Botín sí gana: sus convertibles serán las únicas que computen como capital
  1. Economía
SUPONEN 8.500 MILLONES DE LOS 15.000 QUE NECESITA

Botín sí gana: sus convertibles serán las únicas que computen como capital

La banca española ha sufrido una derrota generalizada en la cumbre europea por las altísimas necesidades de recapitalización establecidas. Pero ha habido un triunfador que se ha

placeholder Foto: Botín sí gana: sus convertibles serán las únicas que computen como capital
Botín sí gana: sus convertibles serán las únicas que computen como capital

La banca española ha sufrido una derrota generalizada en la cumbre europea por las altísimas necesidades de recapitalización establecidas. Pero ha habido un triunfador que se ha salvado de verse en una situación muy comprometida: el Santander, que ha logrado que sus convertibles sí cuenten para recapitalizarse. Lo cual supone 8.497 de los 14.971 millones que necesita captar, según el hecho relevante publicado por el banco, y, en consecuencia, hace mucho más asumible su recapitalización.

Se trata de algo muy llamativo, puesto que la EBA da de plazo a las entidades hasta julio de 2012 para recapitalizarse pero permite que "los instrumentos ya emitidos de capital convertible sean eligibles si se convierten en Core Tier 1 antes del fin de octubre de 2012"... que es curiosamente la fecha en que vencen los famosos 'valores Santander'.

La EBA no aclara en ningún momento las razones de esta discrepancia de fechas y por qué se ha escogido octubre y no el 31 de diciembre de 2012 como en los test de estrés de julio (entonces computaron las convertibles que vencieran antes de esa fecha).

En todo caso, el único beneficiado por esta 'excepción' es el banco que preside Emilio Botín, puesto que los 1.191 millones que tiene emitidos el Popular vencen en 2013. Este banco tendrá que convertir anticipadamente sus instrumentos, con la penalización correspondiente para compensar a los inversores por los cupones que no van a recibir, si quiere utilizarlos para recapitalizarse. 

Más sangrante todavía es el caso de La Caixa, que tiene 750 millones en convertibles que vencen en diciembre de 2012 y que no podrá utilizar para recapitalizarse aunque sí contaron para los test de estrés de julio. Con estos títulos la entidad catalana no necesitaría nada más, puesto que solo tiene necesidades de capital de 602 millones.  

"El Santander ha estado presionando muchísimo al Gobierno para que consiguiera salvar sus convertibles y al final lo ha conseguido", asegura otra entidad que ha estado presente en las negociaciones con la EBA. "Es el único logro de Zapatero, pero es que, si no lo consigue, a ver de dónde saca Botín 15.000 millones", añade.

Dejando aparte la victoria de Botín, hay un descontento generalizado en el sector con la actuación del Gobierno porque no ha conseguido ninguna de las peticiones de la banca española y ésta ha acabado como la más perjudicada, sólo por detrás de la griega.

Compensación a los titulares de los valores

En todo caso, el Santander no tiene el horizonte despejado con sus convertibles, puesto que el precio de conversión es de 14 euros cuando la acción cotiza a 6,2 euros. Es decir, los tenedores de estos títulos -en su mayor parte clientes individuales del Santander- acumulan una pérdida del 56%, aunque minorada por los cupones anuales.

De ahí que desde hace tiempo se rumoree que Botín va a ofrecer alguna compensación a sus clientes por estas pérdidas, como hizo en los casos de los bonos de Lehman Brothers o los fondos de Optimal que invertían en la estafa de Madoff. Probablemente, la solución a los 'valores Santander' sea similar: una compensación por estas pérdidas en forma de títulos perpetuos (preferentes) que no se pueden convertir en dinero a corto plazo y que pagan un interés muy bajo.

En el caso del Popular, la situación también es muy compleja. Sus convertibles proceden de dos emisiones. La primera, de 500 millones con vencimiento en diciembre de 2013, se canjea a precios de mercado, con lo que no habría problemas para hacerlo anticipadamente con una compensación por el cupón que de dejará de pagar. Más problemática es la segunda, de 691 millones con vencimiento en noviembre de 2013, ya que tiene un precio de canje de 7,3 euros y el banco cotiza hoy a 3,4. Es decir, se enfrenta a un problema similar al del Santander si quiere convertirla anticipadamente para que cuente como capital.

Emilio Botín