bajo las alfombras aparecen todo tipo de triquiñuelas para evadir impuestos y seguir viviendo a costa de una caja que hace tiempo perdió de vista su fondo.   

Una vida por encima de las posibilidades reales desde hace décadas. Ésta es una de las frases más repetidas en los últimos tiempos cuando los expertos tratan de justificar la realidad que vive el país heleno. La picaresca se ha instalado como deporte nacional mientras el Gobierno multiplica sus esfuerzos a la hora de intentar buscar ideas para hacer caja. Sin embargo, según han confesado miembros del Ejecutivo, el problema con el que se encuentran no reside en crear nuevos impuestos, está más bien en conseguir recaudarlos.

Un ejemplo de ello es la tasa que grava la posesión de yates o piscinas. En el segundo caso apenas fueron declaradas 324 en toda la ciudad de Atenas mientras que varias imágenes tomadas desde un satélite, encargadas por el Gobierno, cuantificaban éstas en casi 17.000. No fue el único caso de evasión en lo que a bienes inmuebles se refiere. El Gobierno puso en marcha la máquina recaudadora con una medida que encarecía 50 céntimos de euro el metro cuadrado de las viviendas en las zonas más pobres y en diez euros en las más adineradas. La medida tenía previsto recaudar 2.000 millones de euros. Apenas consiguió 730 millones.

“Evasión y victoria” parece haberse convertido en el lema que esgrime buena parte de la población ante la ola de impuestos que les tiene preparado el Gobierno para los próximos meses. Subidas de dos y tres puntos en el IVA, de diez (hasta el 23%) en el caso de los restaurantes, recorte de funcionarios, tasas de solidaridad de entre un 1% y un 5% para todos los hogares, importantes subidas de alcohol, tabaco, viviendas, automóviles, etc… El Estado ha echado cálculos y espera recaudar más de 3.000 millones en el presente ejercicio. La realidad augura unos resultados más austeros.

Del pensionista muerto al rumor de los Porsches Cayenne

Según los cálculos del Gobierno griego publicados el pasado mes de octubre, la evasión fiscal ha alcanzado cotas máximas situándose en 37.000 millones de euros desviados por unas 15.000 personas, unos datos que podrían aumentar hasta los 40.000 millones a final de año. Este mismo estudio revela que los ciudadanos más ricos habrían sacado del país unos 5.500 millones de euros sólo en 2009. El ministro de Finanzas, Evánguelos Venizelos, aseguró hace unos días que estas cuentas serán descubiertas, perseguidas y gravadas con un impuesto que podría ascender al 45% del total.

Sin embargo, el esperpento llegó a su máximo exponente este pasado verano cuando salió a la luz que más de 4.500 funcionarios seguían cobrando sus pensiones después de haber muerto. El coste estimado que ha supuesto este nuevo quiebro asciende a más de 16 millones de euros anuales. En esta misma línea la ministra de Trabajo ha apuntado a que se están realizando investigaciones ya que más de 9.000 pensionistas tienen más de cien años. Según sus estimaciones, la aplicación de estos filtros supondría un ahorro anual de más de cien millones de euros.

La lista de datos llamativos que ilustran el constante regate a la Hacienda griega es larga. Una de las últimas fue un dato publicado en un blog del diario Daily Telegraph que aseguraba que en Grecia había más dueños de Porsches Cayenne que contribuyentes que declarasen ganar más de 50.000 euros anuales. No obstante, en las últimas semanas, varios diarios económicos han puesto en duda estas afirmaciones realizadas por el economista griego Herakles Polemarchakis. Al parecer, la compañía apenas vendió 1.570 vehículos en Grecia entre los años 2002 y 2009. Al conocer los datos, desde el Ministerio de Economía suspiraban aliviados por esquivar el enésimo quiebro vergonzante –muy comentado en la red- del que rendir cuentas ante la opinión pública.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios